Mostrando entradas con la etiqueta Especiales Rock Internacional. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Especiales Rock Internacional. Mostrar todas las entradas

jueves, 23 de enero de 2014

ESPECIALES - THE LED ZEPPELIN SAGA: HAMMER OF THE GODS (1985) de Stephen Davis






             UNA VUELTA POR EL INFIERNO





Como periodista musical, Stephen Davis tuvo la oportunidad de viajar junto a Led Zeppelin en su gira americana de 1975, documentando cada concierto, realizando entrevistas e incluso viajando con la banda en su lujoso jet Starship. Tras documentar la gira en tres cuadernos de notas, publicó su artículo en 1975, lo que causó su alejamiento del grupo. “LZ-'75: The Lost Chronicles Of Led Zeppelin’s 1975 American Tour" contiene más de 40 fotos de la gira, descripciones detalladas de cada concierto y secretos todavía desconocidos del grupo y sería la antesala de la biografía no autorizada de Led Zeppelin, publicada en 1985, la cual incluye fotos, entrevistas y recortes inéditos.


Pocas formaciones han levantado tanta expectación a lo largo de su trayectoria como Led Zeppelin. La era de su dominio como el mayor espectáculo de rock estuvo marcada por la recurrente frase “sexo drogas y rock and roll”. A veces, la narración de unos acontecimientos tiende a distorsionarse con el paso del tiempo hasta alcanzar un punto de exageración pero, en el caso de Led Zeppelin, todos los rumores y cotilleos que puedan haber llegado hasta el oído del seguidor son absolutamente ciertos.


El reputado escritor, Stephen Davis, autor de obras emblemáticas como “Rolling Stones. Los Viejos Dioses Nunca Mueren” y “Jim Morrison. Vida Muerte y Leyenda”, nos desvela en “Led Zeppelin. El martillo de los dioses”, la realidad de la “leyenda” del fabuloso grupo británico que, en el fondo, no se aleja demasiado del rastro de habladurías que dejó tras de sí: los excesos personales y la aureola oscurantista, así su lucha por imponer un estilo nuevo rechazado desde un principio en su propio país pero acogido con los brazos abiertos en el extranjero, marcaron la década de oro de Zepp.





El  libro nos muestra a una banda formada por cuatro personalidades distintas que una vez juntas produjeron magia y alquimia instantánea, tal como se dieron cuenta cuando se unieron por primera vez para ensayar.  Una vez consolidados, Jimmy Page (guitarra), Robert Plant (voz) John Bonham (batería) y John Paul Jones (bajo), empezaron a desarrollar una carrera que les catapultaría hacia lo más alto del firmamento para ocupar un puesto predominante en el “Olimpo del rock”.


Stephen Davis, nos pone al corriente de las dificultades que tuvieron para convencer de su capacidad a la prensa de Inglaterra, obligándoles a poner su punto de mira en Estados Unidos donde fueron acogidos con los brazos abiertos hasta el punto de realizar su primera gira sin haber editado todavía un álbum.

Conoceremos también las historias sobre las numerosas “groupies” que hacían lo imposible por una noche en la cama con alguno de sus ídolos, con mención de la famosa anécdota de la chica y el tiburón, entre otras muchas; los diversos destrozos en los hoteles fruto de su incontrolable desenfreno, incluyendo carreras en motocicleta por los pasillos y lanzamientos de televisores por la ventana, así como la provocación de varios disturbios entre los que destacan los acontecidos en sus visitas a Tokio y Milán, además de peleas entre promotores que acabaron con la intervención del FBI.






 No escatima el autor datos sobre las distintas personalidades de los miembros del grupo. Jimmy Page, tan brillante músico como astuto manipulador y con una obsesión sobre el ocultismo, más concretamente con la vida del famoso Aleister Crowley, de quien acumuló una importante colección de objetos. Esta afición provocó los diversos comentarios acerca de los vínculos de Led Zeppelin con el satanismo; el mismo Robert Plant, en algún instante de su vida, después de las desgracias acaecidas en su entorno con el accidente de coche en el que apunto estuvo de morir se mujer y el posterior fallecimiento de su hijo Karac, pensó que las peligrosas aficiones de su compañero podían haber ejercido cierta influencia maligna. 

Robert, en el momento de mayor esplendor de Led Zeppelin llegó a creerse en un nivel superior que el resto de los mortales. Por su parte, John Bonham fue el componente más desestabilizado emocionalmente, llegó un momento en el que la fama le superó y no pudo controlar su lado violento (profusamente detallado en el libro) provocado por sus cada vez más continuas borracheras que, a la postre, le conducirían a su trágico final. En cambio John Paul Jones, el miembro en la sombra, el más centrado, resulto el menos afectado de la vorágine que envolvió al grupo británico.


Obviamente, el libro también se centra en la parte musical, ofreciendo jugosos detalles de todas las grabaciones, como ejemplos, mencionar de dónde procede el nombre de la canción “Bron-Yr-Aur”, porqué Led Zeppelin III resultó ser el trabajo más acústico o, a qué se debió la ausencia de señas de identificación del cuarto disco, conocido también como Four Symbols, del que surgió su canción más emblemática “Stairway To Heaven”.

The Hammer of the Gods resulta imprescindible para satisfacer toda la curiosidad acumulada acerca de la existencia de Led Zeppelin, tanto en lo que respecta a su legado musical como a los aspectos que marcaron la existencia personal de los responsables directos del grupo y sus más cercanos colaboradores.



martes, 7 de enero de 2014

ESPECIALES - "1001 Discos que Tenés que Escuchar Antes de Morir" (Cassell Illustrated, 2005) por Robert Dimery.







ROCKOLA PARA UN DISCO ETERNO




Seleccionado y escrito por 90 criticos internacionales, en orden cronologico de 1955-2005, "1001 Discos que Tenés que Escuchar Antes de Morir" se convierte en la lista definitiva de los mejores discos de la historia, en un recorrido que abarca cincuenta años de extraordinaria música, del rock al pop, del punk al funk, comentados de manera apasionante e incisiva por 90 críticos musicales de prestigio internacional. 

Con prefacio de Michael Lydon -cofundador de Rolling Stone- la edición cuenta con artistas tan discímiles como legendarios: Fleetwood Mac, Elton John, Rod Stewart, David Bowie, Van Morrison, Prince, Morrisey, Neil Young, The Beatles, The Rolling Stones, Led Zeppelín y Bod Dylan ilustran las páginas de esta imprescindible edición. 




Entre algunos de los albumes reseñados, destacan: "Led Zeppelín IV" (1971) de Led Zeppelín, Mostrando al grupo lleno de pomposidad e indulgencia. "The dark side of the moon" (1973) de Pink Floyd en su ápice creativo. "Ramones" (1976) de Ramones y sus declaraciones básicas de lujuria y necesidades juveniles.

Vale mencionar también a "Highway to hell" (1979) de AC/DC, con su estilo rudo y despreocupado que resume a la perfección la esencia más pura del género. Hysteria (1987) de Def Leppard y su mega hit "Pour some sugar on me", que parecía música de streaptease, y se disparó hasta alturas insondables.

Appetite for destruction (1987), album debut de Guns N’ Roses que arrasó al momento de su lanzamiento, colocando a la banda de california en el centro de la escena musical mundial, savajes y deliciosos eran los Stones y los Sex Pistols en uno. Ese mismo año y an las antípodas apareció "Bad" (1987) de Michael Jackson: fue más complejo, más redondo y más “malo” que Thriller.




"…And justice for all" (1988) de Metallica es una gloriosa despedida a los sonidos extremos. Ten (1991) de Pearl Jam tomaba la bandera del grunge y entonaba el grito de guerra de una época intensamente novedosa y emocionante en la historia del rock and roll, los gloriosos '90. "Dry" (1992) de PJ Harvey utilizaba el humor negro y decadente para atacar las expectativas femeninas mediante su disección del amor y el sexo.

"In Utero" (1993) de Nirvana señalaba la dirección musical que seguramente habría tomado la banda de no haber muerto Cobain. 
"(What’s the story) Morning glory?" (1995) de Oasis fue el epicentro del Britpop, un rejuvenecimiento cultural que introdujo a Gran Bretaña en el epicentro del rock moderno. En la misma coordenada encontramos a "Ok computer" (1997) de Radiohead y su manual perfecto sobre como sintetizar a los Smiths con Queen sonando demencial.

El libro se pone tan diverso y genial como congeniar a "Clandestino" (98) de Manu Chao y su exploración del dolor, con
"Follow the leader" (98) de Korn y su manifiesto de intolerancia y crueldad.

"Californication" (1999) de Red Hot Chili Peppers aprecia la belleza de la vida, la tranquilidad y el amor más que las fiestas salvajes, mientras que "Gorillaz" (2001) de Gorillaz atesora los flirteos con el dub reggae y el punk. 






"Come away with me" (2002), de Norah Jones es una invitación sensual imposible de rechazar. "Elephant" (2003) de The White Stripes transita tanta oscuridad y frustración como para definir su grandeza de clásico.

El libro presume de ser la lista definitiva de los mejores discos de la historia, o por lo menos, de los que merecen ser escuchados, como el caso de "Low" de David Bowie que no es un gran disco en si pero merece ser escuchado por lo que supuso en la evolución de Bowie y de la música de la época. 

Este volumen constituye una guía indispensable, informada, inteligente y compacta, cuyo diseño visual colabora a su rápida y amena lecutra. Una pequeña crítica de cada disco y la lista de canciones de cada grupo teniendo en cuenta el contenido del disco original -si en alguna edición posterior se añade alguna canción bonus se indica-, se añaden  a la reseña sumado a fotografías y ficha técnica del disco. 

Desde "Whats Going On?", de Marvin Gaye, hasta "The Rise and Fall of Ziggy Stardust", de David Bowie, desde los Beatles, hasta The Ramones, este volumen constituye una guía indispensable, informada, inteligente y compacta. Ilustrada con 800 imágenes de cubiertas de discos míticos, grupos y artistas, constituye una obra de referencia obligada para cualquier aficionado a la música. La mejor continuación para el éxito de "1001 películas que hay que ver antes de morir". 



lunes, 6 de enero de 2014

ESPECIALES - THAT METAL SHOW (VH1, 2008-2013)





REALITY ROCK, LA TIENDA DEL METAL



Eddie Trunk es un periodista estadounidense, mejor conocido por ser el presentador y productor de algunos programas de radio y televisión especializados en música hard rock y heavy metal. Reconocido como uno de los más profundos conocedores del tema, "That Metal Show" es un talk show de su creación, estrenado por la cadena VH1 Classic (perteneciente a MTV), el 15 de noviembre de 2008.

Presentado y dirigido por el periodista Eddie Trunk, con la colaboración de Jim Florentine y Don Jamieson, inicio la emisión en enero de 2010 a través de VH1 Latinoamérica. El programa consiste principalmente en algunas discusiones sobre "hard rock y heavy metal", del pasado y presente. Entre los segmentos regulares comentan y realizan debates entre los tres anfitriones y su invitado especial, realizan entrevistas con músicos reconocidos, además de concursos y notas en el formato "farandula", por cuanto adaptan el formato MTV norteamericano adolescente y comercial de competencias y rivalidades entre bandas, a un programa que nada tiene que ver con aquello.




Es sabido que Eddie Trunk no es el más carismatico ni el más gracioso; pero es el que supuestamente sabe algo más acerca de rock entre quienes conforman el panel. "Stump the trunk" o "Pisar a Trunk", es una de las secciones más destacadas del programa, donde las personas del público le hacen preguntas al conductor.  En la sección "Pick of the week" o "Elección de la semana", se habla sobre alguna novedad entre las bandas del heavy metal y hard rock, pueden ser giras, conciertos, pero, por lo general discuten sobre los nuevos álbumes de las bandas favoritas de los conductores.

Más adelante se lleva a cabo "Throwdown" o "Cuenta regresiva", donde los anfitriones e invitados debaten grandes momentos y figuras en la historia del metal en menos de dos minutos. Finalmente, el show presenta "Whatever happened to...?" o "Que paso con...?", una sección donde los anfitriones responden las consultas del público acerca del mundo del rock y su actualidad.


 


Entre los invitados más destacados con los que ha contado a lo largo de los años el show, destacan: Anvil, Peter Criss (Kiss), Rob Halford (Judas Priest), Slayer, Steve Vai, Joe Satriani, Sammy Hagar (ex Van Halen), Joe Perry (Aerosmith), Chad Smith (Red Hot Chili Peppers), Matt Sorum (ex Guns N’Roses), Blackie Lawless (W.A.S.P.) y Axl Rose, entre otros.

El encuentro con Rose tuvo lugar después del concierto que Guns n' Roses ofreció el primer fin de semana de Octubre de 2011 en Miami, si bien la emisión se produjo el día 11-11-11, una cita que era muy esperada por los fieles seguidores de Axl. Después de casi 20 años sin conceder entrevistas por TV, el líder de Guns N´ Roses ha aceptado reaparecer en el programa televisivo de su amigo personal Eddie Trunk. Sin aludir a ninguna pregunta sobre la antigua formación, sus retrasos en los conciertos o la nominación de los Guns para el Rock And Roll Hall Of Fame, Axl Rose se mostró afable, locuaz e incluso divertido durante los casi 50 minutos que duró la charla.


Eddie Trunk debe sentirse muy orgulloso al respecto, prueba de ello es que el episodio con Rose ha batido records de audiencia. No es fácil conseguir entrevistar a un personaje como Axl Rose, escurridizo como pocos y muy reacio a dejarse ver en los medios de comunicación. 




Lista de episodios (2008-2010):

Primera Temporada:

1 Lita Ford, 11 - 15, 2008 Lita Ford
2 Yngwie Malmsteen, 11 - 22, 2008 Yngwie Malmsteen
3 Twisted Sister, 11 - 29, 2008 Dee Snider and Jay Jay French
4 Dream Theater, 12 - 6, 2008 Mike Portnoy
5 Mike Piazza, 12 - 13, 2008 Mike Piazza
6 Kiss, 12 - 20, 2008 Ace Frehley
7 Rush, 12 - 27, 2008 Geddy Lee and Alex Lifeson


Segunda Temporada:

1 Pantera, 3 - 7, 2009 Vinnie Paul
2 Anthrax, 3 - 14, 2009 Frank Bello
3 Extreme, 3 - 21, 2009 Nuno Bettencourt and Gary Cherone
4 Anvil, 3 - 28, 2009 Steve "Lips" Kudlow and Robb Reiner
5 Guns N' Roses, 4 - 4, 2009 Duff McKagan
6 Queensrÿche, 4 - 11, 2009 Geoff Tate
7 Thin Lizzy, 4 - 18, 2009 Scott Gorham
8 Heaven & Hell, 4 - 25, 2009 Ronnie James Dio and Geezer Butler
9 That Metal Show Presents: Download Festival '09, 7 - 18, 2009 Tommy Lee, Slipknot, Hatebreed, Tesla, Mike Portnoy, Buckcherry, Duff McKagan, Tim "Ripper" Owens, and many others

Tercera Temporada:

1 Anvil/Sacha Gervasi, 10 - 3, 2009 Steve "Lips" Kudlow, Robb Reiner, G5, and Sacha Gervasi
2 Judas Priest, 10 - 10, 2009 Rob Halford
3 Chris Jericho, 10 - 17, 2009 Chris Jericho
4 Overkill, 10 - 24, 2009 D.D. Verni and Bobby "Blitz" Ellsworth
5 W.A.S.P., 10 - 31, 2009 Blackie Lawless
6 Steve Vai, 11 - 7, 2009 Steve Vai
7 Hatebreed, 11 - 14, 2009 Jamey Jasta
8 Ratt, 11 - 21, 2009 Stephen Pearcy and Warren DeMartini
9 Kiss, 11 - 28, 2009 Peter Criss
  
Cuarta Temporada:

1 Megadeth February 6, 2010 Dave Mustaine
2 Aerosmith February 13, 2010 Joey Kramer
3 Accept February 20, 2010 Wolf Hoffmann and Mark Tornillo
4 Joe Lynn Turner February 27, 2010 Joe Lynn Turner
5 Anthrax/Pearl Aday March 13, 2010 Scott Ian and Pearl Aday
6 Quiet Riot/Death March 20, 2010 Rudy Sarzo and Richard Christy
7 Brian Posehn March 27, 2010 Brian Posehn
8 Winger April 3, 2010 Kip Winger and Reb Beach
9 Joe Satriani April 17, 2010 Joe Satriani
10 Scrap Metal April 24, 2010 Season 4 Outakes/Unseen Extras

Quinta Temporada:

1 Motörhead, 5 - 8, 2010 Lemmy
2 Black Label Society, 5 - 15, 2010 Zakk Wylde
3 Judas Priest, 5 - 22, 2010 Rob Halford
4 Adler's Appetite, 6 - 5, 2010 Steven Adler and Chip Z'Nuff
5 Alice Cooper, 6 - 12, 2010 Alice Cooper
6 Rob Zombie, 6 - 19, 2010 Rob Zombie
7 Dokken, 6 - 26, 2010 Don Dokken and George Lynch
8 Slayer, 7 - 10, 2010 Kerry King and Dave Lombardo
9 Scrap Metal, 7 - 17, 2010 Season 5 Outakes/Unseen Extras

Sexta Temporada:

1 Tribute to Ronnie James Dio, 10 - 16, 2010 Geezer Butler, Vinny Appice, Wendy Dio, Simon Wright, Rob Halford, and Tom Morello, with guest guitarist Craig Goldy
2 Van Halen/Winger/Carrie Keagan, 10 - 23, 2010 Michael Anthony, Kip Winger, and Carrie Keagan, with guest guitarist Tracii Guns
3 Pantera/Kiss, 10 - 30, 2010 Philip Anselmo and Bruce Kulick, with guest guitarist George Lynch
4 Def Leppard/Quiet Riot, 11 - 6, 2010 Phil Collen and Frankie Banali, with guest guitarist Richie Kotzen
5 Tesla/Testament, 11 - 13, 2010 Jeff Keith, Frank Hannon, and Chuck Billy, with guest guitarist Tracii Guns
6 Black Sabbath/Danzig, 11 - 20, 2010 Bill Ward and Glenn Danzig, with guest guitarist Richie Kotzen
7 Led Zeppelin/Poison, 11 - 27, 2010 Jason Bonham and Rikki Rockett, with guest guitarist Craig Goldy
8 Guns N' Roses/Alter Bridge, 12 - 4, 2010 Slash and Myles Kennedy, with guest guitarist George Lynch
9 Scrap Metal, 12 - 11, 2010 Season 6 Outakes/Unseen Extras


Clip: That Metal Show - episodio "Doro Pesch":


Clip: That Metal Show - episodio "Buck Dharma, Blue Oyster Cult":




jueves, 2 de enero de 2014

ESPECIALES - MR. ROSE (Editorial RP, 2013) de Lucy Dávalos





AXL, EN PRIMERA PERSONA




Lucy Dávalos nos presenta “Mr Rose”, un libro donde nos cuenta la apasionante vida, obra, anécdotas y vivencias del líder de los Guns N´Roses plasmando en sus páginas una vida dedicada a Axl Rose, primero como fan y más tarde como periodista profesional. 

"Yo creo que su vida es una película de drama, de acción, de amor...Como periodista investigué mucho y traté de aportarle ese costado sentimental que se merece, ya que Axl Rose, según todo lo que puede percibirse, es un espíritu libre y dueño de un alma extremadamente sensible, como suelen ser los verdaderos artistas, va mas allá del ego y del talento, creo que tiene que ver con ser auténtico y pasional, sobre todas las cosas" define la autora su propia visión del líder de Guns n' Roses.

Basado en la agitada vida del vocalista de la legendaria banda de Hard Rock por excelencia Guns N’ Roses, en este trabajo, editado de manera independiente, se ha llegado a recolectar una gran cantidad de material de archivo, además de datos sobresalientes en cuanto a la vida y carrera de este astro del Rock internacional, presentando una gran base de información, sumamente organizada y ordenada cronológicamente mediante cientos de citas de autoridad, así se logra crear este mix textual que produce la magia.
     

La obra gira en torno a la enigmática figura de Axl, un muchacho norteamericano común, con una niñez y adolescencia traumáticas, pero con incansable ambición de cumplir sus sueños y lograr convertirse en quien terminó siendo: una de las mayores estrellas del hard rock mundial, con todas sus mañas, para una década final del ’80 revolucionada musicalmente. Para saber todos los pensamientos que pasaron por su mente cuando no era nadie, cuando lo era todo y cuando decidió refugiarse tanto tiempo luego de la separación con los demás integrantes de GNR, habrá que leer Mr. Rose. Y para conocer el misterio, su autora Lucy Davalos, explica el impacto que contiene cada página.

La originalidad se encuentra en tratarse de un libro casi de ‘culto’, exclusivísimo, cuya promoción se va generando gracias al ‘boca en boca’ sin contar con una distribuidora. Lo más llamativo es que la única manera de obtenerlo es mediante el contactarse con su autora, quien se encarga personalmente de contestar los mails, así mismo, realizar los correspondientes envíos por correo (como solían hacerlo los antiguos escritores) e inclusive llegar a encontrarse en persona con los interesados.
   
"Se va editando de a poquísimos números y a través de las propias ventas es como se va sustentando a sí mismo. Se trata de una obra seria, llena de metáforas y poesía que nos permite desandar los pasos del propio Axl Rose, recreando la vida del líder de esta gran banda nacida en Los Ángeles" profundiza la autora acerca de su obra.   
  
"Subiendo cada peldaño, sin distribuidoras ni grandes maquinarias de trasfondo "MR ROSE" es un libro que ya ha cobrado vida propia y no me pertenece, algo que empecé escribiendo a los 12 años como una fan del grupo y lo terminé editando como la periodista de 34 años que soy", dice orgullosa la autora. En cuanto a llevarlo a importantes librerías y grandes editoriales, la respuesta es contundente: "De ningún modo, así fue como lo creé con sacrificio y dedicación, eso sería algo así como entregar una parte de mi, de mi propia vida e historia, o lo peor sería como vender mi alma". 

La manera en la cual está redactado la hace una obra atrapante que te guía gracias a una nueva mirada, mezcla de investigación y literatura dentro de la denominada corriente "Nuevo Periodismo", con muy buenas críticas por parte de los seguidores y la prensa especializada. Siguiendo la línea de "A Sangre Fría" la innovadora novela no-ficción de Truman Capote, la obra está dotada de grandes detalles, entrevistas y datos precisos, siendo traducida al inglés en este momento para seguir expandiéndose día a día. 

A lo largo de la historia de la música son miles de personas las que pasan sin pena ni gloria por ella, como así también aparecen de tanto en tanto algunas pocas que producen un quiebre y marcan una época, tanto por lo que componen como por lo que proponen  desde el escenario, que trasciende lo estrictamente musical. Es el caso del, muchas veces tan polémico como talentoso, W. Axl Rose, quien ha generado históricamente amores y odios entre muchos de sus seguidores por su personalidad  y su manera de afrontar la vida, producto de las marcas que le ha dejado su infancia en Lafayette, Indiana. 

Pero la ambición de cumplir sus sueños y lograr convertirse en una de las mayores estrellas del hard rock mundial, hizo que, a fuerza de trabajo y dedicación, cambiara su destino que ya parecía estar escrito y revolucionar la música hacia finales de la década del ’80. La periodista argentina oriunda de Quilmes Lucy Dávalos, tras un arduo trabajo que llevó casi dos décadas, es la encargada de contar a lo largo cuatrocientas página la historia, las vivencias y las memorias de Axl que quizás pocos conocen.

Pocas personas acaparan la atención de la manera que lo hace Axl, un simple chico de pueblo proveniente de familia conservadora y religiosa que pasó a convertirse en un icono de su generación producto de su sensacional éxito con Guns N’ Roses a fines de los ochentas. La periodista Lucy Dávalos se encargó de compilar todas esas historias, vivencias y memorias para plasmarla a lo largo de las más de cuatrocientas páginas que conforman el último eslabón perdido gunner. Un libro imperdible y absolutamente recomendable a través de sus 430 emocionantes páginas.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

ESPECIALES - LA NEW WAVE DEL HEAVY METAL BRITÀNICO




 


REINOS UNIDOS POR EL METAL


 


La Nueva Ola del Heavy Metal Británico (inglés: New Wave of British Heavy Metal, abreviado como NWOBHM), fue un movimiento que surgió en el Reino Unido a mediados de los años 1970, y expiró a principios de la década del 80. A pesar de haber sido de corta duración (solo cinco años), el movimiento logró revitalizar al rock más pesado y permitió la expansión del heavy metal en todo el mundo.
 
La Nueva Ola del Heavy Metal Británico como movimiento musical se originó a mediados de los años setenta en Gran Bretaña en la mítica The Bangwagon Heavy Metal SoundHouse. Esta época estuvo marcada por el surgimiento del Punk, el cual logró desplazar de las compañías discográficas a las antiguas bandas del rock duro como Black Sabbath y Deep Purple. En medio de todo esto, comienzan a surgir en Inglaterra un gran número de bandas que empiezan a tocar para extensas audiencias y a grabar sus propios discos, como por ejemplo Diamond Head, Girlschool, Samson, Tygers of Pan Tang, Angel Witch, Raven, Praying Mantis, White Spirit, Saxon, Def Leppard y en especial Iron Maiden, que a su vez fue la banda que se erigió como la más importante del movimiento. 

Las bandas que influyeron a estas agrupaciones fueron muy variadas, y entre ellas se puede mencionar desde a UFO, Jethro Tull, Fleetwood Mac, Pink Floyd, Yes o Wishbone Ash (los primeros en utilizar las "Twin Guitars" o "Guitarras Gemelas"), hasta a ZZ Top, MC5, Kiss, Budgie, The Stooges o Jimi Hendrix. Sin embargo, fueron Led Zeppelin, Black Sabbath, y Deep Purple las que marcaron las pautas fundamentales que seguiría el movimiento (en especial las dos últimas).
 
El movimiento tuvo focos fundamentales en cuanto a su nacimiento y su propia difusión, y el principal fue el mítico “The Soundhouse” o el “Bangwagon” (este en realidad era el nombre del local) una especie de Club nocturno o discoteca de metal pesado ubicado en Londres y administrado por Neal Kay, un conocido e importante DJ “roquero/metalero” vital en la difusión y surgimiento no solo de este movimiento, sino del rock en general en aquellos tiempos; de hecho, la famosa edición del disco doble recopilatorio llamado Metal for Muthas fue encargada a Neil Kay justamente, lo cual quedaría como testimonio musical con algunas de las bandas más representativas de la época. Con Metal for Muthas el sello disquero Sanctuary inició una gira a lo largo y ancho de Inglaterra con las bandas respectivas.

Fue específicamente Al Lewin de la revista Sounds Magazine quién bautizó el movimiento con el nombre de “The New Wave of British Heavy Metal”.

Esta era una época en donde el “demo” (pequeñas grabaciones con un par de canciones de “muestra”) jugaban un papel muy importante para las bandas y por ende para sus seguidores. Generalmente el sonido era bastante “deficiente” ya que se grababan a no más de ocho pistas en total.

Las bandas generalmente tocaban en su lugares de origen, por ejemplo Def Leppard en Sheffield, Son Of a Bitch (que después paso a llamarse Saxon) en Barnsley, White Spirit en Hartlepool, Diamond Head en Stourbridge, Iron Maiden en Londres, etc., siendo justamente Iron Maiden, a través de extensas giras por todo el Reino Unido, no solo la encargada de sembrar seguidores para si mismos; sino también de unificar y dar el entusiasmo a las otras bandas, lo cual hizo crecer más el movimiento.

Junto con el surgimiento del movimientos, otras bandas de rock, si bien habían comenzado una línea distinta comienzan a orientarse al sonido que comenzaba a imponer la NWOBHM, como AC/DC o Van Halen.

La “extinción” del Movimiento coincide con la desaparición del mítico The Bangwagon Heavy Metal SoundHouse de Neal Kay en 1981, razón por la cual muchas de las bandas se separaron o bien siguieron otros caminos, si bien continuaron apareciendo algunas bandas hasta mediados de los años 80.

A partir de este final en 1981, tal como cuenta el propio Neal Kay, algunas bandas siguieron en el ruedo con mayor o menor éxito, como por ejemplo Diamond Head, Girlschool, Saxon, Tygers of Pan Tang, y en especial Def Leppard y Iron Maiden, eso si, siguiendo caminos completamente distintos; Def Leppard alejándose por completo e insertándose de lleno en el mercado estadounidense con un estilo más cercano al glam, mientras que Iron Maiden, en contraparte, optando por Inglaterra, siguiendo la senda un metal más duro y de letras más oscuras y profundas.


Los grupos de NWOBHM, en general, se caracterizaron por la fusión de la crudeza directa de punk, junto a una mayor técnica en la ejecución de los instrumentos más típica del rock progresivo o el hardrock, y es paradójica y justamente esta mezcla lo que las diferenció de las bandas punk, progresivas y las bandas hardrockeras. La actitud de sus seguidores era de fidelidad hacia la música, y a menudo se les tachaba de violentos y marginales. También se ha relacionado mucho a los seguidores de este movimiento con los temas ocultistas/satanistas, y aunque algunas bandas usaban en sus letras o caratulas esa temática, la mayoría explotaba este estereotipo, mayormente, para criticar los poderes dentro de la iglesia oficial. 

Estéticamente, algunas optaron por separarse de la clásica vestimenta hippie de las bandas de los 70's y popularizaron el uso del cuero tal como antes lo hicieran innumerables bandas como ZZ Top, Black Sabbath, Steppenwolf, etc., y otras rescatando el vestir común y urbano (jeans gastados y zapatillas deportivas), recreando así la imagen de la clase obrera entre sus seguidores, sin embargo la mayoría o al menos muchas de las bandas se volcaron a la estética del cuero y las tachas provenientes del punk. Y otras como Judas Priest que además adoptaron influencias del vestir fetichista inspirados de una tienda de ropa londinense del rubro.

Musicalmente, la NWOBHM apelaba a una música basada en secuencias rítmicas de power chord, combinados con rápidos solos de guitarra y sonido estridente. Sus letras podían situarse entre los reclamos sociales y la clase obrera como Girlschool, Diamond Head y Motörhead, tal como antes ya lo habían hecho sus contrapartes del movimiento punk, hasta el imaginario épico mitológico de bandas como Saxon o Samson. Algunos de ellos como Venom, Holocaust, Fast Blood y Witchfinder General exploraron la mitología religiosa o demonológica que posteriormente evolucionaría hacia otros estilos de metal más extremos. Sus voces líderes también abarcaron un singular espectro, desde los más altos registros melódicos hasta voces estentóreas y guturales.

A pesar de la breve duración del movimiento, este permitió redefinir el heavy metal, y fue determinante en la evolución del mismo. Así por ejemplo, es la base del thrash metal de principios de los 80, en el cual las bandas como Metallica, Slayer o Exodus tomarían este referente como su principal influencia, además de el de los predecesores del heavy metal (en especial Deep Purple, Led Zeppelin, y Black Sabbath) e incluso el de algunas bandas punks como The Misfits o Sex Pistols.


martes, 22 de octubre de 2013

ESPECIALES - OZZFEST, LA FIESTA DEL METAL (1996-)






EL RITUAL CALENDARIO DE OZZY



Ozzfest es un festival musical anual que gira por los Estados Unidos y Europa, con actuaciones de muchas de las bandas mas trascendentes de metal pesado y rock duro. Fue fundada por Ozzy Osbourne y su esposa Sharon Osbourne, quienes también organizan cada viaje anual con su hijo Jack Osbourne. La gira Ozzfest ha aparecido bandas de diversos géneros dentro de heavy metal y hard rock, incluyendo el metal alternativo, thrash metal, metal industrial, metalcore, hardcore punk, deathcore, nu metal, death metal, post-hardcore, metal gótico y metal negro.

El festival fue creado en 1996 por la esposa y manager de Ozzy Osbourne, Sharon Osbourne, cuando los organizadores del festival de música Lollapalooza se negaron a que Ozzy Osbourne unirse a la gira. El viaje fue bien recibido, lo que provocó el festival se convierta en un acontecimiento anual.

El primer Ozzfest no fue una gira nacional, sino más bien un festival de dos días celebrada en Phoenix, Arizona y Devore, California, el 25 y 26 de octubre de 1996, respectivamente. En 1997, hubo grandes protestas frente del festival tras cancelar la actuación de Marilyn Manson. También hubo protestas de carácter similar en 2001, tras la masacre de Columbine High School, que algunos grupos habían atribuido al propio Manson. Entre sus momentos mas controversiales se recuerda tambièn la escandalosa presentaciòn de Iron Maiden en 2005, que debido a las constantes fallas tècnicas y de sonido provocò numerosos disturbios entre los asistentes.

En 1998, Ozzfest se aventuró fuera de los Estados Unidos por primera vez en el Reino Unido, que contó con una formación diferente de las bandas. El festival finalmente regresar al Reino Unido en 2001 y 2002. A principios de la década de 2000, bandas como Slipknot, Pantera, Marilyn Manson, Mudvayne, Godsmack, Rob Zombie, Incubus, Linkin Park, System Of A Down, Chevelle y Disturbed formaron parte de la grilla anual del festival. Dos álbumes de la compilación de la gira Ozzfest fueron puestos en venta en ediciòn DVD, uno que cubre seleccionadas actuaciones de 2001 actuaciones y otro correspondiente a su ediciòn 2002.

Imágenes en el escenario de la gira Ozzfest 2004 fueron mostradas en MTV, cuando Ozzy y Sharon organizaron un espectáculo de competencia online titulado "Batalla por Ozzfest" donde se eligieron ocho de cientos de bandas para competir por un lugar en el Ozzfest del año siguiente. Cada participante tuvo que completar numerosos retos a fin de mejorar sus posibilidadesde ganar el concurso. En ocasiones, se celebrarìan recuentos de puntaje y algunos concursantes serían eliminados sucesivamente, imponièndose como ganador Marc Serrano y su formaciòn de metalcore A Dozen Furies.


En 1998, Ozzfest se aventuró fuera de los Estados Unidos por primera vez hacia el Reino Unido, repitiendo en 2001, 2002 y asi sucesivamente hasta el presente. Como uno de sus puntos mas destacados se recuerda la ediciòn del “Ozzfest 2010”, celebrada en el Comcast Center de Mansfield contò con algunos de los más grandes exponentes del rock como Mötley Crüe y Judas Priest, convirtièndose en una de las presentaciones mas recordadas. 

La historia comenzó en el año de 1996, cuando la pareja de los Osborune, Ozzy & Sharon, decidieron que era momento de apoyar a la juventud que buscaba abrirse camino en la industria de la música y qué mejor ayuda que llevando a cabo un mega – festival. En un principio, el mismo Ozzy revela no haber creído que tendría mayor repercusión y que de pronto se convertiría en un evento anual, a estas alturas de culto para las nuevas generaciones del metal. 


Clip - Black Sabbathen Ozzfest 2000:




Clip - Black Sabbath en Ozzfest 2001:



Clip - ediciòn del "Ozzfest 10th. Anniversary": 



martes, 3 de septiembre de 2013

ESPECIALES - El Legado de los Sex Pistols (1975-1979)








LA ICONOGRAFÍA PUNK:

BASE CONCEPTUAL Y CUESTIÒN DE AUTORÌA



El primer concierto de Sex Pistols que atrajo una amplia atención lo dieron el 12 de febrero de 1976 en el Club Marquee, como teloneros de una banda de pub rock por entonces en alza que se llamaba Eddie and the Hot Rods. 

Según John Robb:
    «Rotten estaba rebasando ahora realmente los límites en sus actuaciones, bajándose del escenario, sentándose con el público, lanzando a Jordan por el escenario y arrojando sillas, todo ello antes de destrozar parte del equipo de Eddie and the Hot Rods».
La primera reseña sobre la banda apareció en NME, acompañada de una breve entrevista en la que Steve Jones declaró: «de hecho no nos va la música. Lo nuestro es el caos» («actually we're not into music. We're into chaos»). Entre la gente que leyó el artículo estaban dos estudiantes de la Universidad Tecnológica de Bolton, Howard Devoto y Pete Shelley, que viajaron a Londres en busca de los Sex Pistols. Después de charlar con McLaren, consiguieron ver a la banda en un par de conciertos de finales de febrero. Los dos amigos comenzaron de inmediato a formar su propia banda al estilo de los Pistols, Buzzcocks. 


Sex Pistols se definían por ambiciones mucho más allá de lo musical: sin duda, McLaren a veces era abiertamente despectivo con la música de la banda y con el punk rock en general. Es cuestión debatida el grado hasta el cual la postura antisistema de Sex Pistols fue el resultado de las actitudes espontáneas de los miembros de la banda y no el fruto del cultivo de McLaren y sus asociados, como asimismo es motivo de debate la propia naturaleza de tal postura. Al despreciar la música, McLaren elevaba el concepto, hecho por el cual el mánager después obtuvo pleno reconocimiento. McLaren afirmaría que los Sex Pistols fueron su proyecto artístico personal, de estilo situacionista: «decidí usar personas del mismo modo que un escultor usa arcilla». 

Sex Pistols fue inspiración directa en el estilo, y a menudo de la formación misma, de muchas bandas de punk y post-punk durante sus primeros dos años y medio de existencia.The Clash están entre las bandas del «círculo interno» de la primera ola del punk de Londres que dan crédito a los Pistols. Pauline Murray, de la banda de punk de Durham Penetration, vio a los Pistols tocar por primera vez en Northallerton en mayo de 1976.

¿O eran un cínico fraude: algo con lo que «vender pantalones», como dijo McLaren en 1989; «un ejercicio cuidadosamente planeado para desfalcar todo el dinero posible de la industria musical», tal como Jon Savage caracteriza el tema central de McLaren en The Great Rock 'n' Roll Swindle; «sacar pasta del caos» (cash from chaos) como lo expone la película de forma repetida?.
Lydon, por su parte, desechaba la influencia de McLaren: «Hicimos nuestro propio escándalo simplemente siendo nosotros mismos. Quizás era porque él sabía que sobraba, así que se sobrecompensaba. Todo lo dicho sobre que los situacionistas franceses estaban asociados al punk es una gilipollez. ¡Son disparates!» Cook coincide: «El situacionismo no tenía nada que ver con nosotros. Los Jamie Reids y Malcolms se emocionaban porque éramos lo auténtico. Supongo que éramos lo que ellos estaban soñando». Según Lydon, «si teníamos un objetivo, era introducir por la fuerza nuestras propias opiniones de clase trabajadora en la corriente dominante, algo que era desconocido en la música pop de la época».
Toby Creswell argumenta que «la agenda de Sex Pistols era incompleta, por decir lo menos. Era una llamada general a la rebelión, que se desmorona con el menor escrutinio» El crítico Ian Birch, escribiendo en 1981, llamó «una estupidez» la proclama de que Sex Pistols «tuvieran alguna importancia política... Si hicieron algo, fue hacer que mucha gente estuviera contenta con no ser nada. Ciertamente no inspiraron a la clase trabajadora».

Al cabo de un año de «Anarchy in the U.K.», esa voz estaba teniendo amplio eco: muchísimas, si es que no cientos de bandas de punk se habían formado a lo largo del país: bandas compuestas en su mayoría por gente de clase obrera y gente de clase media que rechazaba los valores de su clase y buscaban solidaridad con la clase obrera.
En 1980, el crítico Greil Marcus reflexionó sobre la contradictoria postura de McLaren:
    "Puede ser que, en la mente de su autocelebrado Svengali..., Sex Pistols nunca tuvieran que ser más que un milagro de nueve meses, un vehículo barato hacia el dinero fácil, unas risas, un toque del viejo épater la bourgeoisie. También puede ser que en la mente de su jefe terrorista y propagandista, anarquista veterano... y artista situacionista McLaren, Sex Pistols fueran concebidos para ser una fuerza que arrasaría con todo... y finalmente uniría música y política. Sex Pistols eran todas esas cosas".
Un par de años antes, Marcus había identificado diferentes raíces bajo la fusión de música y política de la banda, diciendo que «habían absorbido del reggae y el movimiento rastafari la idea de una cultura que haga exigencias a los poderosos que ningún gobierno podría satisfacer jamás; una cultura exclusiva, casi separatista, aunque también mesiánica, apocalíptica y estoica, y que ignorará o destrozará cualquier contradicción inherente en tal complejidad de posturas». El crítico Sean Campbell ha debatido sobre cómo la herencia católica irlandesa de Lydon facilitó su entrada en la escena reggae de Londres pero complicó su posición vis-à-vis con la clase obrera étnicamente inglesa -el origen que sus compañeros de banda tenían en común–.

Nick Kent —un periodista de New Musical Express (NME)— ocasionalmente tocaba con la banda, pero abandonó tras el fichaje de Lydon. Lydon después explicaría: «cuando llegué, le eché un vistazo y dije: "No, eso ha de acabar". Desde entonces nunca ha escrito una buena palabra sobre mí». En septiembre de aquel año, McLaren nuevamente prestó ayuda para alquilar un local de ensayo para la banda, que había estado practicando en pubs. Cook, que tenía un trabajo a tiempo completo que no quería dejar, estaba planteándose abandonar. Según la posterior descripción de Matlock, Cook «creó una cortina de humo», diciendo que Jones no tenía la suficiente destreza para ser el guitarrista principal de la banda. Pusieron un anuncio en la revista Melody Maker para encontrar un «chico prodigio guitarrista. No mayor de veinte. Con imagen no peor que Johnny Thunders» -en referencia a un destacado miembro de la escena punk de Nueva York-. 

La mayoría de los que se presentaron a la audición eran obviamente incompetentes, pero para McLaren, el proceso creó una nueva sensación de solidaridad entre los cuatro miembros de la banda. Reclutaron al único guitarrista con talento que probaron, Steve New. De todas maneras, Jones estaba mejorando con rapidez y en el sonido que la banda estaba desarrollando no tenía cabida el estilo técnico al que New era adepto.
El crítico Bill Wyman hace mención de que «la feroz inteligencia y el increíble carisma en el escenario» de Lydon fueron catalizadores importantes, pero en última instancia encuentra que el verdadero significado de la banda se encuentra en las manipulaciones provocativas de los medios por parte de McLaren. Aunque algunas de las afrentas públicas de la banda fueron planeadas por McLaren, Westwood y compañía, otras evidentemente no lo fueron: incluyendo lo que el mismo McLaren cita como «el momento crucial que lo cambió todo», el choque en el programa Today de Bill Grundy. «Malcolm se aprovechaba de las situaciones», dijo Cook, «no las instigaba; eso fue siempre nuestra propia obra». 

También es difícil atribuir el efecto de los primeros conciertos de Sex Pistols en Manchester en la escena punk naciente de la ciudad a nadie más que a los mismos músicos. Matlock después escribió que, en el punto en que dejó la banda, estaba comenzando a pensar que McLaren «de hecho estaba perpetrando esa idea que éramos sus marionetas de forma deliberada...De todas maneras, por otro lado, he averiguado que incluso Malcolm no era tan consciente de lo que hacía como desde entonces ha hecho ver».
El musicólogo Simon Reynolds argumenta que McLaren sólo se consideró a sí mismo como autor después de la disolución de la banda, con The Great Rock 'n' Roll Swindle y el reclutamiento de Ronnie Biggs como vocalista. Muchos de los comentarios posteriores sobre Sex Pistols se deben a haber tomado en serio las proclamas de McLaren en la película, tanto dándoles crédito como no dándoselo. 

Como expuso el periodista musical Dave Thompson en 2000, «hoy en día, Swindle es vista por muchos como la verdad» (a pesar de que los hechos que la película presenta, entre otras cosas, a un Steve Jones completamente analfabeto, un perro que habla y Sid Vicious disparando a integrantes del público, incluyendo a su madre, al final de «My Way»). Temple apunta que la caracterización de McLaren estaba pensada como «una puta broma enorme: que él era el maestro titiritero que creó esas piezas de arcilla con cajas de plastilina que modeló y así creó a Johnny Rotten y Sid Vicious. Era una broma el que estuvieran completamente manufacturados». En su escena final de la película, McLaren declara que todo el asunto de Sex Pistols estaba planeado «¡desde siempre, desde que tenía diez años! ¡Desde que Elvis Presley se unió al ejército!»
Según Noel Monk, mánager de gira de Sex Pistols, y el periodista Jimmy Guterman, Lydon era mucho más que «el portavoz de la banda. Es su agudo cerebro. McLaren o su amigo Jamie Reid igual dejaban caer una palabra tipo 'anarquía' o 'vacío' [vacant] a la que Rotten se agarraba y convertía en un manifiesto, pero McLaren no es el Svengali para Rotten que le gustaría parecer. McLaren pensó que estaba trabajando con una tabla rasa, pero pronto se dio cuenta de que Rotten tenía sus propias ideas». Por otro lado, hay poco desacuerdo sobre el talento de marketing de McLaren y su papel crucial en hacer de la banda un fenómeno subcultural poco después de su debut. Temple añade que «¡catalizó las cabezas de tanta gente! ¡Tenía tantas ideas simplemente extraordinarias!» Aunque, como enfatiza Jon Savage, «de hecho, fue Steve Jones quien tuvo la primera idea de juntar al grupo, o a cualquier grupo, con McLaren. Fue él quien escogió a McLaren, no al revés».
Lydon después describió el contexto social en que se formó la banda:

    La Inglaterra de principios de los años 1970 era algo muy deprimente. Estaba completamente venida a menos, había basura en las calles, desempleo total..., prácticamente todo el mundo en huelga. Criaban a todo el mundo en un sistema de educación que te dejaba bien claro que si venías del sitio equivocado..., pues no tenías la más puñetera esperanza y ninguna posibilidad laboral en absoluto. De todo esto salieron el pretencioso moi y Sex Pistols y luego un montón de pajeros copiones después de nosotros.
Pero ¿qué es lo que supuestamente había construido? Sex Pistols eran todo lo importantes que podía llegar a ser la cultura pop: «el punk se convirtió en el fenómeno cultural más importante de finales del siglo XX», diría McLaren después. «Su autenticidad sobresale sobre la cultura de sucedáneos y karaoke de hoy en día, donde todo y todos están en venta. El punk no está en venta, y nunca lo estuvo». 


Según la descripción de Trouser Press Record Guide, «Sex Pistols y el mánager/provocador Malcolm McLaren desafiaron cada aspecto y precepto de la forma de hacer música moderna, inspirando de ese modo a incontables bandas para seguir sus pasos por los escenarios de todo el mundo. Una imagen pública polémica y nihilista y unas letras sociopolíticas rabiosamente nihilistas fueron el modelo que sigue siendo la guía para las bandas de punk». 

El furor desatado por la banda no fue ajeno al atrayente mundo cinematogràfico. La película de Sex Pistols fue completada por Temple, quien recibió todo el crédito del guion después de que McLaren hiciera que se quitara su nombre de la producción. Estrenada finalmente en 1980, The Great Rock 'n' Roll Swindle aún reflejaba en gran medida el punto de vista de McLaren. Es una narración de la historia de la banda y sus secuelas en forma de un relato ficticio, a modo de una farsa, parcialmente animado, con McLaren en el papel principal, Jones como segundo actor principal, y contribuciones de Vicious (incluyendo su memorable interpretación de «My Way») y Cook. Incorpora los videos promocionales grabados para «God Save the Queen» y «Pretty Vacant» y un extenso metraje documental, dedicado en gran medida a Rotten. Según lo describe Temple, McLaren y él concibieron la película como «muy estilizada... polémica». 

Estaban reaccionando frente al hecho de que Sex Pistols se habían convertido en «el póster de la pared de los dormitorios ante el que te arrodillabas al llegar la noche para rezarle a tu Dios del rock. Y ese nunca fue el propósito... El mito tenía que ser dinamitado de algún modo. Teníamos que hacer esta película para enfadar a los seguidores».204 En la película, McLaren reclama la autoría de haber creado la banda desde cero y haber maquinado su notoria reputación; gran parte de la poca estructura que tiene la dispersa narrativa se basa en las «lecciones» de McLaren sobre «un invento mío al que llamaron punk rock».

Las resoluciones judiciales de 1979 habían dejado muchas cosas sin resolver entre Lydon y McLaren. Cinco años después, Lydon interpuso otra demanda. Finalmente, el 16 de enero de 1986, Lydon, Jones, Cook y los herederos de Sid Vicious ganaron el control de la herencia de la banda, incluyendo los derechos sobre The Great Rock 'n' Roll Swindle y todo el material grabado para su elaboración: más de 250 horas. Ese mismo año, se lanzó una película de ficción que trataba la relación de Vicious con Spungen: Sid and Nancy, dirigida por Alex Cox. En su autobiografía, Lydon critica duramente la película, diciendo que «elogia la adicción a la heroína», saliéndose del camino para «humillar la vida de Vicious», y que distorsiona totalmente la posición de Sex Pistols en la escena punk de Londres.

El crítico Toby Creswell sitúa la fuente primaria de inspiración de forma distinta, apuntando que:




"Al contrario que su imagen, los Pistols se tomaban muy en serio la música. El verdadero grito rebelde venía de las guitarras de Jones: un masivo muro de sonido basado en los riffs de guitarra más simples y retro. Esencialmente, Sex Pistols reforzaron lo que habían demostrado en los años 1960 las bandas de garage: no necesitas técnica para hacer rock and roll. En un momento en que la música se había vuelto cada vez más compleja y desdentada, el cambio generacional de los Pistols causó una verdadera revolución".



Junto a su abundante influencia musical, las reverberaciones culturales de Sex Pistols son evidentes en todos lados. El trabajo de diseño gráfico de Jamie Reid para la banda se considera uno de los más importantes de los años 1970 y aún tiene impacto en el siglo XXI. A los veintiún años, Sid Vicious ya era un «icono para vender camisetas». Aunque su manera de morir para muchos significó el fracaso de las ambiciones sociales del punk, cimentó su imagen de arquetipo de joven maldito. La moda punk británica, aún ampliamente influyente, ahora suele acreditarse a Westwood y McLaren; como Johnny Rotten, Lydon también tuvo un efecto duradero, sobre todo por su enfoque del estilo personal a la manera del bricolaje: «llevaba puesta una chaqueta de terciopelo de color (ted) adornada con imperdibles (Jackie Curtis, a través de la escena punk de Nueva York), enormes pantalones de pinzas a rayas (modernista), una camisa Wemblex de cuello de aguja (mod) adaptada como una camisa Anarchy (punk) y botines de charol (ted)». 
Christopher Nolan, director de la película de Batman The Dark Knight, ha dicho que Rotten inspiró la caracterización de The Joker, interpretado por Heath Ledger. Según Nolan, «en gran medida, mirando al personaje del Joker, vimos que lo que es su fuerte es la idea de anarquía. Ese compromiso con la anarquía, ese compromiso con el caos». Asìmismo, Christian Bale, coprotagonista de la película junto a Ledger, ha dicho que éste se inspiró viendo grabaciones de Vicious.

El artículo de la guía de álbumes de Trouser Press sobre Sex Pistols asegura que «su importancia —tanto en la orientación de la música contemporánea como en la cultura pop en general— difícilmente puede exagerarse». Rolling Stone ha argumentado que la banda, «en directa oposición a las trampas y complacencias de la fama» del rock de mediados de los años 1970, «vino a encender y personificar uno de los verdaderamente pocos momentos críticos de la cultura pop: el surgimiento del punk». En 2004, la revista puso a Sex Pistols en el puesto número cincuenta y ocho de su lista de «Los 100 artistas más grandes de todos los tiempos».221 El crítico musical Dave Marsh les denominó «incuestionablemente la nueva banda de rock más radical de los setenta».

Aunque Sex Pistols no fue la primera banda de punk rock, las pocas grabaciones que lanzaron durante su corta existencia inicial fueron expresiones excepcionalmente catalíticas del movimiento punk. Los lanzamientos de «Anarchy in the U.K.», «God Save the Queen» y Never Mind the Bollocks se cuentan entre los acontecimientos más importantes de la historia de la música popular. Never Mind the Bollocks aparece habitualmente en las listas de los mejores álbumes de todos los tiempos: En 2006 lo situaron en el número veintiocho de «Los 100 mejores álbumes de todos los tiempos» de la revista Q, mientras que Rolling Stone lo posicionó en el número dos de su lista «Los 100 mejores álbumes de los últimos 20 años" de 1987. Es reconocido como uno de los álbumes más influyentes de la historia del rock. Una reseña de Allmusic del 2005 lo describe como «uno de los mejores y más influyentes álbumes de rock de todos los tiempos».