martes, 23 de octubre de 2012

SHOWS - GUNS n' ROSES (Montreal, 1992)




ARMAS, ROSAS Y FUEGO

* * *
BUENO


Mediaba el año 1992, y dos bandas monstruosas unieron fuerzas para realizar una serie de conciertos juntos. Guns N´ Roses y Metallica compartirían el estadio, y junto a ellos Faith No More actuaría como teloneros. La primera fecha fue realizada el 17 de julio en el estadio Robert Kennedy de Washington ante 50.000 asistentes. Siguió Indianápolis, Buffalo, Pittsburg, Columbia y Minneapolis, hasta Montreal.


Eran tiempos turbulentos para GN’R, una banda que vivía al borde del peligro, coqueteando con límite de su propia existencia y de naturaleza destructiva. El caos de Donnington '88, la revuelta en St. Loius '91, la traumática partida de Izzy y Adler y los conflictos con Geffen acerca de la publicación de los Illusion, situaron a la banda en una nebulosa llena de polémica y cuestionamiento desde la prensa especializada, quien los bautizó la banda más peligrosa del mundo.
 
Finalmente, el espectáculo llegó el 8 de agosto al estadio Olímpico de Montreal, Canadá. Para la puesta en escena de estos shows, trabajaban 400 asistentes técnicos que se encargaban de los arreglos generales. Como cada grupo quería su propio escenario, se montaban los dos, uno frente al otro. Cada banda realizaba un show de dos horas y cuarenta y cinco minutos, sumados a los cuarenta y cinco minutos del grupo telonero.

Allí, Faith No More ofreció un show sin inconvenientes. Sin embargo, durante el turno de Metallica, en medio del concierto, un efecto de pirotecnia lastimó al guitarrista James Hetfield, causándole quemaduras de tercer grado, por lo que tuvieron que despedirse del público antes de lo esperado. Para preparar el escenario de Guns N´ Roses, que seguía a continuación, realizaron un entreacto durante el cual se dispusieron a atenuar la espera de la enfervorizada audiencia. 


De antemano, Axl Rose ya venía con algunos problemas en sus cuerdas vocales, lo que se veía impedido de utilizar todo su potencial. Por este motivo, al comenzar el show hubo insultos de parte del público hacia el cantante. Con un recibimiento exasperante, el clima, se veía, no era el más ameno. Poco importaron los temas mas populares con los que la banda había encarado un setlist contundente.

A los cincuenta y cinco minutos de comenzado el concierto, Rose se hartó de paciencia y la bestia nuevamente explotó. Cansado de los insultos, gritó a la audiencia insutándola y arengándola a que les devuelvan el valor de la entrada. A continuación la banda se retiró del escenario, visiblemente incómodos, presos de un clima hostil de naturaleza, literalmente, incendiaria.

Mientras, entre tanto desconcierto, la multitud era invitada a retirarse del predio, un grupo de fans inició una quema de banderas y remeras de la banda. A esto le siguieron los destrozos de gradas, stands, incendio de butacas. En las afueras del el estacionamiento del estadio, los autos eran volteados y golpeados.

El importante operativo de seguridad montado para la ocasión no pudo impedir los daños. No obstante, la organización del evento, conciente de lo impredecible del grupo, había realizado previamente una cláusula especial en el contrato que establecía que la banda debería pagar 10.000 dólares por minuto de retraso en la hora del cierre del show; pero esto no fue suficiente.

El saldo fue de más de 100.000 dólares en destrozos. Hubo también ocho policías y una decena de asistentes heridos, y 14 detenidos por robo y portación de armas. Debido al incidente, Guns N´ Roses fue inhabilitado para dar conciertos en la capital canadiense, donde su reputación decreció considerablemente, pero su popularidad ya los convertía en una banda indiscutida.



Slash concluía acerca del sino trágico que perseguía los shows de la banda y su naturaleza marginal: "Los términos rock n´ roll y exceso ya se han transformado en sinónimos. Mucho se ha escrito acerca de esta banda. Yo recuerdo cuando venía aquí a ver a Aerosmith y a Van Halen y a los Stones también. Soñaba con estar allí arriba. La otra noche estuve allí arriba y no me di cuenta. Ningún miembro de esta banda apoya el uso de las drogas, pero Steven y yo estábamos en eso. Pero no se trata solo de abusos, no vamos a ser nosotros como esas bandas débiles que no se meten en problemas".
 


Setlist:


1. It's So Easy 
2. Mr. Brownstone
3. Live and Let Die (Wings cover)
4. Attitude (Misfits cover)
5. Nightrain
6. Perfect Crime 
7. Double Talkin' Jive 
8. Bad Obsession 
9. Civil War (incompleta)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada