martes, 5 de marzo de 2013

BANDAS - SCORPIONS (1969-)




LA LEYENDA ALEMANA DEL ROCK


-->



Los "escorpiones” de Hannover, son, sin duda, la más grandiosa banda de rock surgida en Alemania. Fundado a principios de los setenta por los hermanos Michael y Rudolph Schenker, el grupo debutó en 1972 con 'Action' (compañía Brain), un álbum anómalo en su discografía, en el que mezclan el rock y la música de vanguardia de aquellos años, un debut irregular, pero los momentos en que un jovencísimo Michael Schenker "ataca" con su guitarra son interesantes.

Sin embargo, para poder apreciar a los verdaderos Scorpions, es necesario esperar a 1974, año en que se publicó 'FIy to the Rainbow'. Michael Schenker ya no formaba parte del grupo, Phil Mogg lo había fichado para sus U.F.O., y Uli Roth, su sustituto en Scorpions, resultó ser un buen elemento. A pesar de las imitaciones al estilo de Jimi Hendrix, el disco es una obra maestra. Un año después apareció 'In trance', bajo la etiqueta RCA, al igual que el álbum anterior. Con la portada en blanco y negro, el disco posee un nivel más que satisfactorio. La producción se confió a Dieter Dierks, entonces prácticamente desconocido y hoy uno de los más cotizados productores de hard rock.

El ingreso de Herman Rarebell, en 1978, puso fin a la sucesión de baterías, y la compenetración entre Schenker, Roth y el bajista Francis Bucholz experimentó enormes progresos; en el aspecto compositivo, la "sintonía" entre Rudolph Schenker y el cantante Klaus Meine también se consolidó. La canción que da título al álbum, junto a 'Robot man', 'Dark lady' y muchos otros títulos, refleja a unos Scorpions en plena forma, sin duda una de las bandas más agresivas de aquel período. En 1976 publicaron otros dos álbumes: el primero, 'Lonesome crow', es la reedición de 'Action' llevada a cabo por RCA, reedición comercialmente obligada a la luz de su creciente popularidad; el segundo, 'Virgin Killers', confirma su constante ascenso. 'Pictured life', 'Polar nights' y 'Backstage queen' son canciones que brillan con luz propia.

El siguiente álbum, 'Taken by force', no alcanza el nivel de sus producciones anteriores: temas como 'Steamrock fever', 'We'll burn the sky' y 'He's a woman she's a man' alternan con otros muy inferiores. Era el momento de ordenar las ideas, así que el grupo decidió tomarse un descanso. La ocasión se presentó tras una serie de conciertos en Japón. Un resumen de estos conciertos, ofrecidos entre el 24 y el 27 de abril en el glorioso Sun Plaza Hall de Tokio, se publicó en disco bajo el título de 'Tokyo tapes'.

Tras su experiencia japonesa, Uli Roth abandonó el grupo para iniciar una carrera en solitario discretamente aceptada por parte de la crítica pero no por el público. Lo sustituyó Mathias Jabs. Desde este momento, la política de Scorpions cambió totalmente de dirección. La tentación de considerar 'Tokyo tapes' como el fin de una etapa se confirmó cuando apareció 'Lovedrive' en 1979. EMI arrebató la banda a RCA, y la jugada se reveló como muy acertada. De los diez temas incluidos en el disco, nueve siguen siendo interpretádos en sus conciertos actualmente, cada uno de ellos es un hit en potencia. Se trata indudablemente de un álbum fundamental para el renacimiento del heavy metal europeo. La contribució de Jabs es enorme: fantasioso, veloz y seguramente más dinamico que Roth; su estilo, es inconfundible.

En 'Animal magnetism' (1980) las composiciones se hacen más duras, pero, paralelamente, comienzan a aparecer las baladas que caracterizarán al sonido de la banda en los ochenta. 'Blackout', que apareció dos años después, es otro álbum imprescindible, y los alemanes logran entrar por fin en el Top Ten americano. En 1984, 'Love at first sting', proyectó una vez más al grupo alemán a la cima de las listas de todo el mundo, gracias en parte a 'Still loving you', quizá la balada rock más escuchada de la década. En este punto editaron un doble álbum en directo que parecía un recurso para enmascarar las tensiones internas, pero que representa la consagración definitiva de un grupo que llevaba quince años en la brecha. Después de una gira de más de un año de duración apareció 'World wide live', un bellísimo album en directo, tan perfecto que hizo surgir dudas sobre la honestidad de su contenido. Estas dudas se revelaron infundadas; los ''escorpiones" en directo son realmente una máquina perfecta.
 
A principios de 1988, cuatro años después de 'Love at first sting', apareció 'Savage amusement'. La paciencia de los fans se vio puesta a prueba. Aparecieron preocupantes noticias en las revistas especializadas. Algunos decían que Meine había perdido la voz (y que en notas más altas cantaba Lee Aaron); para otros la razón de tanta tardanza se debía al abandono del grupo por parte de Dieter Dierks. Pero sólo eran rumores.

Las innovaciones en el seno del grupo eran tangibles: cuatro años no podían pasar en vano, especialmente en la escena del hard rock. Así, pues, 'Savage amusement' muestra un grupo más refinado, quizá superproducido, pero sin duda capaz de decir aun muchas cosas.

“Savage Amusement” de 1988 marcaría un cambio en la carrera de la banda, ya que fue el último disco producido por Dieter Dierks y comenzaba el tiempo en que Scorpions daba más que hablar por sus presentaciones que vulneraron la impenetrable cortina de hierro - con 10 shows ofrecidos en Leningrado, ex URSS- y sus intenciones de unir al mundo con su música y su mensaje de fraternidad, una Perestroika de rock & roll. En vista de la visita histórica de Scorpions a tierras sovieticas en 1988, se pudo concretar la idea de un gran concierto por la paz y las buenas intenciones del rock. Este tuvo lugar, bajo el nombre de Moscow Peace Festival, en agosto de 1989 y en el corto tiempo transcurrido, inspirado por esos eventos, llegó Klaus Meine a crear esa inmortal ‘Winds Of Change’.

Para finales de 1989 la historia escribiría los sucesos de un evento, que indirectamente estaba relacionado con las iniciativas de apertura de mentes de parte de Scorpions, y más aún siendo ellos un grupo alemán. El muro de Berlín caía y al mismo tiempo ‘Winds Of Change’ se convertía en el canto popular de la Perestroika y el Glasnot, la caída del comunismo y el fin de la guerra fría. Incluso, en 1991, Scorpions fue invitado a Rusia por un distinguido fanático, Mikhail Gorvachev, para tocar el mencionado tema en la misma plaza del Kremlin. Este tema había sido publicado el año anterior en el disco “Crazy World” y nada de extraño fue que la placa se convirtiera en la más exitosa de la banda a la fecha.

Para comienzos de los ‘90 la banda era la marca registrada de Mathias Jabbs, Klaus Meine y Rudolf Schenker, por lo que no resultó una sorpresa que unos meses más tarde se retirara el bajista de siempre, Franz Bucholz, y entrara en escena Ralph Rieckerman para registrar el álbum “Face The Heat”, publicado en 1993. Siguiendo el esquema de aliarse a causas político-sociales, publicaron una canción llamada ‘White Dove’ para ir en apoyo a la campaña de las Naciones Unidas que iba en beneficio de los refugiados de la guerra civil de Ruanda. A mediados de la década entra otro importante personaje en la historia reciente de la banda, el productor Keith Olsen y luego del retiro del baterista Herman Rarebell entra el californiano James Kottack (ex Kingdom Come), el primer extranjero en tocar para estos ya veteranos alemanes.

La gira el álbum “Pure Instinct” los tuvo tocando hasta 1997, incluyendo lugares tan inusuales en su circuito como Beirut, El Líbano, hasta una completa agenda en Latinoamérica. Para 1999 grababan el disco “Eye To Eye” que marca un cambio en la imagen y el sonido de Scorpions, ya que sólo algunos cortes como ‘Mysterious’ y ‘Mind Like A Tree’ destacaban como el clásico estilo de los alemanes que parecían demasiado apurados por reinventarse. El resto de este disco era radicalmente diferente, más pop y electrónico, por lo que muchos fans se defraudaron por la línea comercial que parecía dibujar el futuro de la banda.

A principios de 2000, reducidos a un trío, Scorpions decidió involucrarse en un demorado proyecto sinfónico para el cual trabajaron con el virtuoso Mstislav Rostropovich y junto a la filarmónica de Berlín, del cual salió el álbum (y DVD posteriormente) llamado “Moment Of Glory”, lanzado en junio de 2000, y en el que destacan la nueva versión de ‘Hurricane 2000’, ‘Big City Nights’ (con la voz invitada de Ray Wilson de Genesis) y un medley instrumental llamado ‘Deadly Sting Suite’.

El 2001 producen “Acoustica”, disco bastante distinto a lo hecho con anterioridad por la banda, ya que se trata de un concierto acústico en vivo, grabado en un centenario convento de Portugal. Tras el CD se lanza el DVD de la presentación, el que trae seis temas más que el primero. 

“Unbreakable” es el disco lanzado a fines del 2004. Lo importante para la banda es que esta es su placa de estudio número 20 y además coincide con los ya 35 años de carrera de los alemanes. El álbum trae sonidos más clásicos, como los viejos tiempos de Scorps. Temas bien rockeros, con ese hard-heavy rock que marcó sus mejores trabajos en la década de los ochenta. Incluye todo lo que se puede esperar de Scorpions: potentes riffs, una gran voz, composiciones increíbles y la infaltable balada clásica.


Aunque Alemania siempre ha sido cuna de notables para el mundo del heavy y una conocida buena plaza para las giras más importantes de las corrientes metálicas, (incluso han sido definidos como obsesivos por el heavy rock), lo cierto es que han entregado a la historia del hard rock sólo una banda que podría ser catalogada como internacional, The Scorpions, los que con casi 40 años de carrera aún siguen girando y cimentando su leyenda.


Discografìa Seleccionada:

Lonesomw Crow (1972)
Fly to the Rainbow (1974)
Tokyo Tapes (1978)
Anmial Magnetism (1980)
Blackout (1982)
Savage Amusement (1988)
Face the Heat (1993) 
Live Bites (1995)
Pure Instinct (1996)
Moment Of GLory (2000)
Unbreakable (2004)
Comeblack (2011)


Integrantes:

Klaus Meine - voz
Rudolph Shencker - guitarra rìtmica
Mathias Jabbs - guitarra lìder
James Kottak - baterìa
Pawel Machwoda - bajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada