miércoles, 14 de mayo de 2014

MÙSICOS - W. AXL ROSE (1962-) // parte VII






AXL Y SUS MUJERES (capìtulo II):

THERE WAS A TIME





Corrían los últimos días de 1990, y mientras Guns N´ Roses se preparaba para terminar la edición de lo que sería su disco doble “Use Your Illusion”, se planeaba también el rodaje del video clip del segundo single del nuevo álbum “Don´t Cry”. Una vez que W. Axl Rose y Josh Richman terminaron de escribir el guión del clip, se puso en marcha la selección de extras y modelos que participarían en el video.

Por esos días, mientras Rose ojeaba unas revistas, se topó con una edición de Cosmopolitan en cuya portada aparecía posando la modelo Stephanie Seymour, por aquel entonces modelo exclusiva de la compañía de ropa interior femenina Victoria´s Secret. Rose quedó fascinado con la belleza de la modelo y pidió que la contrataran, ya que había decidido que fuera ella quien actuara junto a él en el nuevo video clip.

La idea original era filmar una trilogía de los cortos “Don´t Cry”, “November Rain” y “Estranged”, para lo cual necesitaban una protagonista, la que sería Seymour. Rápidamente, el área de contrataciones de Geffen Records se puso en contacto con la modelo para ofrecerle el trabajo, a lo que Seymour accedió en seguida, ya que ese podía ser un gran paso en su carrera. Finalmente, el día llegó, y el rodaje del clip dirigido por Andy Morahan comenzó a realizarse. Según cuentan los allegados al cantante, apenas Rose y Seymour se conocieron en el set, las miradas de atracción entre ambos surgieron en seguida.

Cuentan también, que al finalizar el primer día de rodaje, el cantante y la modelo salieron a caminar juntos y al volver al set aparecieron abrazados como una pareja ya constituida. Por aquella época, Stephanie mantenía una relación amorosa con el actor Warren Beaty, relación que acabó apenas la modelo comenzó el romance con Rose. Según cuenta la asistente personal de Rose, Elizabetha Lebeis, anteriormente niñera del hijo de Seymour, la modelo y el cantante parecían destinados el uno para el otro: “Axl y Stephanie se conocieron en febrero y en mayo comenzaron a salir. Parecía como si hubieran tenido algo anteriormente, en otra vida.

“Cómo es posible sino que dos personas sin conocerse tengan tanta afinidad. Era como si se conociesen de muchos años atrás”. Apenas comenzada la relación, W. Axl Rose y Stephanie Seymour empezaron a mostrarse totalmente enamorados en los medios, dando entrevistas donde hablaban de su relación, o apareciendo en eventos del jet set norteamericano. Rose había desarrollado una paternidad admirable hacia Dylan, el hijo que la modelo había tenido en su primer matrimonio. Tanto es así, que parecían una familia verdadera.

En aquella época, Stephanie aseguraba a los medios acerca de Rose: “Es el hombre más honesto, abierto, brillante y sensible que conozco”. Seymour había despertado en Rose un romanticismo que él había mantenido oculto por algún tiempo, debido a sus malas experiencias anteriores. Elizabetha Lebeis, testigo de aquel amor, aseguraba: “Axl es una persona que le gusta hacer las cosas bien. Es el hombre enamorado que toda mujer le gustaría tener, como un príncipe encantado. Las cosas que él hacía por ella (Seymour) son para un libro de cuentos”.

Tal era el amor, que Rose decidió sentar cabeza, para lo cual compró algunas hectáreas en la cima de la árida colina de Point Dume, cercana a Malibú, donde hizo construir una gran mansión que sería el hogar que compartiría con la modelo y su hijo. Allí, en ese espléndido espacio limitado por el Océano Pacífico, ambos formarían una familia, y sería el lugar más propicio para criar a los hijos que vendrían. Lebeis comentó: “El pensó que tendría una familia, se casaría, tendría hijos… Pensó que sería la segunda fase de su vida. Iba a tener algo que nunca tuvo”.

Pero aquello no fue posible…

Corría mediados de 1992. Stephanie Seymour y W. Axl Rose vivían juntos en la paradisíaca mansión de la colina, y a pesar de que todo parecía marchar sobre rieles, la relación amorosa que ambos habían mantenido hasta el momento se fracturó al punto de la ruptura total. Se dice que por aquellos días, el cantante y la modelo tuvieron una gran discusión en la casa de Malibú. Aquella violenta pelea concluyó en la separación definitiva, después de la cual Rose quedó desvastado, según han mencionado sus allegados.

Él quería recuperarla, y para ello parecía dispuesto a todo. Según cuenta Lebeis: “Durante la época que estuvieron separados, él fue a la casa de ella montado en un caballo blanco, llevando flores. Esta historia es para un libro de cuentos. Eso no existe en la vida real. “Es el hombre que a toda mujer le gustaría tener. Yo jamás dejaría escapar una cosa de esas. Stephanie como es bonita y sexy, puede tener al hombre que quiera. Ella se cansó de estar con un hombre sufrido. “Los otros que ella ha tenido tal vez no han pasado el sufrimiento que pasó Axl. El quería hacer las cosas bien, por eso el sufre tanto. Ella prácticamente lo mató”.

Stephanie Seymour no opina lo mismo. Según ella la separación ocurrió porque: “Tuve una pelea con Axl, y anunció que no habría ninguna fiesta de Navidad. “Los invitados comenzaron a llegar al atardecer y en algún punto, en medio de la fiesta, Axl entró en la casa, cerró de un golpe la puerta, estaba obviamente muy enfadado, y se fue hacia los cuartos de arriba. “Entonces mi madre fue a hablarle a él y empezó a gritarle y le dijo que ella no era bienvenida en su casa. Después de esto, la mayoría de las personas se fueron de la fiesta.

“Cuando yo intenté hablar con él, para saber qué problemas lo habían perturbado, él empezó a gritarme e insultarme. En la cocina me tiró con una botella. Yo hice un esfuerzo por calmarlo. Sin embargo, él no se calmaría, ya estaba claramente fuera de sí”. No obstante, existió un rumor que decía que Seymour engañaba a Rose con Peter Brand, editor de la revista Interview. Al respecto, Lebeis aseguró: “Hubo una separación porque ella lo engañaba, y él al final lo descubrió. El tenía locura por ella”.

En 1992 la relación entre Rose y Seymour culminó definitivamente. No obstante, la modelo inició acciones legales contra el cantante por el cargo de violencia física y abuso. Stepahnie Seymour acusó a Rose ante el tribunal de haberla golpeado. La versión de la modelo detallaba que después de que ambos discutieron Axl hizo pedazos una botella contra el piso de la cocina, la tomó a ella de la garganta y la arrastró, descalza, sobre los vidrios rotos, mientras la golpeaba.

Según su testimonio, él la habría golpeado “repetidas veces en la cabeza y el torso, y me pateaba el abdomen”, aseguró la modelo. W. Axl Rose, por su parte, sostuvo que Seymour lo había agarrado de sus testículos, a lo que él simplemente se defendió. Una vez comenzado el juicio, la ex esposa de Rose, Erin Everly, se sumó a la demanda contra el cantante, ya que según declaró, ella también había sufrido violencia física cuando vivía con él. A pesar de las denuncias por daños físicos y abuso, que llevaron adelante Seymour y Everly, ninguna de las dos presentó cargos criminales contra Rose ante la Justicia.

Cuando el juicio terminó, nunca se llegó a saber cuáles fueron los términos para dar por finalizado el litigio. Al terminar el proceso, el abogado representante de Seymour, doctor Michael Plonsken, sólo comentó que todo había terminado “amigablemente”. Los rumores no tardaron en surgir. Se dice que Rose le pagó 400 mil dólares a ambas partes para darle fin al litigio.

No obstante, tanto Rose, como Seymour y Everly negaron rotundamente que hubiera habido un pago. En el año 2001, W. Axl Rose rompió el silencio, y al hablar de su próximo disco, que se titulará “Chinese Democracy”, comentó: “Espero que su hijo (por Dylan) se tope alguna vez con mi nuevo disco. Espero que lo escuche cuando sea grande, si es que quiere conocer la historia y saber la verdad”. 

El 14 de enero de 2001, W. Axl Rose se presentó junto a la nueva formación de Guns N´ Roses en el mega festival de Rock in Rio III en Brasil, donde la banda actuó ante un público de 200.000 personas.  Al finalizar el concierto, el cantante se paró frente al público, pidió que se acercara su intérprete, y comenzó a dar las gracias a una persona muy especial que lo acompañó durante los últimos años: Elizabetha Lebeis. Beta, como suele llamarla el vocalista, se encontraba parada a su lado traduciendo aquellas palabras del músico, y ambos no pudieron evitar emocionarse, y por un momento las lágrimas cayeron por las mejillas de ambos.

“Quisiera agradecer todo el amor y el apoyo de una persona sin la cual no estaría aquí esta noche…”, comenzó diciendo Rose, y continúo: “A Beta le debo las ganas de tener una familia y estar vivo después de una larga depresión”. El cantante mencionó brevemente el calvario que sufrió durante los siete años que estuvo fuera de la escena pública, por problemas personales, y agradeció infinitamente el apoyo emocional e incondicional de su asistente, y dijo: “Ella es como una madre para mí”.

Elizabetha Lebeis es actualmente la asistente personal de Rose, y mucho más allá de ello, es su mejor amiga, y ha sido la persona que lo ha acompañado durante los últimos años, en los momentos más difíciles de la vida del cantante. Beta tiene 49 años, es separada y tiene tres hijos de entre 29 y 25 años. Poco a poco esa familia, oriunda de Brasil, se ha convertido en la familia de Rose. Lebeis nació en Brasil, y pasó gran parte de su vida en ese país. Allí trabajó como Secretaria de la Gerencia de Quaker en Itajaí, Santa Catarina.

Se casó, pero su matrimonio no andaba bien, por lo que terminó en separación, y a partir de allí debió criar a sus hijos sola. Ante la difícil situación económica atravesada por la sociedad brasilera, Beta decidió probar suerte en los Estados Unidos. Así fue que vendió todos sus bienes y se trasladó a Norteamérica, para lo cual dejó a sus hijos con su madre durante un tiempo, hasta que finalmente una vez instalada y con trabajo, mandó a buscar a su familia.

En los Estados Unidos se volvió a casar esta vez con un americano, pero ese matrimonio también terminó en fracaso. De allí en más, ella confiesa que sólo se preocupa por el bienestar de sus hijos. En Norteamérica realizó varios trabajos, hasta que finalmente fue contratada por Rose y Stephanie Seymour para ocupar el lugar de niñera de Dylan, el hijo de la modelo. Allí fue que comenzó esa gran amistad con Rose, que duraría hasta la actualidad.

Cuando Rose y Seymour terminaron su relación amorosa, Lebeis debió decidir con quien iba a seguir trabajando. Al respecto, ella comentó: “Cuando ella se mudó para Nueva York, él me llamó para que trabajara para él. “No fue difícil decidirme a trabajar con él. Nosotros teníamos una amistad impresionante; es la persona en quien confío. Con Stephanie es diferente. Él me valora mucho más que ella”.

Tal es así, que Beta se ha convertido en la persona que asiste al cantante en todo: “Soy su secretaria personal. Atiendo la casa, organizo todo, coordino a los empleados”, resumió Lebeis. Por otro lado, Beta habló acerca de la gran amistad que tiene con el cantante, y subrayó: “Conmigo él siente que realmente tiene alguien que se preocupa, que se dedica a él. También tenemos nuestras diferencias, diferencias de opiniones. “Él es muy paciente. Tengo una confianza en él que nunca he tenido con nadie. Yo no soy una psicóloga. Él precisa una persona que lo escuche.

“Nuestra relación es de amistad, cuando tengo que ser amiga, y de funcionaria, cuando tengo que ser funcionaria. No mezclo aquella amistad que tenemos”. Es tan fuerte la relación que se ha creado entre ambos, que suele llamarla “Mamá”, ya que según sus propias palabras, Beta ha sido la persona que le dio el apoyo, la protección y el cariño materno que el cantante nunca tuvo. “Los amigos de Axl son como mi familia, tanto que la banda me llama Big Mama”, destacó Lebeis.

En la actualidad, ambos viven juntos en la mansión que posee Rose en la colina de Point Dume; y ella es la encargada de ayudarlo a planificar sus responsabilidades y compromisos. Asimismo, Lebeis destacó: “Soy como la madre que nunca tuvo. Quedó impresionado de cómo yo crié a mis hijos… él nunca tuvo eso”.

Muchos se han preguntado porqué W. Axl Rose no ha tenido descendencia, tratando de buscar la respuesta a su inquietud con diversas teorías, algunas de las cuales rozan con lo incomprensible y lo ridículo. En muchas oportunidades, hubo quienes se aventuraban a asegurar que el cantante era biológicamente incapaz, es decir, infértil o estéril. Otros, en cambio, sostenían que debido a su difícil infancia y a su aún más complicada adultez, Rose había elegido no ser padre en esta vida.

Hoy, se sabe que ambas teorías, junto a muchas otras, no se corresponden con la realidad, ya que es bien conocido el episodio de aborto espontáneo que sufrió su ex mujer Erin Everly cuando esperaba un hijo suyo por allá a finales de los 80s. Además, se conoce que Rose es un hombre que adora a los niños, tanto que mandó a construir en el jardín de su mansión un mini parque de diversiones para los hijos de sus invitados en las fiestas de Hallowen.

Es indudable que su difícil infancia, junto con la mala relación con sus padres, acrecentaron aún más en él las ansias por formar una familia y tener hijos, esos hijos a los cuales planeaba no privarlos de nada, y sobre todo de cariño, para que recibieran ese amor paternal que él no tuvo de niño. Pero la injusta vida lo privó de su deseo, y seguramente, es muy duro para Rose haber llegado a sus 43 años sin poder ver reflejado ante un pequeño rostro similar al de él, esa mirada única que cada padre encuentra en su hijo.

Fueron muchos los golpes que ha sufrido a lo largo de su vida, y sin dudas los más duros fueron los que tuvieron que ver con su paternidad frustrada por el destino. Primero la pérdida del embarazo de Everly, cuya noticia lo sacudió internamente, volviéndolo aún más irritable y violento en su forma de ser, durante una época que él mismo señala como uno de los períodos más difíciles de su vida.

Posteriormente, al intentar nuevamente rehacer su vida, trató de construir una familia con la modelo Stephanie Seymour y su hijo Dylan. Dylan Thomas Andrews había nacido en 1991, y era fruto del primer matrimonio de la modelo. Luego de la separación de sus padres, el pequeño quedó al cuidado de su madre. Cuando Seymour comenzó su relación con Rose, él supuso que sería para toda la vida, y que quizás Dylan era ese niño al cual había estado esperando por tanto tiempo, además de los que vendrían en el futuro de la pareja.

Apenas conoció al pequeño, Rose sintió que estaban profundamente conectados, y su lado paternal y su corazón sucumbió por completo ante el cariño que Dylan le dispensaba. Sabía que podía ocupar el lugar de padre para aquel pequeño, que en poco tiempo le devolvió la esperanza en el amor y la inocencia.  No obstante, la injusticia del destino llegó nuevamente a su vida. Tras la separación definitiva con Seymour, el cantante no volvió a ver ya nunca más a ese niño de mirada transparente, que se había grabado para siempre en su corazón. Tanto afectó esta situación a Rose, que para la filmación del video clip de “Estranged” decidió incluir en él, un par de escenas de sus viejos videotapes donde aparece Dylan.

Además incluyó en el clip un mensaje para el niño, que él mismo detalló: ” En este video hay ciertas cosas que a Dylan le gustan y estoy tratando de mostrar lo que me pasa realmente. “Fue muy raro cuando filmamos esa escena porque cuando Dylan se mudo a la casa siempre dibujaba a Axl sentado en un estante de su habitación. Cuando llegó el momento de filmar me fui a sentar allí y estuve mirando el cuarto y me quede dormido y tuve el sueño mas placentero.

“Porque realmente lo necesitaba, necesitaba estar allí en su cuarto. Nunca me había tomado el tiempo que necesitaba hasta que tuvimos que filmar. Fue una manera muy extraña de pasar el tiempo con Dylan en mi mente. “Creí que había dormido por una hora y fueron como cinco. Luego me fui a la cama, pero tuve una fuerte sensación de paz…que me gusto.” Ese clip, plagado de hermosas metáforas, le sirvió al vocalista para tratar de expresar su amor por ese niño que ya nunca volvería a ver: “Hay una comunicación con Dylan, que es alguien con quien no pude comunicarme y alguien que piensa que lo olvidé y no lo hice. Me dijeron una cosa y me mostraron otra cosa”.

Se dice que durante los años en que Rose se ausentó de la vida pública, sufrió una fuerte depresión debido a su separación con la modelo Stephanie Seymour, pero también por la pérdida de Dylan, ese hijo que no tuvo. Finalmente, en el año 2001, el vocalista rompió el silencio, y al hablar de su próximo disco, que se titulará “Chinese Democracy”, comentó: “Espero que su hijo (por Dylan) se tope alguna vez con mi nuevo disco. Espero que lo escuche cuando sea grande, si es que quiere conocer la historia y saber la verdad”. Se sabe que dentro de dicha placa, se incluirá la canción “The Blues”, que Rose compuso para Dylan.

Debe ser muy difícil para Rose sobrellevar la realidad que le ha tocado vivir, sobre todo al toparse con la noticia o las imágenes donde sus ex compañeros se muestran con sus respectivas familias e hijos. Y no por envidia, sino simplemente por la impotencia que uno siente al ver que es total y absolutamente  insignificante ante el destino. Quizás muchos piensen que Rose lo tiene todo… Sin embargo le falta lo más importante en la vida: la felicidad, y eso no puede comprarse con dinero.



© http://gunsnrosesmonoxide.wordpress.com/ GUNS N' ROSES NUEVA ERA






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada