miércoles, 11 de diciembre de 2013

ESPECIALES - LA NEW WAVE DEL HEAVY METAL BRITÀNICO




 


REINOS UNIDOS POR EL METAL


 


La Nueva Ola del Heavy Metal Británico (inglés: New Wave of British Heavy Metal, abreviado como NWOBHM), fue un movimiento que surgió en el Reino Unido a mediados de los años 1970, y expiró a principios de la década del 80. A pesar de haber sido de corta duración (solo cinco años), el movimiento logró revitalizar al rock más pesado y permitió la expansión del heavy metal en todo el mundo.
 
La Nueva Ola del Heavy Metal Británico como movimiento musical se originó a mediados de los años setenta en Gran Bretaña en la mítica The Bangwagon Heavy Metal SoundHouse. Esta época estuvo marcada por el surgimiento del Punk, el cual logró desplazar de las compañías discográficas a las antiguas bandas del rock duro como Black Sabbath y Deep Purple. En medio de todo esto, comienzan a surgir en Inglaterra un gran número de bandas que empiezan a tocar para extensas audiencias y a grabar sus propios discos, como por ejemplo Diamond Head, Girlschool, Samson, Tygers of Pan Tang, Angel Witch, Raven, Praying Mantis, White Spirit, Saxon, Def Leppard y en especial Iron Maiden, que a su vez fue la banda que se erigió como la más importante del movimiento. 

Las bandas que influyeron a estas agrupaciones fueron muy variadas, y entre ellas se puede mencionar desde a UFO, Jethro Tull, Fleetwood Mac, Pink Floyd, Yes o Wishbone Ash (los primeros en utilizar las "Twin Guitars" o "Guitarras Gemelas"), hasta a ZZ Top, MC5, Kiss, Budgie, The Stooges o Jimi Hendrix. Sin embargo, fueron Led Zeppelin, Black Sabbath, y Deep Purple las que marcaron las pautas fundamentales que seguiría el movimiento (en especial las dos últimas).
 
El movimiento tuvo focos fundamentales en cuanto a su nacimiento y su propia difusión, y el principal fue el mítico “The Soundhouse” o el “Bangwagon” (este en realidad era el nombre del local) una especie de Club nocturno o discoteca de metal pesado ubicado en Londres y administrado por Neal Kay, un conocido e importante DJ “roquero/metalero” vital en la difusión y surgimiento no solo de este movimiento, sino del rock en general en aquellos tiempos; de hecho, la famosa edición del disco doble recopilatorio llamado Metal for Muthas fue encargada a Neil Kay justamente, lo cual quedaría como testimonio musical con algunas de las bandas más representativas de la época. Con Metal for Muthas el sello disquero Sanctuary inició una gira a lo largo y ancho de Inglaterra con las bandas respectivas.

Fue específicamente Al Lewin de la revista Sounds Magazine quién bautizó el movimiento con el nombre de “The New Wave of British Heavy Metal”.

Esta era una época en donde el “demo” (pequeñas grabaciones con un par de canciones de “muestra”) jugaban un papel muy importante para las bandas y por ende para sus seguidores. Generalmente el sonido era bastante “deficiente” ya que se grababan a no más de ocho pistas en total.

Las bandas generalmente tocaban en su lugares de origen, por ejemplo Def Leppard en Sheffield, Son Of a Bitch (que después paso a llamarse Saxon) en Barnsley, White Spirit en Hartlepool, Diamond Head en Stourbridge, Iron Maiden en Londres, etc., siendo justamente Iron Maiden, a través de extensas giras por todo el Reino Unido, no solo la encargada de sembrar seguidores para si mismos; sino también de unificar y dar el entusiasmo a las otras bandas, lo cual hizo crecer más el movimiento.

Junto con el surgimiento del movimientos, otras bandas de rock, si bien habían comenzado una línea distinta comienzan a orientarse al sonido que comenzaba a imponer la NWOBHM, como AC/DC o Van Halen.

La “extinción” del Movimiento coincide con la desaparición del mítico The Bangwagon Heavy Metal SoundHouse de Neal Kay en 1981, razón por la cual muchas de las bandas se separaron o bien siguieron otros caminos, si bien continuaron apareciendo algunas bandas hasta mediados de los años 80.

A partir de este final en 1981, tal como cuenta el propio Neal Kay, algunas bandas siguieron en el ruedo con mayor o menor éxito, como por ejemplo Diamond Head, Girlschool, Saxon, Tygers of Pan Tang, y en especial Def Leppard y Iron Maiden, eso si, siguiendo caminos completamente distintos; Def Leppard alejándose por completo e insertándose de lleno en el mercado estadounidense con un estilo más cercano al glam, mientras que Iron Maiden, en contraparte, optando por Inglaterra, siguiendo la senda un metal más duro y de letras más oscuras y profundas.


Los grupos de NWOBHM, en general, se caracterizaron por la fusión de la crudeza directa de punk, junto a una mayor técnica en la ejecución de los instrumentos más típica del rock progresivo o el hardrock, y es paradójica y justamente esta mezcla lo que las diferenció de las bandas punk, progresivas y las bandas hardrockeras. La actitud de sus seguidores era de fidelidad hacia la música, y a menudo se les tachaba de violentos y marginales. También se ha relacionado mucho a los seguidores de este movimiento con los temas ocultistas/satanistas, y aunque algunas bandas usaban en sus letras o caratulas esa temática, la mayoría explotaba este estereotipo, mayormente, para criticar los poderes dentro de la iglesia oficial. 

Estéticamente, algunas optaron por separarse de la clásica vestimenta hippie de las bandas de los 70's y popularizaron el uso del cuero tal como antes lo hicieran innumerables bandas como ZZ Top, Black Sabbath, Steppenwolf, etc., y otras rescatando el vestir común y urbano (jeans gastados y zapatillas deportivas), recreando así la imagen de la clase obrera entre sus seguidores, sin embargo la mayoría o al menos muchas de las bandas se volcaron a la estética del cuero y las tachas provenientes del punk. Y otras como Judas Priest que además adoptaron influencias del vestir fetichista inspirados de una tienda de ropa londinense del rubro.

Musicalmente, la NWOBHM apelaba a una música basada en secuencias rítmicas de power chord, combinados con rápidos solos de guitarra y sonido estridente. Sus letras podían situarse entre los reclamos sociales y la clase obrera como Girlschool, Diamond Head y Motörhead, tal como antes ya lo habían hecho sus contrapartes del movimiento punk, hasta el imaginario épico mitológico de bandas como Saxon o Samson. Algunos de ellos como Venom, Holocaust, Fast Blood y Witchfinder General exploraron la mitología religiosa o demonológica que posteriormente evolucionaría hacia otros estilos de metal más extremos. Sus voces líderes también abarcaron un singular espectro, desde los más altos registros melódicos hasta voces estentóreas y guturales.

A pesar de la breve duración del movimiento, este permitió redefinir el heavy metal, y fue determinante en la evolución del mismo. Así por ejemplo, es la base del thrash metal de principios de los 80, en el cual las bandas como Metallica, Slayer o Exodus tomarían este referente como su principal influencia, además de el de los predecesores del heavy metal (en especial Deep Purple, Led Zeppelin, y Black Sabbath) e incluso el de algunas bandas punks como The Misfits o Sex Pistols.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada