martes, 23 de abril de 2013

ESPECIALES - EL LEGADO DE MICHAEL JACKSON: EL SER SOCIAL (capìtulo II)







 EL GRAN ILUSIONISTA





La vida privada de Jackson ha sido centro permanente de la prensa en las últimas décadas debido a sus preferencias personales, sus extravagantes gastos y gustos, sus cirugías estéticas y al cambio de color de su piel, que él ha explicado debido al vitíligo, una enfermedad degenerativa que produce la decoloración de la piel, aunque es popularmente extendida la idea de que dicho cambio se debe también a la cirugía. También han sido fuente de noticia sus matrimonios y las varias ocasiones en que se ha visto implicado en pleitos judiciales, la mayoría de ellos de carácter profesional, aunque el que más repercusión tuvo, a nivel mundial, fue al verse acusado de pedofilia.
Personaje mediático:

Jackson cuenta entre sus amigos más cercanos a Elizabeth Taylor y Macaulay Culkin y ha estado ligado sentimentalmente con Tatum O\\\'Neal, Brooke Shields y Lisa Marie Presley, hija de Elvis Presley. Todas estas personalidades comparten con Jackson la particularidad de haber conocido la popularidad a muy corta edad, lo que según ellos mismos ha contribuido a formar una relación particular.

Es curioso que Michael Jackson simbolice al artista misterioso, del que supuestamente nada se sabe, del que presuntamente todo es enigma. Pero... ¿qué es lo que no se sabe de Michael?

Su obra artística no ha sido, precisamente, mezquina. No sólo impresiona por sus números de venta (dejemos ese logro para que lo aplaudan los CEOs de las discográficas) sino por sus vastas razones musicales. Sumó cuarenta años de carrera, de los cuales treinta fueron como solista adulto, período durante el cual registró discos notables, con al menos una veintena de canciones de Primera División (Beat it, Billie Jean, Man in the Mirror, I just can’t Stop Loving you, Dirty Diana, Give in to me, Don’t Stop’Til you Get Enough, Bad, We are the World, Another Part of me, The Way you Make me Feel y siguen las firmas). Tuvo, además, un altísimo porcentaje en la variable “cantidad de videoclips rodados por cantidad de canciones grabadas”, que incluyó superproducciones como Thriller, Black or White o Smooth Criminal.

Sólo con sus videos –larguísimos, producidísimos, obsesivísimos, exageradísimos; algunos, casi conceptuales– se pueden apreciar horas y horas de su música y sus bailes. Y hablando de baile, ¿existe algún otro ejemplo en la cultura pop-rockera de alguien que haya convertido al baile en una franquicia, con pasos propios, movimientos únicos, tantas veces parodiados? Y todo con un estilo que, a pesar de ser heredero de múltiples influencias, siempre resultó único e imposible de reproducir. Ahí está la caminata lunar: podrán imitarla, pero igualarla jamás.

Ni siquiera su vida personal parece haber sido un gran secreto. La tradición oral popular cree saber más sobre Michael Jackson que sobre cualquier otra celebridad: su hipocondría, su barbijomanía, su cama–cápsula de cristal, su piel desteñida, su nariz menguante, su finca-parque de diversiones, su pasión por el bisturí, su amor por los niños (en todas las acepciones de la palabra amor, incluyendo las más espantosas)... Todo eso junto parece mucho dato para un presunto paladín del misterio. ¿De quién sabés más, de Michael Jackson o del Indio Solari?

Y entonces, ¿qué es lo que faltó saber acerca de Michael Jackson? ¿Un recuento de cirugías estéticas certificado por escribano público?

El Precio de la Soledad:

A mediados de los ‘80 se convirtió en la persona más famosa del mundo (¿quién te conoce, Madonna, Gorbachov, Maradona?) e, inmediatamente, cayó en las garras de una droga dura: la cirugía plástica. Mutó dentro y fuera del quirófano. Negro-Blanco, Hombre-Mujer, Niño-Adulto, Angel-Demonio, Hermoso-Deforme, Presunta víctima de abuso sexual infantil-Presunto victimario de abuso sexual infantil...

El último Michael pareció el peor de todos. Hasta quedó como un gil en aquellas entrevistas recientes en la que negociaba –cual tenaz vocero del Indec– la cantidad de cirugías estéticas que había atravesado en toda su vida y aseguraba: “Me hice sólo una”. Para inmediatamente después admitir: “Dos, me hice dos”.

Ahora, en plena michaelmanía post-mortem, los productores de la serie de conciertos que planeaba dar para estos días en Londres aseguran que tienen registrado en DVD un “ensayo general” del espectáculo que Jackson pensaba ofrecer. O sea: ni siquiera será un misterio el show que Michael nunca dio.

Si bien las controversias rodeador a este brillante y talentoso músico extraordinariamente en los últimos años de su vida, el punto de inflexión de las cuales fueron los casos de abuso infantil de los que fue absuelto en 2005, el mundo en general tal vez recordará a Michael como un hombre y un músico que inspiró, iluminó y provocó que muchos de nosotros reflexionáramos sobre nuestras ideas políticas y sociales sobre la raza, el color, la pobreza, la política de las naciones, la pobreza, los desfavorecidos y la salud de nuestro planeta a través de canciones como \\\"Man in the Mirror \\\"(1988),\\\" Heal the World \\\"(1991),\\\" Earth Song \\\"(1996), y\\\" Black or White \\\"(1991). 
 
El legado político y social de Michael Jackson:
 
El mensaje musical de Michael Jackson, de la igualdad social y política entre las razas en todo el mundo influyó al pensamiento político y social de muchos en todo el mundo con una ideología liberal del progreso, de el cambio, la emancipación humana y la igualdad. Significativamente, durante el apogeo de la Guerra Fría, su canción \\\"We are the World\\\" fue muy popular en Europa del Este y la URSS, por no decir nada sobre la popularidad de la música de su álbum \\\"Thriller\\\" entre los jóvenes de estos países. Dado su talento y genio creativo, por lo tanto, realmente no es de extrañar que la música de Michael vibre en lugares tan distantes como Kohima o Dimapur en Nagaland, India a Alice Springs, en el corazón de Australia a Addis Abeba en África a las calles hasta el mercado de Nueva York.

La última canción instó al mundo a luchar contra las discriminaciones basadas en la raza y el color con valentía por retratar a las personas de todos los países por igual, ya sea en la India, los EE.UU., Kenia, Etiopía, China o Francia en su vídeo con una noción común de la humanidad: la los progresos del pensamiento y del espíritu humano. Que creía firmemente en la letra y el tenor de estas canciones era más que evidente en sus conciertos donde a pesar de ser tan perfeccionista en relación con cuestiones de estilo artístico y danza, Michael apasionadamente pediría directamente a su público que \\\"hiciera el cambio\\\" y ayudara a los desposeídos y los menos favorecidos que ellos.

El compromiso de Michael Jackson con la causa de los afroamericanos en los EE.UU., la pobreza en el mundo en desarrollo, y su angustia por los campos de batalla de África, a la naturaleza de la violencia y la capacidad destructiva de las armas fueron sorprendentes, por decir lo menos. En \\\"Earth Song\\\", cantó:

¿Qué hemos hecho al mundo, mira lo que hemos hecho, / ¿Qué pasa con toda la paz. Que su compromiso sólo son... / ¿Qué acerca de los campos en flor, ¿Hay un momento, ¿Qué pasa con todos los sueños, / que dijiste que era tuyo y mine... / ¿Alguna vez se deje notar, todos los niños muertos de la guerra, ¿Alguna vez se deje notar, la tierra llorando, llorando la costa. ¨ En 1985, junto con su compañero artista Lionel Richie, Michael compuso la canción \\\"We are the World\\\" para hacer frente a la desesperación sin límites, los conflictos y la pobreza en África. 

La canción se convirtió en uno de los singles más vendidos de todos los tiempos, con casi 20 millones de copias vendidas y millones de dólares donados a aliviar el hambre en África. Michael posteriormente donó todos los beneficios de su éxito \\\"Man in the mirror \\\"a la caridad y pasó a formar la \\\" Heal the World Foundation \\\"en 1992. También se refirió a la cuestión del VIH / SIDA y su canción \\\"Gone Too Soon\\\" fue una respuesta sincera conmovedora a la muerte de la adolescente estadounidense Ryan White a causa del VIH / SIDA.

Realmente no es una sorpresa que el hombre, que vivía de, por y para su audiencia, ha llegado de nuevo a la memoria del público después de su muerte con millones de personas de todo el mundo descargando su música en Internet desde 25 de junio de 2009.

Irónicamente, su propio país, EE.UU., fue más bien frío con él desde fines de 1990-2000 debido a los cargos de molestias del niño y las enormes deudas financieras en que hubiere incurrido. De hecho, Michael no daría más conciertos en EEUU desde la década de 1990 y los 50 conciertos de \\\"This Is It\\\", que estaban previstas desde julio 2009 a marzo 2010 iban a representarse fuera de los EE.UU.. La popularidad de Michael fuera de los EE.UU. fue tal que debido a la demanda popular, se aumentaron el número previsto de 10 espectáculos a 50, algo que sabemos que no se ha podido realizar.

En una conferencia de prensa en marzo de 2009 en Londres, Michael Jackson habló con ternura pero con firmeza, y declaró a sus fans que \\\"This Is It\\\", sería la última vez que se subiría al escenario y les recuerda que la cortina tenía que caer en sus interpretaciones musicales, que sus fans tenían que aprender a vivir una vida post-Michael Jackson. Una declaración bastante profética del cantante dos meses antes de que se fuera para siempre.

Hay muchas maneras en las que el legado de Michael Jackson puede ser recordado: como el primer artista afroamericano pop que alcanzó la fama en todo el mundo, como un genio creativo, cuya música y la danza no tienen parangón: su \\\"Moonwalk\\\", inaugurado en Motown en 1983, es imitado por los jóvenes del mundo y los mayores de edad de los barrios bajos de Mumbai hasta los más remotos rincones de las Américas y África, o como el artista que creó la música disco más perfecto de todos los tiempos, \\\"Thriller\\\".

Un paso hacia la inmortalidad:

Hay, sin embargo, un legado personal más significativo que tenemos que recordar. Viéndolo realizar su último número \\\"Man in the Mirror\\\", en el concierto del 30 aniversario en Londres en 2001 con apasionado celo y convicción, nos deja la fuerte sensación de que Michael Jackson quizás quería dejar un mensaje para todos nosotros a través de su música y la danza de un hombre que quería ver a importantes cambios políticos, económicos y sociales en el mundo.

Por lo tanto, a la luz de la inmortalidad de la música del hombre, su muerte el 25 de junio de 2009 ha dejado al mundo con un vacío físico, ya que no pudo hacer sus últimos espectáculos \\\"This Is It\\\", prevista para julio 2009-marzo 2010.

Michael Jackson, el hombre, fue finalmente sepultado el 4 de septiembre de 2009 (casi dos meses después de su muerte), entre los grandes de Hollywood como Clark Gable, Jean Harlow, WC Campos y Red Skelton en el Forest Lawn, Glendale, California, en un mausoleo oculto de mármol y cemento. Si bien lamentamos no haberlo visto realizar sus espectáculos mágicos por última vez, con el beneficio de la perspectiva, se puede argumentar que tal vez tenía un sentido que todo ocurriera de esa manera ... su muerte repentina ha dejado al mundo con un deseo de poner en práctica lo que tan ardientemente creyó en su vida: un orden mundial pacífico basado en la igualdad humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario