martes, 23 de octubre de 2012

SHOWS - GUNS n' ROSES (St. Louis, 1991)





VIOLENTO Y PROFANO


* * *
BUENO



El 2 de julio de 1991 es una fecha que los integrantes de Guns N´ Roses siempre recordarán; así también los habitantes de la ciudad de Saint Louis, del estado americano de Missouri. Ese día la banda ofreció un concierto en el Riverport Anphitheatre, ante 16.000 espectadores.

Mientras el grupo interpretaba el tema Rocket Queen, el bajista Duff Mc Kagan recibió el impacto de una botella que había sido arrojada desde el público, a pesar de que se suponía que estaba prohibida la entrada con envases de bebidas. También se suponía que una guardia de seguridad estaría permanentemente controlando el ingreso al estadio, pero ésta brillaba por su ausencia.
En las primeras filas se encontraba un motociclista que no paraba de causar problemas. Ya durante el set, este individuo había detenido la actuación de la banda insistiendo constantemente en llamar la atención de Axl Rose. Luego sacó una cámara y comenzó a tomar fotografías de la banda.


Todo marchaba peor y comenazaba a enfurecer el temperamental carácter de Axl. Se suponía que existía una prohibición legal al respecto del ingreso con cámaras fotográficas al concierto, restricción habitual en los conciertos de GN'R y que mas de una disputa le había traído al cantante con sus fans al respecto.
A los noventa minutos de empezado el show, Rose no soporto más la situación, y al ver que la seguridad del lugar no respondía a sus demandas, él mismo se lanzó al público para quitarle la cámara al motociclista. Inmediatamente fue rescatado de la multitud por los miembros y asistentes de la banda. Luego del enojo del vocalista, el concierto no podía continuar. Así fue que Rose le dijo al público: "Me voy de aquí" y se retiró del escenario, arrojando su micrófono entre insultos, seguido por sus incrédulos compañeros, acostumbrados a lo intempestivo e impredecible de Rose.

"Piensan que todo sucedió porque yo no quería que me sacaran fotos. La cámara fue la última cosa por la que me sentí enfermo; el problema era con la seguridad. Hubo un extraño espacio en mi mente toda la noche, estaba pensando que algo no está bien aquí ¿por qué esa extraña actitud, esa pasividad en la seguridad?` No había sentimiento de que estuviéramos en el mismo equipo" recordaba Axl 

Durante "Welcome To The Jungle", un tipo sacó a fuera a un chico haciéndose el duro. Y después me miró con una gran sonrisa, como diciendo `mirá lo que les hago a tus fans´, con orgullo. La gente que trabaja con nosotros tiene experiencia, han visto un montón de cosas, y hace lo mejor para que nadie salga herido. Si tienen que sacar a alguien lo hacen, pero usualmente hay un montón de cuidado con eso. Earl Gabbidon, guardaespaldas de Axl, le advirtió a la gente que estaba adelante que guardara sus cámaras o se terminaba el show. "Pero la gente del estadio no lo hizo", puntualizó Axl Rose durante una entrevista posterior al incidente.


Las luces del estadio permanecieron apagadas durante 20 minutos, mientras la gente esperaba y abucheaba. Finalmente, las luces se encendieron y los asistentes técnicos comenzaron a desmontar los equipos bajo una lluvia constante de botellas y latas arrojadas desde el público.
Al ver que el show realmente había culminado, los fans enfurecidos se fueron sobre el escenario atacando a la policía que protegía el equipamiento de la banda. Todo el departamento de policía de St. Louis fue enviado a intervenir para evitar los desmanes. Pero a pesar de la presencia de 500 oficiales, la fuerza fue repelida por los asistentes durante más de dos horas, quienes ocasionaron daños por más de un de millón de dólares al predio, y destruyeron por completo el equipamiento del grupo.


Como consecuencia, 60 personas fueron hospitalizadas con heridas de diversa gravedad, y 15 fueron arrestadas. Al día siguiente, el manager Doug Goldstein declaró a la prensa local que el servicio de seguridad en el estadio había sido totalmente ineficaz, ya que había ingresado gente portando navajas y botellas, y aseguró que Duff Mc Kagan fue blanco de proyectiles al menos dos veces durante el concierto, sin que la seguridad hiciera nada al respecto.
Inmediatamente, los promotores locales del espectáculo demandaron a la banda por un millón de dólares en concepto de daños ocasionados. Asimismo, presentaron una orden judicial por el arresto de Axl Rose, siendo acusado por cuatro cargos menores: disturbios, incitación a la violencia, daños y perjuicios y resistencia a la autoridad.


 Con su condena pendiente, el vocalista comentó a la prensa: "Nunca golpeé al tipo con la cámara. Lo agarré de la ropa. Al único que sacudí, ni siquiera golpeé, fue a uno de seguridad que me gritaba y tiraba de la ropa. Fue una combinación de muchas cosas. Guns N´ Roses no fue totalmente inocente, yo tampoco. Podríamos haber manejado mejor las cosas, pero al fin de cuentas somos el único eslabón. Fue un mal momento para todos".
Rose resultó culpable, con una condena en suspenso de cuatro años y medio de prisión, y debió pagar una multa de 4.500 dólares. Debido al incidente, Guns N´ Roses tiene la entrada prohibida a la ciudad de St. Louis. En el siguiente concierto, realizado en Dallas, Texas, al finalizar el show el cantante se despidió diciendo: "Gracias Dallas. Fuck you St. Louis! Dios salve América", y de ahí en más lució en varias oportunidades una remera con la inscripción "St. Louis Sucks" ("St. Louis apesta").


En una oportunidad, el vocalista comentó sobre el extraño efecto de publicidad que el hecho produjo: "Lo extraño de todo esto es que a la larga todo va a quedar en la nada, pero a nosotros nos hace más grandes".
Salvaje, potente, acústica, con crescendos y arreglos musicales que terminaban en un gran caos de punteos de guitarra eléctrica, sumados a un piano de cola tocado a la perfección en November Rain, hacían del repertorio gunner una carta de presentación imbatible. Desde el suave sussurro de Patience al violento rasp de Civil War, a GN'TR le bastó medio concierto y un paneo por sus mejores clásicos de Appetite e Illusions para demostrar porque eran la mejor banda del momento.

Hubiera sido, en lo que se recuerda, el mejor show nunca antes brindado. La banda sonaba ajustada como nunca y Axl estaba en una de esas noches donde la bestia escénica desnudaba a un frontman de otro planeta. Pero GN'R vivió siempre al límite del peligro y el caos absoluto, y el fraude de St. Louis es otra tangible prueba de su inflamable y eruptiva naturaleza. Los demonios internos que acosaban el seno y la unidad de la formación habían comenzado a erosionarse.


 Setlist:

1. Perfect Crime
2. Mr. Brownstone 

3. Live and Let Die (Wings cover)
4. Dust N' Bones

5. You Could Be Mine

6. Patience (c/ I Was Only Joking Intro)

7. Double Talkin' Jive

8. November Rain

9. Welcome to the Jungle

10. Civil War 

11. 14 Years 

12. Solo de batería (Matt Sorum)

13. Slash Solo de Guitarra "Speak Softly Love" 

14. Rocket Queen (incompleta) 


Clip - Rocket Queen:

 

1 comentario:

  1. Estuvo super bueno lo que hubo de concierto ahorita lo estoy viendo xd!1

    ResponderEliminar