martes, 23 de septiembre de 2014

DISCOS - ROCK AND REVOLUTION (2014) de Fito Páez








UN MONUMENTO AL ROCK,
PARA NUESTRO MONUMENTO DE ROCK




Si grita pidiendo verdad en lugar de auxilio, si se compromete con un coraje que no está seguro de poseer, si se pone de pie para señalar algo que está mal pero no pide sangre para remediarlo, entonces es rock and roll.
Pete Townshend



* * * * *
EXCELENTE



Reseña:

En 2012, Fito festejó los 20 años de “El Amor Después Del Amor” -el disco más vendido en la historia del rock nacional argentino- y el año pasado sorpendió con un tríptico que culminó con “Yo Te Amo”. Sin pausas ni descanso, el artista rosarino continúa con su productiva cosecha musical tributando a uno de sus referentes musicales de mayor influencia a lo largo de su nutrida trayectoria: Rock and Roll Revolution (RRR) es el nuevo álbum de canciones inéditas de Fito Páez  y es un homenaje explícito a Charly García

En forma de dardo venenoso o bien de poema nostálgico, según valga con tal de exorcisar unos cuantos demonios; es rock and roll y eso vale. Cobra sentido, fluye, se convierte, renace. Acto seguido, el odio vuelve a florecer y se hace manifiesto, metamorfosis de humores y atmósferas varias: el despecho, la bronca por la relación interrumpida, dejando el alma quebrada y el corazón visiblemente herido. Atravesado de principio a fin por las melodías y las letras de Charly como concepto unificador e indiscutida fuente inspiradora, el disco contiene un texto del escritor argentino Martín Rodríguez sobre García, su legado en nuestro rock y su protagonismo cultural en las últimas décadas.

Editado por Sony Music, el álbum fue compuesto en dos semanas meteóricas y grabado en otras dos en Buenos Aires, tiempo record para un artista como Fito. Participaron Mariano Otero en bajo, Gastón Barembreg en batería, Gaby Carámbula en guitarra eléctrica, Fito en pianos y teclados, y Diego Olivero en todo lo demás. Después Fito viajó a New York, donde trabajó en solitario con Joe Blaney (ingeniero de grabación de “Clicks Modernos”, así como discos de Prince , The Clash, Tom Waits, Keith Richards). 
El disco fue lanzado el martes 9 de setiembre en formato físico a lo largo de toda América Latina, y en edición digital disponible en plataformas como Spotify, iTunes y Deezer; todo esto precedido por una fuerte campaña promocional en redes sociales.

No se sabe si es por urgencia, inspiración o impulso, pero la fuerza creativa de Fito Páez no se coarta con nada: después de lanzar tres discos durante el 2013, el argentino presenta Rock and Roll Revolution , su vigésimo segunda producción discográfica, en donde vuelve a las fuentes concibiendo un disco de rock and roll puro. Con guitarras al frente, melodías pegadizas con destino de clásico y letras cargadas de rabia y enojo, la influencia de Charly Garcia está omnipresente a lo largo de un disco que, además, atraviesa todas las facetas y estadíos del desamor.

El disco abre con la contestataria "Rock and Roll Revolution", una poderosa lectura socio-política y auténtica declaración de principios morales y musicales, con un riff que recuerda a "I Love Rock and Roll" de Joan Jett. El material discográfico sigue con "Muchacha" una hermosa balada a piano, dulce pero dolida, en la que la figura de Charly vuelve a aparecer en algunos acordes que recuerdan a "No soy un Extraño". 

"Tendré que volver a amar" es sin dudas el lado B de la hermosa "Al costado del camino" del disco Abre, Fito recita esta secuela de su brillante clásico, saldando cuentas con viejos adversarios, tomando postura política y dabiéndose un hombre de principios y con personalidad.  Páez, desbordante de citas -autoreferenciales o no- , juega con elementos de la literatura (desde "Moby Dick" de Herman Mellvile a "Dorian Grey" de Oscar Wilde) para meter recuerdos e imágenes de cada relación que plasma en el álbum y "La canción de Sybil Vane", basada en el desdichado personaje, es el perfecto paradigma. Inspirado en la desafortunada femenina de la obra, abre en tonos graves a dos pianos y batería, con una atmósfera agobiante que desemboca en un potente y distorsionado riff rockero que incrementa la densitud que exuda la cruda letra de una de las joyas del disco. 

"Ella sabe todo de mi" abre con Fito al piano siguiendo la melodía de "Fantasy", para convertirse en la más romántica y optimista de las canciones en su inicio, donde destacan los arreglos corales que Fito comparte con Dixon y Absatz. "La mejor solución" se anuncia bien blusera y su riff inicial recuerda a la exquisita "Yo Miro tu Amor" de Luis Alberto Spinetta. Con el tempo dictado por Gabriel Carámbula -metiéndose con su Les Paul en terrenos exclusivos de Pappo- Fito canta bendecido, sacándole aspereza y suciedad a su registro para una canción de un hombre destruido por el desamor que quiere probar con suicidarse.

En su siguiente movida maestra, Fito rescata un clásico inédito de García: "Loco, no te sobra una moneda?", que fue incluida en el disco Billy Bond and the Jets del año 78 y donde tocaban Bond más todos los Serú Girán. Será un clásico festivalero para las nuevas generaciones, porque es verdaderamente arengadora con menciones homenaje a Charly, Spinetta y Pappo, la sangre fundacional de nuestro rock. Devenida en pieza con aire stone, el tema posee dos guiños autorales cerca del final: una línea de "Yo no Quiero Volverme tan loco" sumado a las palabras de Pete Townshend que cierran el tema y una generación conoció gracias al propio Charly, explicando mejor que nadie qué es el rock and roll.

"Los días de sonrisas, vino y flores" fue compuesta entre Fito y Carámbula y es una hermosa balada medio tempo cuya preciosa letra tiene destino de tribuna y bises. El dolor del amor vuelve al centro de la escena, pero esta vez Fito se viste de un rock star vencido por Cupido en plena noche de concierto, mientras el tema agoniza en un lento fade out. "Arde" es un funky con aires latinos que atraviesa de Baires a Caracas -dejando un poco de lado el clima de desengaño vertido hasta el momento-, mientras Fito homenajea a Juan Formell, el fundador del grupo cubano los Van Van. 

Promediando el final del álbum, "Que te vaya bien" suena muy Charly, bien ochentoso y optimista, en la que Fito despide a un amor con buena onda y sin rencores, a caballito de su inseparable piano y de un puñado de fraseos inolvidables.  A modo de bonus track, el álbum cierra con la atípica "Hombre Lobo (yo)" -cuyo clima dista bastante del sonido rocker del disco- que abre con un piano bien a lo García donde Páez comienza entonando suave, casi a capella, para culminar en un aullido de lobo hambriento y desolado en la penumbra.

Con una fotografía de nuestro legendario Charly García en la tapa -la fotógrafa Andy Charniavsky retrató al artista-, RRR representa el grito iniciático ocasionado por el rocanrol: un canto de revolución y un reencuentro del discípulo con su maestro y con el género que impulsó su carrera de tres décadas y medio en la música. Su hábitat natural y comfortable; su propia naturaleza sangre.




MÚSICOS

Fito Páez
: voz, piano acústico, Wurlitzer, mini Moog, Hammond, coproducción
Diego Olivero: guitarras eléctrica y acústica, bajo, drum machine, coproducción
Gabriel Carámbula: guitarra eléctrica
Mariano Otero: bajo
Gastón Baremberg: batería
Juan Absatz, Deborah Dixon: coros

FICHA TÉCNICA:

Sony Music
: edición 2014
ACH, Mariano Soulé: arte
Andy Cherniavsky, Guido Adler: fotografía
Duración: 46 min.

Lista de temas "Rock and roll revolution": 

1.Rock and roll Revolution 
2.Muchacha 
3.Tendré que volver a amar 
4.Arde 
5.La canción de Sybil Vane 
6.Ella sabe todo de mí 
7.La mejor solución 
8.Loco
9.Los días de sonrisas, vino y flores 
10.Que te vaya bien 
11.Hombre lobo (yo).


Link - álbum completo:


 

1 comentario:

  1. la mejor banda que he escuchado en mucho tiempo se llama rockwell road son muy buenos estos chavos les dejo una rola https://www.youtube.com/watch?v=7bsrnc7jf1Y

    ResponderEliminar