martes, 13 de mayo de 2014

MÙSICOS - W. AXL ROSE (1962-) // parte VI








AXL Y SUS MUJERES (capìtulo I):

THIS I LOVE




Se dice que esa voz cruda como un rugido que se oye sobre el escenario, es sustituida por un tono suave y apacible de una voz masculina tan dulce, que cualquier mujer puede llegar a sucumbir ante sus encantos. Ese sea quizás el motivo por el cual W. Axl Rose ha enamorado directa o indirectamente a tantas mujeres en todo el mundo. Sin embargo, sus relaciones amorosas casi siempre han terminado en muy malos términos, quizás debido a lo pasional que puede llegar a ser su personalidad.

Cada mujer que Rose ha tenido en su vida ha sido tan importante como el propio aire que respira, y a lo largo de los años ha aprendido a amar y también a enfrentar la desilusión y la pérdida. Hoy, a sus 43 años, el músico puede reflexionar: “Yo fui un infierno en la vida de las mujeres que conocí, y ellas un infierno en la mía”. Y en su madurez, puede darse cuenta de su parte de la culpa para que esas relaciones terminaran.

“Ahora siento que sé porqué me metí en tantas situaciones negativas y porqué dejé que la bola de nieve rodara y se agrandara. En mi vida y en mis álbumes hay mucho de eso. Trataba de manifestar la furia y la frustración, y echaba la culpa de ciertas cosas a la participación de las mujeres”, sostuvo Rose. En la actualidad, nada se sabe de la vida amorosa del cantante, quizás porque él haya aprendido que esos asuntos son mejor mantenerlos a nivel privado, para que nadie pueda ensuciarlos. 

W. Axl Rose ha sido acusado reiteradas veces de misógino, debido a algunos de los contenidos de sus canciones, que ponen a la mujer entre el insulto y el aborrecimiento.  Según sus líricas, muchas veces las mujeres nunca están satisfechas con nada, son malvadas, y todo lo que hacen lo hacen para conseguir algo a cambio. Para hallar las críticas del cantante hacia el género, no hace falta más que interpretar sus líricas como “Back Off Bitch”, “You´re Crazy”, o la famosa “Used To Love Her”. Es muy probable que Rose haya tenido esos sentimientos hacia las mujeres debido a una infancia que lo hizo crecer con esos valores morales.

“Yo tenía que ir a la iglesia de 3 a 8 veces por semana. No me permitían escuchar música. Las mujeres eran malas. Todo era malo. Yo tenía una visión totalmente equivocada de las mujeres y de la sexualidad. “Hoy recuerdo la bofetada que me dieron la primera vez que miré a una mujer. No recuerdo cuántos años tenía, pero fue un anuncio de cigarrillos en el que dos chicas entraban y salían del agua con bikinis.

“Yo estaba mirando fijamente la televisión y mi padre me dio una bofetada en la boca y yo volé por el suelo”, recuerda Rose. A esta educación retrógrada, se sumaba la violencia familiar, que muchas veces recaía sobre la madre del cantante. Al respecto, Rose comentó: “Tuve muchos pensamientos violentos y de abuso sexual con respecto a las mujeres, originados en la relación entre mi madre y ese hombre (por su padre biológico). A los dos años yo veía eso y creía que así debía tratarse a una mujer. Juntaba nociones como sexo y fuerza, y otra serie de ideas distorsionadas que tuve que acarrear durante toda mi vida”.

Además de esta visión de violencia familiar constante que debió sufrir durante su infancia, Rose también se sintió desde niño totalmente desprotegido por su madre, en las ocasiones en que la violencia recaía sobre él. “Descubrí que yo aborrecía a las mujeres, sobre todo, por haber sido rechazado por mi madre cuando era bebé. Cuando mi padrastro me pegaba, ella se quedaba mirando y siempre le daba la razón a él.

“Mi abuela tenía también un gran rechazo hacia los hombres. Tuve problemas con mi propia identificación masculina, justamente por el concepto sobre los hombres que mi abuela me transmitió de chico”, reflexionó el cantante. Rose no ha sido polémico por sus letras solamente, sino también por cada una de sus declaraciones, sobre todo en el ámbito sexual. No por nada, podemos notar que su nombre “Axl Rose”, es un anagrama, tal vez intencionado, de “Sex Oral”, lo que quizás nos oriente un poco hacia sus gustos.

A pesar de su gran romanticismo, vertido en gran parte de su poesía, el cantante le ha dado un lugar más que importante al sexo en su vida, tal es así que en algunas oportunidades ha confesado cierta tendencia hacia la poligamia. “Soy una persona que tiene varias relaciones diferentes. Es muy difícil para mí mantenerme en una relación si la otra persona no va a permitirme estar con otras personas. Yo tengo una actitud realmente abierta, hedonista, sexual.

“Además, el hecho de que uno esté totalmente enamorado de alguien, no significa que a uno no le gusten otras personas. Yo pienso que el amor y la lujuria van de la mano, como lo bueno y lo malo. Uno sin el otro no es algo completo.”, declaraba Rose en los comienzos de los 90s. Sin embargo, el vocalista jamás se ha definido como promiscuo. Para él es sólo “tener sexo tan a menudo como sea posible”. No es por nada, entonces, que las letras de sus canciones reflejen ese fuerte contenido sexual que él mismo profesa.

Según Rose: “La práctica lo hace perfecto. Yo no sé si terminará siendo perfecto, pero puede ponerse cada vez mejor. Simplemente hay que seguir practicando”. A pesar de haberse declarado públicamente como un individuo proheterosexual, a Rose parece deleitarle la observación homosexual femenina. “Una vez cometí el error de confesar que me excitaba ver a dos mujeres haciendo el amor y recibí cualquier cantidad de cartas de organizaciones de lesbianas diciéndome que era un tipo desagradable. Puedo ser tan desagradable como cualquiera, pero en esa ocasión no intentaba serlo. Creo que las mujeres son hermosas en cualquier situación”, aseguró Rose.

Aquella polémica por la confesión pública del cantante tuvo lugar en agosto de 1989, durante una entrevista que el escritor Del James le realizó a Rose para la revista Rolling Stone. En aquella oportunidad, el vocalista dijo: “Yo soy proheterosexual. No me atraen las experiencias homosexuales o bisexuales. Pero esto es hipócrita de mi parte, porque yo vería con mucho gusto a dos mujeres haciendo el amor. Esa es una de mis cosas favoritas”. Más allá de la polémica y la controversia surgida en torno al sexo en la vida y en las palabras del cantante, Rose siempre se ha declarado un gran amante del sexo, y un fervoroso practicante del mismo.

“No hay muchas maneras diferentes en las que podés mover tus caderas”, ha subrayado Rose, y automáticamente todos recuerdan la forma en que movía sus caderas en el escenario. Según ha declarado Rose: “La unión entre dos personas enamoradas me deja en las nubes. Se abren un montón de puertas y siento cosas como esperanza, en las que nunca había creído, porque sólo había leído en los libros”.

Quizás por ello no es difícil suponer el porqué el cantante siempre ha tratado de encontrar el amor, a pesar de las malas experiencias que ha tenido que sufrir a lo largo de su vida. Pero el amor, como todo, también tiene un origen, es decir un primer amor, y en la historia de W. Axl Rose no hay excepción.

Por lo que se sabe, su primera novia de la adolescencia fue una jovencita nacida en Lafayette, Indiana, llamada Gina Silder, con quien el cantante mantuvo una relación de poco más de tres años. Barbie, como solía decirle cariñosamente Rose (que en aquella época aún era Bill), era una joven adolescente que cursaba sus estudios en la misma escuela a la que había asistido el cantante, la Jefferson High School de Lafayette.

El rostro ingenuo y angelical de Gina lo fascinó en seguida a Bill, quien no dudó en comenzar una relación con ella. Gina recordó: “Lo conocí durante mi fiesta de cumpleaños. Tenía un tapado largo, anteojos oscuros y decía que estaba tratando de permanecer alejado de la policía. ¿Qué pasa?, le pregunté. Nada, me contestó, solamente que siempre me están molestando, no importa dónde esté”. Así fue que en 1982 comenzó el noviazgo, mientras ella aún cursaba el último año de la secundaria.

Para esa época, Rose ya había viajado por lo menos dos veces a Los Angeles, y Gina recuerda que se comprometieron a casarse por lo menos nueve veces. “Siempre fue alguien especial. Trataba de zafar a su manera del ambiente achatado y hostil del pueblo; tocaba el piano y soñaba con tener una buena banda de rock. Lo peor en él eran sus cambios de ánimo, y la facilidad con que se ponía violento y empezaba una pelea. Pero su lado creativo era intenso y permanente, y creo que para desarrollar eso comenzó a viajar a Los Angeles, hasta quedarse definitivamente allí”, comentó Gina.

Durante la primera época en que Rose vivió en Los Angeles, viajaba a menudo a Lafayette a visitar a su novia. Silder mencionó al respecto: “Recuerdo muy bien el verano de 1982, cuando regresó de uno de sus viajes y pasamos un verano maravilloso en Lafayette, escribiendo un montón de poesía, tomando ácido, haciendo skate y yendo al parque, siempre escuchando nuestra música preferida: Queen, Nazareth, AC/DC, Sex Pistols, Aerosmith. Eso sí, donde fuéramos teníamos a la policía husmeando alrededor nuestro. Teníamos ideas diferentes, y eso no les gustaba”.

Finalmente, Rose se radicó definitivamente en Los Angeles, y el 19 de diciembre de 1982, luego de terminar los estudios, Gina se mudó con él a una pocilga ubicada en el 1921 de la Avenida Whitley, en Hollywood. Silder recuerda: “Mientras yo estudiaba, él hacía todo lo posible por estar en una banda. Terminó en Hollywood Rose. Para entonces, Izzy vivía con nosotros”. Se dice que en aquella época, Gina le regaló a Rose para su cumpleaños el tatuaje de la rosa negra que reza “W. Axl Rose”. No obstante, la convivencia duró sólo cinco meses. Al respecto, Silder confesó: “El sabía que quería estar en una banda. Había nacido para ser músico. Seguí viéndolo esporádicamente. Pero cuando conoció a Slash y a los demás, viviendo todos juntos en una pocilga llena de gente y atiborrados de heroína, dejé de estar en contacto”.

Luego de eso, se siguieron viendo esporádicamente hasta 1985, cuando la relación terminó definitivamente, tanto que Gina Silder se autodenomina “el eslabón perdido”, ya que según cuenta, Rose se niega en la actualidad a reconocer su existencia. Erin Everly ha sido uno de los grandes amores en la vida de Rose, tal es así que el amor que sintieron el uno por el otro inspiró al cantante a escribir lo que él ha definido como la única canción de amor verdaderamente positiva que pudo componer en su vida.

Se trata de “Sweet Child O´ Mine”, una canción cuya lírica deja al descubierto los sentimientos amorosos más profundos de Rose por esa mujer, de una manera hermosamente poética. Everly y Rose se conocieron en Los Angeles a finales de 1985, y en seguida notaron que estaban hechos el uno para el otro. Ambos provenían de familias con conflictos: Rose de una familia disfuncional, como ya sabemos, y Everly de la separación de sus padres que tuvo que afrontar a la edad de 7 años. Los dos necesitaban con desesperación formar una familia constituida, totalmente diferente a lo que habían tenido hasta el momento. Según Erin: “Fue la primera relación que tuve. Sentía que éramos dos personas que no teníamos muchos, pero que por suerte nos habíamos encontrado el uno al otro. Yo estaba buscando a alguien que quisiera casarse, tener hijos, formar una familia”.

Era tanto el amor que sentían, que al poco tiempo de conocerse decidieron irse a vivir juntos, precisamente en el año 1986. Al principio, como Rose no tenía un empleo fijo y dedicaba la mayor parte del tiempo a la banda, la casa era mantenida por Erin, quien hacía algunos trabajos como modelo. Era una vida con ciertas restricciones, pero al fin era una vida juntos. “Cuando uno está enamorado, quiere estar con la persona que ama todo el tiempo. Mi vida entera giraba alrededor de Axl”, comentaba en aquella época Erin. Si bien en esta relación parecía ser todo rosas, las rosas también tienen sus espinas, y quizás éstas eran las constantes peleas que había entre ellos. Por aquel entonces, Axl Rose comentaba: “Somos como Jim Morrison y Pamela Courson, siempre estamos peleando, pero no podemos estar separados”.

A pesar de estas constantes peleas, Everly aceptó la propuesta de casamiento que le hizo Rose. Ella cuenta que después de una discusión, Axl se presentó en su casa a las 4 de la madrugada amenazándola con que se mataría si ella no se casaba con él. Así fue que esa misma mañana partieron a Las Vegas a celebrar su matrimonio.

Everly y Rose contrajeron nupcias el 27 de abril de 1990 en la Capilla Cupid Wedding de Las Vegas. Se dice que todo fue tan rápido que el chofer de la limusina que alquilaron fue el testigo de la boda. Pero, lamentablemente el matrimonio duró apenas algunas semanas, ya que el 24 de mayo de 1990 Axl le pidió el divorcio y se separaron, pero no legalmente. En aquella época, Rose aseguró al respecto: “Ein fue el gran amor de mi vida. Me separé de ella precisamente por eso, porque la amaba y eso me hacía sufrir mucho”.

No obstante, después de algunos días, el cantante volvió con Erin, hasta que finalmente el matrimonio fue anulado en 1991, es decir, la separación legal definitiva de ambos. Al ser anulado, y no un divorcio convencional, Everly no recibió dinero, ya que no se realizó división de bienes. En una entrevista posterior, Erin contó que pasó por un duro momento económico, al punto que debió vender su anillo de bodas para conseguir efectivo.

Después de la separación, Erin recurrió al apoyo moral de sus amigos y familiares, debido a que la afectó la separación, pero más aún los hechos de violencia sufridos durante su vida con Rose. “Erin y yo nos tratábamos como si fuésemos mierda. Muy excepcionalmente nos tratábamos bien”, confesó posteriormente el cantante. Durante la época en que Axl y Erin vivieron juntos, después de algunos intentos, finalmente ella quedó embarazada.

Fue la gran esperanza de ambos, lo que tanto habían querido finalmente se presentaba en sus vidas. Everly manifestaba al respecto: “Esto era todo lo que yo quería, y pensé que un hijo podía ser la cura para Axl”. La esperanza de una cura para la violencia y la mala conducta del cantante, según Erin, era ese hijo que ambos tendrían. “Hay tanto enojo en él. Quizás yo era la persona para que él lo sacara afuera”, comentó posteriormente Everly. Pero las esperanzas de apaciguar ese enojo latente de Rose llegaron con la noticia de que iba a ser padre. Un mundo nuevo se abrió ante los ojos de esos dos jóvenes que merecían un espacio de felicidad después de haber pasado por tanto sufrimiento en sus vidas. Pero la vida es cruel e injusta, y el sufrimiento puede aún ser más profundo. Durante el tercer mes de embarazo, Erin perdió a su bebé.

El golpe para ambos fue durísimo, y según cuentan sus allegados, a Rose le costó mucho superarlo, y Erin sufrió terriblemente por su bebé y por su marido. Aparentemente, la conducta de Rose hacia Everly empeoró después de esta tragedia. “Me metía en el baño a llorar. Encendía el agua para que él no pudiera oírme, porque eso también lo ponía fuera de sí”, declaró Erin Everly, y agregó: “Siempre creí que las cosas mejorarían. Sentía compasión por él”. Siempre se rumoreó que Steven Adler proveía a Erin de cocaína y heroína, y hasta que habían tenido “viajes” juntos, todo por supuesto a espaldas de Rose, que no hubiese tolerado que su mujer se convirtiera en una adicta. Se cuenta que una noche, luego de una discusión entre Axl y Erin, él la dejó y se fue a una fiesta con unos amigos. Ante el pedido de Erin, Steven Adler fue hasta su casa a llevarle algo de drogas, ya que ella se encontraba muy deprimida por la pelea.

Luego de la ingesta, Erin sufrió una sobredosis, y Adler debió llamar urgentemente al 911. Los médicos acudieron al instante y lograron salvar la vida de Everly. Adler le aseguró a Rose que lo que había sucedido fue que recibió el llamado de unos amigos de Erin advirtiéndole que ella había ingerido gran cantidad de Valium para quitarse la vida. Sin embargo, Rose siempre estuvo convencido de que Steven y Erin habían tomado heroína, y posteriormente al incidente, el cantante comentó: “Yo igual lo perdono, a pesar de que casi mata a mi esposa”.

Se dice que esta experiencia de Rose fue utilizada por su amigo Del James para escribir el cuento corto “Without You”, que inspiró al cantante a realizar la trilogía de clips de “Don´t Cry”, “November Rain” y “Estranged”. Erin Everly pudo llegar a ser la fuente de inspiración de los hermosos versos de “Sweet Child O´ Mine”, y de los bellos pasajes visuales en los cuales aparece junto con Rose en el video clip de esa canción. Pero, parece que también inspiraba cierto lado violento de Rose, visibles en las escenas de sadomasoquismo del video clip de “It´s So Easy”, el cual nunca fue mostrado a la luz, ya que fue censurado desde el momento mismo de su edición.

En ese clip, dirigido por Nigel Dick, Erin aparece vestida con implementos de bondaje, junto a un Rose maquillado y vestido de cuero, practicando sadomasoquismo. Este clip fue presentado como evidencia en el litigio que comenzó la modelo Stepahny Seymour y al cual se le sumó Erin Everly en 1994 con una demanda por violencia y abuso sexual contra el cantante.

La demanda realizada por Everly tenía como base a pagar por Rose la suma de un millón de dólares, debido a la gravedad de los hechos declarados por su ex mujer. No obstante, Erin declaró con respecto al pleito: “No es una cuestión de ganar o perder. Me gustaría dejar atrás este dolor, ya no tiene que ser mi carga”. Durante el juicio, Everly declaró: “Uno nunca sabía qué lo pondría fuera de sí (…) Mi miedo era tan grande de lo que usted podría imaginar (…) Tenía miedo cuando él entraba, cuando salía, cuando él no estaba ahí (…) Yo no creía que podría sobrevivir mentalmente (…)”. Ante el tribunal, Erin acusó a Rose no sólo de violencia, sino también de abuso sexual. Contó que en una oportunidad él le ordenó que se quitase el traje de baño que ella llevaba puesto, para luego atarle las manos a los tobillos desde atrás, le tapó la boca con cinta adhesiva, le vendó los ojos con un pañuelo y la encerró en un armario.

Allí la dejó durante algunas horas, mientras él recibía en la sala de esa misma casa a una amiga de ella. Declaró que después Rose la desató, la levantó y la amarró boca abajo a un sofá cama, y tras esto contó: “Me penetró por el ano con mucha violencia, con mucha violencia (…) Luego la sacó y me la metió en la boca”, aseguró Everly. Además, detalló uno tras otro los casos de violencia física que vivió junto al cantante. Erin contó al juez: “Axl me dijo que en una vida anterior habíamos sido indios y que yo maté a nuestros hijos, y por eso me trataba tan mal en esta vida”.  Desde la parte demandante llamaron a declarar como testigo del litigio a Meegan Hodges-Knight, ex pareja de Slash, quien había presenciado algunos de los hechos de violencia que declaraba haber sufrido Everly.

La testigo contó: “Me despertaba oyendo a Erin que pedía: Por favor, basta, no me lastimes, no me lastimes. Y Axl le gritaba. Y después de repente él salía y rompía todas las antigüedades valiosas de Erin. Y ella gritaba: Por favor no las rompas, por favor. Y trataba de sacárselas. Y él la empujaba y rompía todo lo que estuviera al alcance de su mano”. Knight atestiguó que en una oportunidad: “Me acuerdo de estar durmiendo y, al despertarme, ver una cosa de vidrio que pasaba volando por encima de mí y se hacía pedazos en el suelo”.

Ante un tribunal que ya comenzaba a mirar a Rose con muy malos ojos, Meegan Hodges-Knight relató que una noche Axl había pateado a Erin con sus botas de cowboy y luego la arrastró del pelo, y finalmente le arrojó un televisor a la cara, y afortunadamente falló, y por último la escupió. “El muy puerco la escupió”, subrayó Knight. Otro de los testigos que se presentaron a declarar fue Heidi Richman, productor de TV independiente y amigo de Erin. Richman detalló los sucesos ocurridos durante una fiesta que ofrecieron Rose y Everly en su casa, allá por 1987: “El estaba pegándole, tirándole de su pelo. Estaba como un perro rabioso”, aseguró el productor.

Según Everly, Rose estaba tan loco que en una oportunidad ocurrió lo siguiente: “Cuando murieron mis perros, Axl me compró otros dos. El decía que las almas de Torque y Geneva estaban ahora en esos animales, y que tenía que estar agradecida de que me hubiera dado la oportunidad de recuperarlos”, contó la demandante. Michelle Young, amiga de la banda, quien también declaró ante el juez, aseguró: “Erin me llamó y me dijo que Axl estaba loco y que estaba rompiendo todo. A pesar de ello, yo sé que él la amó”. Quizás desde un principio, Erin Everly notó la profunda carga de violencia que caracterizaba a W. Axl Rose, pero quizás también pensó que lograría cambiarlo. Ante el tribunal que juzgaba el litigio entre ambas parte, Taryn Portman, amigo de Everly, declaró: “Ella pensó: Era mi culpa, él no es así con Stephanie. Pero cuando Seymour hizo público su caso, Erin se sintió aliviada y sin culpas”.

Según la otra parte demandante, Stephanie Seymour: “Axl justificó la violencia que tenía con Erin diciendo que ella lo atacaba”. El juicio finalmente terminó, aunque nunca se llegó a saber cuáles fueron los términos, o cuál fue la indemnización que Rose debió pagarle a sus ex mujeres. Luego de un tiempo, lo único que comentó Rose con respecto al litigio fue que durante la citación judicial con Everly, él se inspiró para escribir la nueva canción “Oklahoma”. “Estaba en medio de una audiencia por el litigio con mi ex esposa, y era el día siguiente al atentado (el 19 de abril e 1995 en Oklahoma, una bomba destruyó un edificio federal, dando muerte a más de 160 personas).

“Hubo un receso, y yo estaba sentado con mis abogados, casi sonriendo, más por nervios que por otra cosa, como si dijera: Les pido perdón a todos, me cuesta tomarme esto en serio. “Era irónico que estuviéramos ahí sentados y que esa mujer profiriera barbaridades, cuando acababan de matar a 168 seres humanos. A ella no le importaba. Lo único que quería era arruinarme”. Se dice que la canción “Oklahoma” está inspirada en ese episodio, y dedicada a su ex esposa Erin Everly.



© http://gunsnrosesmonoxide.wordpress.com/ GUNS N' ROSES NUEVA ERA




No hay comentarios:

Publicar un comentario