jueves, 13 de febrero de 2014

BANDAS - AQUELARRE (1971-1977)







Historia:

Cuando Almendra se separó, dos de sus integrantes, Rodolfo García y Emilio Del Guercio, quienes habían demostrado en la banda que formaban junto a Luis A. Spinetta y Edelmiro Molinari que compartían un mismo lenguaje musical, deciden seguir explorando en este aún naciente terreno del rock en castellano.

Por eso se dispusieron a crear una nueva banda que les permitiera expresar sus ideas. Para eso buscaron gente que compartiera su visión musical, y los encuentran en dos músicos que habían incursionado en el mundo del jazz: Héctor Starc y Hugo González Neira.
Los ex Almendra aportaron una base rítmica muy sólida, complementada con el sonido vertiginoso e impactante de la guitarra de Starc y el teclado blusero de González Neira, que hicieron de Aquelarre una de las bandas más destacadas de la década de los '70.



En 1971, durante la segunda edición del B.A. Rock, Starc brindó conciertos junto a sus dos grupos, aunque su proyecto junto a García y Del Guercio todavía no tenía nombre. Ese mismo año se incorporó al grupo un tecladista y segundo cantante, Hugo González Neira, quien había trabajado junto a Litto Nebbia . El 17 de marzo de 1972 el cuarteto se presentó por primera vez bajo el nombre Aquelarre, en el Teatro Lorange. Poco después editarían su primer disco, Aquelarre.

Su estilo elaborado, con constantes cambios rítmicos y melódicos, sus letras surrealistas, donde se destacaba la diversidad de teclados elegidos por González Neira, su acercamiento al free-jazz, no encajaban con lo que se tocaba en esa época, pero fascinaron al público rockero, que se sentía seducido por el virtuosismo e improvisación de la banda, y por las dotes interpretativas de Del Guercio.

Al estilo de Aquelarre se lo calificó como “fusión”. Según las críticas de la época, la banda se fue consolidando como una de las opciones más originales y creativas del rock argentino. Su estilo elaborado, con constantes cambios rítmicos y melódicos, sus letras surrealistas, su acercamiento al free-jazz, no encajaban con los comunes denominadores de la época, pero fascinaron al público rockero.

Luego grabaron “Brumas” que en su momento resaltó la jerarquía creativa del grupo; Brumas ha sido reeditado en 1985 como uno de los clásicos del rock nacional.

La cantidad de presentaciones en la capital Argentina y en el interior del país demostraban que lo que componían era muy del gusto del público.El momento de mayor popularidad fue en 1975 con el álbum "Siesta", pero sin embargo la banda entró en un momento de hastío y rutina, por lo que decidieron comenzar una gira por España, que los tuvo fuera de Argentina por casi un año.

El momento de mayor popularidad fue en 1975 con el álbum Siesta. Antes de que se pusiera a la venta decidieron iniciar una gira por España, etapa que se prolonga por casi dos años, durante los cuales el grupo difunden el rock cantado en castellano, algo que por aquellos días no hacían las bandas de rock de España, que cantaban solo en ingles. «Estábamos a punto de disolvernos. El viaje salvó el grupo porque allá no éramos más estrellas, no había plomos y teníamos que cargar con todo nosotros mismos. Esas cosas hicieron que nos uniéramos de vuelta», reconoce Starc (E.Abalos, pág 118). Regresaron en 1977 para brindar el concierto despedida en el Luna Park, con Carlos Cutaia en reemplazo de González Neira y editaron un disco con sus mejores éxitos. Aunque habría tiempo para los últimos recitales en la ciudad de Montevideo, Uruguay, los días 14,15 y 16 de marzo de 1978.

En diciembre de 1996, Aquelarre se presentó en el marco de la muestra "Rock nacional: 30 años", organizada por Rodolfo García. Ese acontecimiento restableció el vínculo entre los integrantes del grupo y los impulsó a iniciar una larga serie de ensayos privados en la casa del propio García. El resultado fueron cuatro funciones en el Teatro Presidente Alvear en diciembre de 1998, durante las cuales se grabó el material que integraría Corazones del lado del fuego. En 1999 se presentaron cinco veces en el Teatro Maipo.


El sábado 23 de octubre de 2004, Hector Starc festejó sus 40 años de trayectoria con un show que estuvo plagado de invitados y que tuvo su momento más emotivo con la reunión de Aquelarre. En noviembre de 2006 el sello Acqua Records reeditó Aquelarre, Candiles y Corazones del lado del fuego, por entonces descatalogados5 . En 2008 editaron un boxset que incluyó todos los discos de la banda (algunos ya descatalogados), más un CD con material inédito llamado "Otras pistas" y un libro con material periodístico. El 17 de abril de 2013, durante la presentación de su primer disco solista en El Roxy, Héctor Starc se reunió con sus excompañeros de Aquelarre para interpretar algunos temas del grupo.
Aquelarre es hoy considerado como un pionero en desarrollar tempranamente la fusión e incorporar nuevos sonidos al rock. También ayudó a difundir el rock en castellano en España, país en el que este género tomó verdadero impulso en los comienzos de la década del 80. Finalmente, 21 años después de su separación, volvieron para dejarnos dos trabajos más: El regreso de Aquelarre y Corazones del lado del fuego.

Discografía



    -Aquelarre (1972)

    -Candiles (1973)

    -Brumas (1974)

    -Siesta (1975)

    -Corazones del lado del fuego (1999)


Ficha de la banda:


Género:                         Rock progresivo

Período de actividad:      1971 – 1977, 1999


Miembros:

-Héctor Starc (guitarra)

-Rodolfo García (batería)

-Emilio del Guercio (bajo y voz)

-Hugo González Neira (teclados)


No hay comentarios:

Publicar un comentario