lunes, 24 de diciembre de 2012

DISCOS - USE YOUR ILLUSION I, (Guns n' Roses, 1991) //Parte II

 



REFUNDAR EL ROCK MODERNO
EN MEDIO DE LA TORMENTA



La "dificultad del segundo álbum" siempre ha sido una de las leyendas del rock & roll, pero pocos segundos álbumes han sido tan difíciles como "Use Your Illusion, 1 y 2". Realmente no concebido como un doble álbum, pero imposible separarlos como trabajos individuales, "Use Your Illusion" es un ejemplo claro de lo que le puede ocurrir a una banda de repentino éxito y que obtiene todo lo deseado, permitiéndoles que sus ambiciones corran libremente.

Tras tomarse casi tres años para completar el disco, la grabación resultó realmente difícil, y las tensiones entre Slash, Izzy Stradlin y Axl eran más que evidentes. Los dos guitarristas, particularmente Stradlin, trataban de mantener el grupo cercano a sus raíces de hard rock, pero Axl deseaba ser una mezcla de Queen y Elton John. Una solución razonable era haber dividido de manera clara estas ambiciones en los discos, pero en lugar de ésto, se mezclan en ambos, es una simple coincidencia que el "1ro" suene más hard rock que el "2do". 

Stradlin tiene una presencia más fuerte en el primero, contribuyendo con tres de los mejores temas, "Dust N' Bones", "You Ain't the First" y "Double Talkin' Jive", ayudando a mantener el álbum en el territorio de Rolling Stones o Aerosmith. En general, en el álbum hay temas de relleno, pero también tiene dos épicas como "Novermber Rain" y "Coma", en los que Axl satisface sus ambiciones, además de encontrarnos con el rabioso "Perfect Crime" y la versión original de la balada "Don't Cry".


"Use Your Illusion 2" es más serio y ambicioso que la primera entrega, pero es también considerablemente más pretencioso. Con más de cuatro canciones de más de seis minutos, el "2" suena a heavy épico, si bien está cargado de metal funk en el tema "Locomotive" o de antimilitarismo en "Civil War".

"14 Years" puede tener ciertos aires hacia los ritmos de los Stones, y "So Fine" puede resultar entretenida, "Get In The Ring", es un exquisito rant en donde Axl amenaza a periodistas rock debido a sus malas críticas, la gran interpretación del famoso tema de Dylan "Knockin' On Heaven's Door", "Don't Cry" es el tercer pilar de la épica trilogía, pero no hay perdón para la rid´culo inclusión de "My World", que probablemente recoge la inestabilidad de Axl tan efectivamente como la poesía atormentada y épica del resto del álbum. 

Dicho ésto, hay también numerosas razones para alabar "Use Your Illusion 2", hay canciones muy enérgicas y tocadas con mucho nervio, la grandilocuencia épica está muy bien reflejada y muy bien dosificada y se observan las aspiraciones de la banda. En definitiva, un disco para todos los gustos, algunos lo alabarán y otros lo despedazarán, pero personalmente me aproximo más al primer grupo.

Pero hoy algunas de las canciones de ‘Use Your Illusion’ han sobrevivido el tiempo y siguen recibiendo comentarios positivos. “Dead Horse” es una de las primeras canciones que escribió Axl y “Back off Bitch” fue escrita incluso antes de la formación de Guns N’ Roses. “You Could be Mine”, estuvo cerca de ser incluida en ‘Appetite’ y “November Rain” fue escrita por Slash y Rose en 1986, antes de la grabación del disco.

Don´t Cry, una de las primeras canciones compuestas por Guns N´ Roses, que sin embargo se había quedado fuera del “Appetite” por entender la banda que no encajaba con el resto de temas elegidos para su álbum de debut.

Teniendo en cuenta que “Appetite For Destruction” se había convertido en el álbum de debut más vendido en la historia de la música, resulta difícil imaginar cómo es posible que una banda pueda plantearse para su siguiente trabajo un desafío de tal calibre y riesgo como lo fueron los dos discos de “Use Your Illusion”. Sin embargo, nada parecía inalcanzable para Guns N´ Roses en aquella época, y los delirios de grandeza de Axl Rose comenzaban a tomar forma, para bien y para mal. Visionario, egocéntrico, caprichoso y por supuesto genial, Rose no quiso conformarse ni tampoco repetir la fórmula del éxito del “Appetite”. Su objetivo era asombrar al mundo y trascender más allá de lo imaginable, aunque ello supusiera dejar "algunos cadáveres" por el camino…

Hagamos un poco de historia. El primero de esos “cadáveres” fue el del batería Steven Adler, cuya adicción a las drogas le había convertido en un fantasma de sí mismo. Mucho se ha quejado el bueno de Steven sobre su expulsión de Guns N´ Roses, pero parece evidente que a principios de los 90 su capacidad musical había quedado gravemente mermada por culpa de sus numerosos (y peligrosos) vicios. Incapaz de seguir el ritmo en las grabaciones, Adler fue finalmente reemplazado por Matt Sorum, hasta entonces batería de The Cult. La formación original de Guns N´ Roses era ya historia, y la desbandada no había hecho más que empezar… 

Poco después de la publicación de los Illusions (en los que su aportación había resultado fundamental), Izzy Stradlin anunció que dejaba el grupo para iniciar su carrera en solitario. Abrumado por las dimensiones que había adquirido la fama de la banda, y también harto de aguantar los desmanes de Rose, Stradlin dijo “adiós” y se marchó sin hacer ruido. Su sustituto fue Gilby Clarke, guitarrista correcto donde los haya pero sin el talento ni el carisma de su antecesor. La descomposición era ya imparable…

Use Your Illusion I’ y ‘Use Your Illusion 2’ fueron limitados a un CD por cada álbum pero en vinilo fue una obra de dos discos cada uno, siendo ocho lados en su versión vinilo. Con 4.2 millones de copias enviadas a las tiendas de discos para su lanzamiento para que estuvieran disponibles a la madrugada del 28 de septiembre y este se convirtió en el envío de discos más grande en la historia. Pero tal ambición también tuvo su precio.
Todos quienes estaban cerca de la banda hoy admiten que Guns N’ Roses se encontraba al borde del precipicio incluso antes de la grabación. 

Tal como lo dijo Slash en una reciente entrevista con Total Guitar: “Yo estaba totalmente obsesionado con la creación de los discos ‘Illusion’ y cuando entramos al estudio me centré en todos sus elementos y había pasado mucho tiempo sin estar en un estudio. Hicimos ‘Appetite’ (For Destruction), giramos por muchos años y para mí - y otros dos de los muchachos – nos sentíamos quemados y agotados al momento de comenzar a trabajar. Pero nos salimos de ese dilema y regresamos a trabajar”.

Para el cantante Axl Rose sus ambiciones y expectativas eran superiores: “Queríamos definirnos como banda”, le dijo a Rolling Stone. “‘Appetite’ era nuestra piedra angular, un lugar para comenzar. Era como decir: ‘esta es nuestra tierra y vamos a poner nuestra primera piedra para edificar el futuro’”

Slash y Axl podían estar en el mismo lugar y compartir algunas ideas, pero Guns N’ Roses como banda no se encontraba en su mejor momento para cumplirlas. Slash venia sobrellevando un problema con las drogas que venía desde los días gloriosos de ‘Appetite’. El bajista Duff McKagan tenía sus propias batallas con el alcohol y el baterista Steven Adler había dejado la banda y fue reemplazado por Matt Sorum. Izzy Stradlin tenía sus propios asuntos y líos y Axl Rose se había convertido en un personaje recluso y solo “hablaba” con algunos de sus compañeros a través de su equipo de manejadores. La banda, en estas condiciones, se mudo a Chicago para la grabación de ‘Use Your Illusion’

Y con las primeras decisiones llegaron los primeros roces. Slash admitió: “yo hubiera preferido hacer un disco con solo 10 canciones que fueran simples”. Mientras que el álbum permitió la colaboración de todos los integrantes, no todos compartían la misma idea. La presencia de sintetizadores en las armonías causaron el primer disgusto de Slash: “Yo me opuse a los sintetizadores y hoy lo sigo haciendo”.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario