martes, 7 de enero de 2014

ESPECIALES - "1001 Discos que Tenés que Escuchar Antes de Morir" (Cassell Illustrated, 2005) por Robert Dimery.







ROCKOLA PARA UN DISCO ETERNO




Seleccionado y escrito por 90 criticos internacionales, en orden cronologico de 1955-2005, "1001 Discos que Tenés que Escuchar Antes de Morir" se convierte en la lista definitiva de los mejores discos de la historia, en un recorrido que abarca cincuenta años de extraordinaria música, del rock al pop, del punk al funk, comentados de manera apasionante e incisiva por 90 críticos musicales de prestigio internacional. 

Con prefacio de Michael Lydon -cofundador de Rolling Stone- la edición cuenta con artistas tan discímiles como legendarios: Fleetwood Mac, Elton John, Rod Stewart, David Bowie, Van Morrison, Prince, Morrisey, Neil Young, The Beatles, The Rolling Stones, Led Zeppelín y Bod Dylan ilustran las páginas de esta imprescindible edición. 




Entre algunos de los albumes reseñados, destacan: "Led Zeppelín IV" (1971) de Led Zeppelín, Mostrando al grupo lleno de pomposidad e indulgencia. "The dark side of the moon" (1973) de Pink Floyd en su ápice creativo. "Ramones" (1976) de Ramones y sus declaraciones básicas de lujuria y necesidades juveniles.

Vale mencionar también a "Highway to hell" (1979) de AC/DC, con su estilo rudo y despreocupado que resume a la perfección la esencia más pura del género. Hysteria (1987) de Def Leppard y su mega hit "Pour some sugar on me", que parecía música de streaptease, y se disparó hasta alturas insondables.

Appetite for destruction (1987), album debut de Guns N’ Roses que arrasó al momento de su lanzamiento, colocando a la banda de california en el centro de la escena musical mundial, savajes y deliciosos eran los Stones y los Sex Pistols en uno. Ese mismo año y an las antípodas apareció "Bad" (1987) de Michael Jackson: fue más complejo, más redondo y más “malo” que Thriller.




"…And justice for all" (1988) de Metallica es una gloriosa despedida a los sonidos extremos. Ten (1991) de Pearl Jam tomaba la bandera del grunge y entonaba el grito de guerra de una época intensamente novedosa y emocionante en la historia del rock and roll, los gloriosos '90. "Dry" (1992) de PJ Harvey utilizaba el humor negro y decadente para atacar las expectativas femeninas mediante su disección del amor y el sexo.

"In Utero" (1993) de Nirvana señalaba la dirección musical que seguramente habría tomado la banda de no haber muerto Cobain. 
"(What’s the story) Morning glory?" (1995) de Oasis fue el epicentro del Britpop, un rejuvenecimiento cultural que introdujo a Gran Bretaña en el epicentro del rock moderno. En la misma coordenada encontramos a "Ok computer" (1997) de Radiohead y su manual perfecto sobre como sintetizar a los Smiths con Queen sonando demencial.

El libro se pone tan diverso y genial como congeniar a "Clandestino" (98) de Manu Chao y su exploración del dolor, con
"Follow the leader" (98) de Korn y su manifiesto de intolerancia y crueldad.

"Californication" (1999) de Red Hot Chili Peppers aprecia la belleza de la vida, la tranquilidad y el amor más que las fiestas salvajes, mientras que "Gorillaz" (2001) de Gorillaz atesora los flirteos con el dub reggae y el punk. 






"Come away with me" (2002), de Norah Jones es una invitación sensual imposible de rechazar. "Elephant" (2003) de The White Stripes transita tanta oscuridad y frustración como para definir su grandeza de clásico.

El libro presume de ser la lista definitiva de los mejores discos de la historia, o por lo menos, de los que merecen ser escuchados, como el caso de "Low" de David Bowie que no es un gran disco en si pero merece ser escuchado por lo que supuso en la evolución de Bowie y de la música de la época. 

Este volumen constituye una guía indispensable, informada, inteligente y compacta, cuyo diseño visual colabora a su rápida y amena lecutra. Una pequeña crítica de cada disco y la lista de canciones de cada grupo teniendo en cuenta el contenido del disco original -si en alguna edición posterior se añade alguna canción bonus se indica-, se añaden  a la reseña sumado a fotografías y ficha técnica del disco. 

Desde "Whats Going On?", de Marvin Gaye, hasta "The Rise and Fall of Ziggy Stardust", de David Bowie, desde los Beatles, hasta The Ramones, este volumen constituye una guía indispensable, informada, inteligente y compacta. Ilustrada con 800 imágenes de cubiertas de discos míticos, grupos y artistas, constituye una obra de referencia obligada para cualquier aficionado a la música. La mejor continuación para el éxito de "1001 películas que hay que ver antes de morir". 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada