Mostrando entradas con la etiqueta Shows Rock Nacional. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Shows Rock Nacional. Mostrar todas las entradas

jueves, 16 de julio de 2015

SHOWS - REUNIÓN SERÚ GIRÁN / SPINETTA JADE (Estadio OBRAS, 1980)







por Expreso Imaginario - Número 50 - Año 1980

------------------------------------------------------------------------------------

En septiembre de 1980, la banda Spinetta Jade pisó por segunda vez el escenario del Estadio Obras para realizar un concierto junto a Serú Girán, considerado «el evento musical del año». Era un hecho histórico que dos grandes grupos estuvieran simultáneamente en el escenario. El show comenzó con Spinetta cantando «Que ves el cielo», a mitad del tema se agregó Garcia y luego hicieron juntos «Cuando ya me empiece a quedar solo». Bajo un clima enfervorizado, se agregó Lebón e interpretaron «Música del alma» y luego entraron todos los demás: Aznar y Moro, por un lado, Spinetta, Pomo, Satragni y Rapoport y Del Barrio por el otro. El recital se cerró con los dos grupos sobre el escenario interpretando «El mendigo en el andén» (de García y Lebón) , «Cristalida» (de Spinetta) y como bis «Despiertate nena» (Spinetta) con el agregado de Gustavo Bazterrica




La reunión de Charlie García, Luis Alberto Spinetta y sus respectivos grupos movilizó una gran cantidad de público que durante las tres noches colmó las instalaciones del Club Obras. Evidentemente, la posibilidad de ver en un mismo escenario a dos figuras de estlos musicales tan diferentes fue un atractivo muy fuerte para el público porteño.

No se puede decir que este evento obedeció a la necesidad de tocar juntos por el solo hecho de hacer música; ni Spinetta ni García tienen afinidades musicales o estilísticas, eso quedó demostrados en el material que tocaron juntos. Más bien se trató de reunir en un mismo show a dos figuras y a dos bandas que podían captar, en diferentes proporciones, la adhesión del público. En un principio, en los días programados para este concierto iban a presentarse Spinetta y León Gieco; reunión que se frustró por razones ampliamente conocidas por el público.

García y Spinetta brindaron un espectáculo de gran jerarquía, sin concesiones a la demagogia o al sentimentalismo. Cada uno cumplió con su parte correctamente; y a la hora de hacerlo juntos, tocaron bien, sin nada que fuera producto de la improvisación.

Es evidente que la música de Serú Girán es diferente a la de Jade, y que así también es la respuesta del público. Sin ninguna duda, García, Lebón, Aznar y Moro integran la formación de rock más popular del momento, la que más consigue motivar a las audiencias. Esa adhesión cuantitativa por parte del público fue harto manifiesta en cada uno de los conciertos.

El comienzo del show estuvo a cargo de Spinetta con su tema, “que ves el cielo”. La canción pertenece a la época de Invisible, y no representa lo mejor de la producción de esa banda. En mitad del tema, se acopló Charlie García en los teclados. La canción siguiente fue la primera conmoción de la noche: “Cuando ya me empiece a quedar solo” tuvo la inmediata respuesta que aún tienen las canciones de Sui Generis. Para el tema siguiente, hizo su ingreso la otra gran figura de éstos conciertos: David Lebón. Pro presencia, talento, y hasta por su manejo del escenario, Lebón se impuso como la tercera estrella de los shows. Juntos interpretaron “Música del alma”.

Con el ingreso de Pedro Aznar y Oscar Moro, dio comienzo la actuación de Serú Girán. La banda ha conseguido un ensamble, una integración tan perfecta con su música que introducir todo tipo de arreglos e improvisaciones novedosas, capaz de revitalizar cada una de las canciones. Esta soltura escénica, posibilitó que el show se transformara en una verdadera fiesta en la que la audiencia y los músicos compartieron la música en idénticas proporciones. Como una máquina devastadora, Serú Girán tocó un tema detrás de otro, sin interrupciones. La repetición en el final del rock “No te sobra una moneda”, llevó al delirio a un público emocionalmente enfervorizado.

A continuación, le tocó el turno a Spinetta-Jade. La apertura fue con “Dale gracias”, una canción muy serena que contrastó con la energía desbordante que aún flotaba en el ambiente. Lo siguieron otra canciones como “Diosa salvaje” y “Solo el amor puede sostener”, y temas instrumentales como “Amenábar” y “Digital Ayatollah”. La música de Hade vario sustancialmente con respecto a las primeras actuaciones de éste año. Spinetta, acusó el impacto de las falta de respuesta por parte del público, e intentó buscar matices menos complejos para su música. En cambio también influyó la presencia de Diego Rapoport, en reemplazo de Lito Vitale.

Cada una de las canciones fue impecablemente interpretada, con igual cantidad de aciertos (en guitarra eléctrica) y desaciertos (guitarra acústica) por parte de Spinetta. El resto de la banda cumplió su cometido, destacándose el trabajo de Rapoport y Pomo. Del Barrio pareció no poder superar la frialdad de las composiciones, y Beto Satragni (que debutó en reemplazo de Aznar) hizo su parte sin errores, pero sintiendo el peso del debut. El jazz-rock de Jade es una música fría, en la que ni siquiera aflora la vertiginosidad técnica que caracteriza al género, y que por momentos llega a ser tediosa. En la parte final, ingresó el guitarrista Gustavo Bazterrica, que hizo algunos aportes interesantes.

El Gran final llegó con las dos bandas en escena, cuando el público ya reclamaba insistentemente la presencia de García. Conjuntamente tocaron “Crisálida”, una canción del álbum doble de Pescado Rabioso (y una de las mejores de la producción de Spinetta), fue uno de los momentos culminantes del show. Detrás de la atronadora muralla de sonido que creaban Jade y Serú Girán, surgían claras las cristalinas voces de Spinetta y Lebón. Y resulta imposible no comparar la belleza y magnificencia de ésta música de Spinetta con la que hace actualmente. El cierre fue con “Despiértate nena”, otro ardoroso tema de la época de Pescado (en el que también estaba Lebón), llevó al público al paroxismo.

Este concierto tuvo una vibración especial, en algunos músicos, y, mayoritariamente, en el público. Pareció como si se rescatara parte de aquel viejo espíritu de los primeros años del rock. Y eso fue lo mejor, más allá o más acá de las mentiras, las trampas y las mezquindades que suelen rodear a las cosas buenas. Si todavía somos capaces de cantar como una sola voz, y que el sentimiento nos erice la piel, significa que estamos vivos, “Yo se que puedes amarme…”


-------------------------------------------------------------------------------

A raíz de una nota publicada en 1980 por la revista “Hurra”, en la cual se planteaba la tan habitual “dicotomía antagónica” entre Spinetta – García, cual si fueran los “River y Boca” del rock nacional, ambos músicos con sus respectivas bandas (nada menos que Spinetta Jade y Serú Giran) brindaron un show memorable en conjunto en el estadio Obras.

Quedaba en claro que lo que había entre ellos era admiración mutua y un profundo respeto. Ambos cantan temas del otro (Charly canta “Quiero verte bailar”, y Luis “Cuando ya me empiece a quedar solo”), y terminan el concierto las dos bandas en el escenario, en un derroche de virtuosismo pocas veces visto.

La actuación de Spinetta Jade fue muy aplaudida, pese a su difícil estilo. Fue notorio el esfuerzo de Spinetta por lograr mayor simpleza en su música, para que el público de Obras pudiera entender su mensaje. Serú Girán, en cambio, fue ovacionado desde el comienzo, dejando en evidencia el increíble «feeling» que tenía con la gente. En esta formación Beto Satragni ya remplazaba a Pedro Aznar en el bajo.


SETLIST:

-Que ves el cielo
-Cuando ya me empiece a quedar solo
-Música del alma
-Canción de hollywood
-Noche de perros
-Viernes 3 am
-A los jovenes de ayer
-Encuentro con el diablo
-Perro andaluz
-Cuanto tiempo mas llevará
-Frecuencia modulada
-No te sobra una moneda
-Dale gracias
-Amenábar
-Alma de diamante
-Solo el amor puede sostener
-La diosa salvaje
-Cristálida
-El mendigo en el anden
-Despiértate nena


Link audio - recital completo:



lunes, 29 de junio de 2015

SHOWS - #GRACIAS GUSTAVO (Festival Ciudad Emergente de Buenos Aires, 21/6/2015)






.


"Ahora sí vas a poder evitar el cansancio de huir de la muerte.
Todo este tiempo dormido fue necesario, quizá, para enseñarte a morir consolando a tus queridos. Los verdaderos artistas, estoy convencido, conocen la muerte antes de morir. No se dejan llevar ni un minuto antes ni uno después de reconciliarse con la vida. Dicen por allí que al morir nos es dado conocer el secreto de la música en nuestro primer llamado al nacer.
En cuanto a lo que me toca, me has hecho disfrutar de tu dulce voz y de tus espléndidos juegos con las guitarras. Tu etapa solista fue sólida y aventurera y es lo que más me gusta de lo que nos has dejado. Bueno... a comenzar de nuevo en tierra incógnita.

Mi aplauso para vos.


Indio."



Ezequiel Ruiz. Especial para Clarín - Música - 21/06/15
La ciudad de Buenos Aires homenajea a Gustavo Cerati:
Una caricia de gratitud y reconocimiento



Una multitud celebró al músico, cuyos temas fueron interpretados por su banda e invitados especiales, como Leo García, Ale Sergi, Pedro Aznar y David Lebón. La ovación fue para Benito, el hijo de Gustavo.

Gracias por venir, gracias totales, y ahora #GraciasGustavo, como leit-motiv de un show. Una palabra que atraviesa distintas etapas y épocas de la carrera musical de Gustavo Cerati, tanto con Soda Stereo como solista. Una palabra que se resignificó en un escenario también icónico en su camino, como es el Planetario, donde ayer nomás, en 1995, parejas reales y ficticias se besaron ante las cámaras para el video de Zoom.

Y en el ayer real, absoluto, miles de personas, familias enteras, distintas generaciones se reunieron a saludar a Gustavo, quien desde algún lugar le dictó a su banda qué era lo que tenía que hacer, con qué arreglos deberían tocar sus propias canciones. Así lo hizo saber Richard Coleman con tono de médium, pero en rigor de verdad quien asumió el rol de director musical del último grupo de Cerati, que completan Leandro Fresco (teclados y voces), Gonzalo Córdoba (guitarra), Fernando Nalé (bajo) y Martín Carrizo (batería). La octava edición de Ciudad Emergente, el único festival musical y de cultura joven al aire libre con temperatura invernal, tuvo como cierre este gran homenaje que logró reunir, por última vez, al grupo de Cerati.

Casualmente o no, coincidió con el día de cumpleaños de Lilian Clark, madre de Gustavo y detrás de quien se encolumnaron los ruegos y plegarias de aliento al músico en su sueño eterno. La señora estuvo presente, escuchando las canciones de su hijo en mano de los últimos músicos que lo acompañaron en su última gira.

Justamente desde ahí que no tocaban juntos, desde la noche fatal en Venezuela cuando Gustavo sufrió el ACV. Para esta noche, empezaron a juntarse desde marzo a ensayar de lunes a viernes durante seis horas. Así, pusieron a punto la máquina y respetaron las versiones “en vivo” de una fina selección de canciones del Cerati solista. Pero no lo hicieron solos: contaron con cantantes invitados que, en general, estuvieron muy a la altura (y más) de la ocasión. Leo García (quien fuera guitarrista de una de las bandas de Gustavo, además de aportar en la gira de regreso de Soda) se lució en Magia y La excepción. Ale Sergi y Juliana Gattas, la dupla vocal de Miranda!, dibujaron en el aire la letra de Paseo inmoral (que, como solía hacer Cerati en vivo, contó con el riff de Post crucifixión, de Pescado Rabioso) y sumaron dramatismo a su lectura de Uno entre mil. Pedro Aznar y David Lebón, 50% de Serú Girán, emocionaron con sus versiones de Cactus y Adiós, respectivamente.

Las nuevas olas, ésas a las que Gustavo siempre estuvo atento ya sea como productor, mentor o por melómano, también estuvieron presentes: Alejandro Alvarez, cantante de Barco, con su imponente voz al servicio de Karaoke; y Bruno y Guido de Banda de Turistas, a quienes les tocó hacer Rapto.

Dos otrora alternativos, hoy en el centro de la escena, como Fer Ruiz Díaz (de Catupecu Machu) y Walas (de Massacre) también dijeron presentes y pusieron lo suyo. Fan confeso, Ruiz Díaz arengó como de costumbre y se puso gritón en la muy buena versión de Deja vu.

Por su parte, el de Massacre (que acaban de editar su nuevo disco, Biblia Ovni) fue el histriónico de siempre a la hora de cantar Marea de Venus (del disco Colores Santos firmado por la dupla Cerati - Melero) y Cosas imposibles. En el medio, un invitado tal vez inesperado como Alejandro Lerner se cargó, solo al piano, Crimen. Y el más ovacionado de todos, fue Benito, el primogénito (ver “Todo esto...”).

“Dijimos que no íbamos a hacer un montón de cosas que al final estamos haciendo. Bueno, Gustavo era un poco así, también”, avisó Coleman antes de Toma la ruta, un tema de Soda Stereo. En la previa, habían prometido no tocar ninguna de la banda para centrarse únicamente en los seis álbumes que llevan la firma de Cerati.

Ese, además, fue uno de los pocos momento “de intimidad” del grupo. Sin cantante invitado, sonaron inspiradísimos como si estuvieran en un ensayo. De cantar se hicieron cargo Coleman y Fresco: Richard se destacó cantando la gran Lago en el cielo, mientras el tecladista peló gran registro en Avenida Alcorta.

Para el final, el gran golpe de efecto que supone una emotiva y significativa Puente. El “gracias por venir” se multiplicó con todos los invitados en escena y el público, iluminado, coreando. Fue el final de una larga gira para una banda que se discontinuó por una tragedia, la última vez que las canciones de Gustavo Cerati sonarán así. A partir de ahora, tomará otros caminos. Este #GraciasGustavo fue un viral de gratitud y reconocimiento a su influencia y su buena estrella, su ascendencia sobre el rock nacional, de dónde viene y hacia dónde va. “La mejor manera de homenajear a Gustavo es haciendo arte”, resumió Coleman en el saludo final, instando a las nuevas generaciones a seguir creando. No por nada este homenaje y esta celebración a la obra de Cerati fue dentro de un festival que marca el trazo grueso en cuanto a nuevas tendencias musicales, bailables, humorísticas, deportivas, tecnológicas. Ahí donde la atención de Gustavo siempre estuvo puesta: el futuro en presente perfecto.

Durante Ciudad Emergente, en el Centro Cultural Recoleta, también hubo diversos saludos hacia él: dos salas enteramente dedicadas a sus discos solistas, con una selección con sus mejores temas para escuchar y ver, su línea de tiempo, ilustraciones inspiradas en su música. El quinteto formoseño Guauchos, que combina hábil y enérgicamente elementos del folklore y el chamamé con el rock, dio una poderosa versión de Corazón delator. Mientras que en la fantástica FAN, muestra de Nora Lezano, se exhibieron polaroids de Gustavo en sus distintas etapas, con distintos looks. Incluso hay un elocuente mensaje de texto que Cerati le envió a la fotógrafa, donde resume lo que (nos) genera con su música, incluso hoy, que no está físicamente presente entre nosotros: “Locura y entusiasmo”. Que las canciones de Gustavo, entonces, suenen una vez más y sigan sonando.

El pico emotivo del show fue la versión de Te llevo para que me lleves. Ahí, Richard Coleman rompió el protocolo (“Habíamos quedado en no presentar a ningún invitado, pero ahora lo haremos”) y presentó a Benito Cerati. Por lejos el más aplaudido de la noche, puso su voz aguda para cantar las partes que en el tema original grabó su mamá, Cecilia Amenábar... quien en el video del tema aparecía embarazada del propio Benito. Sin quebrarse, el mayor de los Cerati disfrutó de su momento y se llevó una ovación inolvidable. “Feliz cumpleaños, abuela. Todo esto es para vos”, le dedicó a Lilian Clark. En el día del padre, quedó todo en familia.


Link a video - show completo:





Setlist:

Lista de temas:
1- Intro (audio del video #GraciasGustavo con Zeta y Charly)
2- Fuerza natural
3- Magia
4- La excepción
5- Av. Alcorta
6- Karaoke
7- Rapto
8- Paseo inmoral
9- Uno entre 1000
10- Te llevo para que me lleves
11- Pulsar
12- Déjà vu
13- Crimen
14- Cactus
15- Toma la ruta
16- Marea de Venus
17- Cosas imposibles
18- Adiós
19- Lago en el cielo
20- Puente


LINK:

jueves, 23 de octubre de 2014

SHOWS - FITO PÁEZ: "MOVISTAR FREE MUSIC CELEBRA A CHARLY GARCÍA" (Av. Pampa y Alcorta, 27/9/14)







CHARLY, ESTE ES EL AGUANTE!



* * * *
MUY BUENO




"Para Charly Garcìa, mi reserva moral" - Fito Pàez, RRR (2014)



La figura de Charly García fue el eje del masivo festival de rock consumado en el barrio porteño de Palermo con la presencia protagónica de Fito Páez -que acaba de editar un disco con referencias explícitas al ex Serú Girán- y alusiones al fallecimiento de Raúl Carnotta, Gustavo Cerati y Carlos Alberto "Negro" García López, guitarrista histórico de las formaciones del homenajeado.

"Hoy vamos a festejar que tenemos a Charly, vamos a volver a intoxicarnos con él" soltó enérgico Fito Páez antes de cargarse junto a su piano de cola una seguidilla de versiones profundas e intimistas de "Desarma y sangra", "Rasguña las piedras", "Confesiones de invierno" y "El fantasma de Canterville". Sentado bajo un haz de luz, con la imagen de García estampada en su pecho, Fito alcanzaba así, con una evidente mezcla de admiración, amor y respeto, el climax de una jornada de emociones cruzadas.

 Un pasaje intenso de la jornada se vivió con la presencia de Virus, la emblemática banda new wave de los ’80 que fue fundada por Federico Moura (fallecido en 1988) y hoy es comandada por su hermano Marcelo. “Charly fue uno de los primeros en entender lo que hacíamos”, recordó Marcelo en alusión a las resistencias que debió vencer la banda entre el paladar negro rockero.

Fito, de remera Say No More y vestuario con rojo furioso predominante, cerró la noche con un recital impecable en el que predominaron clásicos de Charly como "Cerca de la revolución", "No voy en tren", "Tuve tu amor", "Yendo de la cama al living", "Nos siguen pegando abajo" y gemas de los 70s como "Canción para mi muerte", "Peperina" o "Confesiones de invierno". Además, el set del rosarino incluyó (como parte de su nuevo disco) la rareza de "Loco ¿no te sobra una moneda?" que el bicolor grabó con Seru Giran en un disco de Billy Bond y que nunca registró en una placa propia, hasta que el rosarino la editara en su última placa. 

Al menos 50.000 personas rindieron tributo al padre de nuestro rock, en un festival al aire libre en los bosques de Palermo, con diez bandas y músicos que vivieron una jornada con sentimientos mezclados, entre la euforia por rendirle homenaje al maestro del rock nacional y la angustia tras la muerte de Carlos Alberto "Negro" García López, el guitarrista de Charly, que murió horas antes en un accidente carretero. Charly García fue homenajeado por distintos artistas en un festival que contó con la participación de Fito Páez, Turf, Virus, Masacre, Indios, Coki & The Killer Burritos, Rosal, Ministerio de Energía y Sobretodo en Invierno.

Fito Páez fue el encargado de cerrar el recital con el poder de su flamente Rock and roll Revolución, que inmortaliza a un Charly muy joven y con el torso desnudo, en la imagen de tapa. El Movistar Free Music entregó ocho horas de música y referencias permanentes a la obra de García: algunas sensiblemente cerca de la virtud artística, signaron el temperamento del festival que, más allá de las subjetividades, contó con el acompañamiento del público.


 Setlist:


       - Desarma y sangra
        (Serú Girán)
        -Rasguña las piedras
        (Sui Generis)
        -Canción para mi muerte
        (Sui Generis)
        -Estación
        (Sui Generis)
        -Confesiones de invierno
        (Sui Generis)
       -El fantasma de Canterville
        (PorSuiGieco)
        -Rock & Roll Revolution
       -Muchacha
        -Tendré que volver a amar
        -Loco
        -Rock & Roll
        (La máquina de hacer pájaros)
        -Necesito tu amor
        (Charly García)
        -Tuve tu amor
        (Charly García)
        -Yendo de la cama al living
        (Charly García)
        -Peperina
        (Serú Girán)
       - No voy en tren
        (Charly García)
       - Cerca de la revolución
        (Charly García)
        -No llores por mí, Argentina
        (Serú Girán)
        -El aguante
        (Charly García)
        -Nos siguen pegando abajo (Pecado mortal)
        (Charly García)
        -Calle de la desolación
        (Bob Dylan) (Video de Charly García)
        -Ciudad de pobres corazones
        -El diablo de tu corazón
        -Brillante sobre el mic
        -Polaroid de locura ordinaria
        -A rodar mi vida
        -Mariposa tecknicolor
        -Bienvenidos al tren // interpretada en conjunto por todas las bandas invitadas//
        (Sui Generis)


Clip - show completo:




miércoles, 3 de septiembre de 2014

SHOWS - PEDRO AZNAR PRESENTA "A LA CARTA" (Estadio Luna Park, 30/08/2014)









EL DIA QUE EL HOMBRE LLEGÒ A LA LUNA




* * * * *
EXCELENTE




Reseña:

   
El ex Serú Girán presentó el pasado fin de semana en el emblemático estadio porteño "A la carta", un espectáculo con canciones seleccionadas por su público y que le permitieron refrendar, con una multitudinaria presencia, su recorrido como músico que tuvo un amplio recorrido, abordando parte de la vasta obra musical de Pedro Aznar, desde el gusto mas masivo a su paladar mas selecto.

El tour en que los fans eligieron el repertorio desemvarcò en el Luna Park como parte de una gira que lleva recorridos buena parte del interior de Buenos Aires y varias provincias de nuestro país. Con “A la carta”, Pedro Aznar llega a cautivar al selecto público de calle Corrientes, a presentar el show que lo ha llevado a países de América como Chile, Perú, Colombia y México, entre otros.

La banda que acompaña a Pedro en esta experiencia está compuesta por su habitual banda a lo largo de los  ùltimos años: Alejandro Oliva en percusión, Julián Semprini en bateria, Coqui Ortiz en guitarras y Tomas Fares en teclados.  La primera función de este nuevo espectáculo se concretó en Paraná durante el mes de marzo, y desde ese entonces, el artista estuvo recorriendo los distintos puntos de la Argentina, donde las 25 elecciones del repertorio
han sido los más votados por su público por lo que todos los gustos se verán satisfechos en una noche.El hombre y su voz, su entonación y su instrumento, sumado a la sonoridad de la banda se conjugaron en una delicada relación de calidad y emoción que caracterìzó este suntuoso viaje a las profundidades del màgico mundo de Pedro Aznar. En su vuelta a los escenarios porteños,  el virtuoso artista trajo una batería de clásicos que pusieron a delirar a sus fans, recreando los éxitos que lo consolidaron como una de las figuras más representativas de la escena musical latinoamericana, ejecutando composiciones que no sólo ahondan en la música popular argentina, sino que fusionan rock, jazz y elementos de diversos géneros mundiales.

Con el habitual talento que despliega en sus presentaciones y la calidad y perfeccionismo que caracteriza a  su música, el artista regaló a su público una verdadera catarata de éxitos, algunos intimistas, otros más rítmicos y cumplió con la premisa de “A la carta”: Toca y canta lo que vos querés escuchar como si estuviera sentado en el living de tu casa.

Colmado de un pùblico atento y receptivo, que cantó, aplaudió y enmudeció ante la premisa de sentir vibrar el  “Ahora ”en la última nota de la canción homónima, el Palacio de los Deportes de nuestra capital recibió con emoción y reconocimiento esta primera visita del destacado artista que, paradójicamente, cumple 40 años con la música . Un show  que permite apreciar la justeza de su banda en versiones de temas propios y ajenos  como Tu amor, Mientes, Si me das tu amor, Quebrado, La Pomeña, No hay forma de pedir perdón, El faro de los ahogados  y tantos otros. 


Todas las etapas de Aznar fueron evocadas en forma sucesiva: los comienzos con Serú Girán, el retorno de esa formación en el '92 (con un disco en el que el Aznar compositor tuvo un rol equivalente al de Charly García y David Lebón), aquella recordada experiencia de Tango 4 con García y, claro, sus exploraciones solistas, desde el folclore al pop y su gran dote para reversionar clàsicos del rock internacional: los bonus vinieron en los bises, con gratas sorpresas como las memorables interpretaciones de "Shape of My Hear" o "Wild Horses":

Artista clave de la historia del rock argentino, aunque con un perfil que lo ubicó siempre más cerca de la construcción colectiva que del proyecto personal, Pedro Aznar concretó el primer estadio Luna Park de su etapa solista con un intenso y extenso derrotero que ofreció las diferentes vertientes que atravesó su dilatada y destacada carrera musical.
 



Setlist:
Quebrado
Par
Mientes
Tu amor
Si me das tu amor
Ella se perdió
Rencor
Ya no hay forma de pedir perdón
Amor de juventud
Romance de la luna tucumana
La pomeña
Décimas
Sólo Dios sabe
A primera vista
Viernes 3 AM
Amar y dejar partir
Como la cigarra
Nocturno suburbano
Jealous guy
Faro de los ahogados
Los días más cortos del año
Fotos de Tokyo
A cada hombre, a cada mujer
Ahora

BISES:

Trouble - Coldplay
Karma police - Radiohead
Wake me up when september ends - Green Day
Shape of my heart - Sting
Wild horses - Rolling Stones


Clip - show completo:

 

lunes, 28 de abril de 2014

SHOWS - INDIO SOLARI Y LOS FUNDAMENTALISTAS DEL AIRE ACONDICIONADO (Hipódromo de Gualeguaychú, 2014)








CARNAVAL SOLARI


* * * *
MUY BUENO



El Indio Solari, ex cantante y líder de Patricio Rey y los Rendonditos de Ricota, superó el pasado sábado 12 de abril, su propio récord de convocatoria, al reunir 170 mil personas en el hipódromo de Gualeguaychú, en su primera actuación de 2014. De este modo superó ampliamente los 120.000 que había reunido en Mendoza el año pasado. Con la capacidad hotelera desbordada, la ciudad entrerriana fue copada por los fans del Indio, quien realizó la presentación especial de su último disco solista, "Pajaritos bravos muchachitos".

El Indio Solari convocó más de 170.000 personas en el Hipódromo de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, que presenciaron la experiencia del reencuentro sobre tablas de algunos de los músicos históricos de la banda los Redonditos de Ricota, disuelta en 2001. Durante una noche fría, en la cual el barro cubría el piso del predio, un repertorio de remotas canciones comenzó con los acordes de "Nike", que sonaron distantes en el medio de una velada signada por el viento, cuyo prólogo fue la intensa misa -la previa en las calles y en las plazas- capaz de transformar la espera en carnaval con los bailes, los cantos y los asados al paso de seguidores que peregrinaron desde Tierra del Fuego hasta Salta, sin olvidar los fieles del conurbano bonaerense.

Las demoras y los cansadores rodeos para lograr ingresar al lugar de 102 hectáreas consiguieron que muchos fanáticos se perdieran el arranque del show, con fuegos artificiales y pantallas de video -muchas, pero ubicadas a una altura baja para ser vistas a la distancia- con la proyección de imágenes que acompañaban el estreno de los recientes temas del último trabajo solista de Solari junto a su banda, los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, "Pajaritos bravos muchachitos". 

La furia se desató en el hipódromo de Gualeguaychú entre el barro y el frío cuando, pasadas las 22.30, Solari y su banda denominada Los Fundamentalistas del aire acondicionado, irrumpieron en el escenario con "Nike es la cultura" del álbum "El tesoro de los inocentes".   Esta vez, la "misa ricotera" contaba con un atractivo irresistible para los fans de los Redondos: tres de los miembros de la mítica banda disuelta en 2001 subirían al escenario para interpretar el tema que grabaron para este último álbum, "La pajarita pechiblanca". Y así fue: entre temas de Patricio Rey ("Fusilados por la Cruz Roja", "Me matan Limón", "Caña seca y un membrillo", y más) y temas nuevos, Walter Sidotti, Semilla Bucciarelli y Sergio Dawi se sumaron para aquel track nuevo y dos clásicos, "Ya nadie va a escuchar tu remera" y "Nene nena". Al final, volvieron a integrarse para el pogo más grande del mundo, con "Jijiji".

A lo largo de una lista conformada por casi treinta temas, Solari hizo algunas acotaciones de tinte polítco, como cuando dijo que "la memoria sigue viva", al destacar la lucha de las Madres de Plaza de Mayo. También, nombró a los 21 desaparecidos de Gualeguaychú durante la última dictadura, a modo de homenaje.  Cuando sonaron los acordes de otro tema nuevo, "La Pajarita pechiblanca", y los históricos secuaces del Indio en Los Redondos subieron al escenario, se desató el carnaval que sorprendió a los más jóvenes que nunca habían podido darse el lujo de escucharlos en vivo. El saxofonista Sergio Dawi, el baterista Walter Sidotti y el bajista Daniel "Semilla" Bucciarelli entregaron -también- junto al cantante, la querida "Ya nadie va a escuchar tu remera" y la emoción ganó el predio. 

La oscura belleza de "Todos a los botes" y la nostalgia de "Nene-nena" se fundieron en el show del sábado como en una suerte de collage, con las palabras firmes del Indio Solari, al decir "la memoria sigue viva", en relación a la permanencia de la lucha de las Madres de Plaza de Mayo, nombrando a los 21 desaparecidos de Gualeguaychú. La emoción ganó las almas al calor de los himnos de los tiempos ricoteros, "Unos pocos peligros sensatos" y su coreado -gritado- estribillo "Golpe de suerte", sumado a la posibilidad de disfrutar de la postal de la reunión con sus secuaces ricoteros sobre el imponente escenario.

La carrera solista de Solari, ya con cuatro discos a sus espaldas, le permite sostener con solvencia un recital entero tocando exclusivamente material de los Fundamentalistas, sin embargo las joyas ricoteras no pueden faltar. Pese a ello, es notorio observar el setlist y percibir un mayor número de canciones solistas en detrimento de clásicos redonditos, entre los que notoriamente destaca en su ausencia "Juguetes Perdidos", un hit intocable que en esta ocasión faltó a la cita. No obstante y bien entrada la medianoche, dos himnos sacudieron las certezas: "Todo un palo" y "Ji ji ji", con su pogo interminable, "único en el mundo", como lo nombran quienes comulgan con esta celebración rockera, culminando una velada musical y anunciando el momento de regresar a casa, después de una larga peregrinación.

El icónico cantante, de 65 años, es acompañado por un elenco de músicos que incluye a Gaspar Benegas y Baltasar Comotto en guitarras, Marcelo Torres en bajo, Hernán Arramberri en batería, Alejo von der Pahlen y Sergio Colombo en saxo, Ervin Stutz y Miguel Ángel Tallarita en trompeta y trombón y Pablo Sbaraglia en teclados. En sus diez años de carrera solista, el Indio registró "El tesoro de los inocentes, de 2004; "Porco Rex", de 2007; y "El perfume de la tempestad", de 2010, y cada una de sus presentaciones es una fiesta multitudinaria como la de septiembre de 2013 que congregó a más de 120.000 personas en Mendoza.

Tras la separación de Los Redondos, en 2001, Solari se propuso continuar a su modo con las celebraciones de las misas ricoteras, que nuclean a seguidores en distintas ciudades del interior para recitales multitudinarios.
El recital de anoche es el hito mayor de esa secuencia que se repite de forma tribal año a año, sin importar la geografía de la misma, ni las condiciones climáticas que tengan que atravesar su legión de fans, quienes ya forman parte de un fenómeno sin precedentes dentro del rock nacional y que excenden el marco propiamente dicho de la música, para formar parte de debates socio culturales acerca del misticismo que rodea a la figura del Indio y el fervor que sus seguidores le profesan. Incluso en estos tiempos donde el mito de la Misa y sus rituales que anteceden y preceden cada presentación de Solari, parece haber superado a la mismísima música, mera excusa que representa cada multitudinaria presentación.

Una complicidad entre banda y público que se consolidó como un ritual inquebrantable, entre marginados del sistema y sus maquinarias durante la década del '90 hasta conseguir una masividad sin precedentes en el marco local, cimentó una relación que continúa vigente hasta hoy. Quizás sea la clave para entender el secreto que encierra este impar fenómeno, cuyo eje radica en la comunión apasionada entre el público ricotero y su críptico ícono dse rock


Setlist:
  

       Nike es la cultura
       Chau mohicano
       A los pájaros que cantan sobre las selvas de internet
        Fusilados por la Cruz Roja
       Me matan Limón!
       Unos pocos peligros sensatos
        Y mientras tanto el sol se muere...
       Habia una vez...
       Martinis y tafiroles
       Black Russian
       Todos a los botes!
       Beemedobleve
       A la luz de la luna
       Caña seca y un membrillo
       El infierno está encantador esta noche
       Sopa de lágrimas -para el Pibe Delete-
       Vino Mariani
       Blues de la libertad (c/ Débora Dixon)
       La pajarita pechiblanca (c/ Walter Sidotti, Semilla Vucciarelli y Sergio Dawi)
       Ya nadie va a escuchar tu remera (c/ Walter Sidotti, Semilla Vucciarelli y Sergio Dawi)
       Nene nena (c/ Walter Sidotti, Semilla Vucciarelli y Sergio Dawi)
Bises
        Mi caramel machiato
        Pedía siempre temas en la radio...
        To Beef or Not to Beef
        ¿Por qué será que Dios no me quiere?
        Todo un palo
        Jijiji (c/ Willie Sidotti, Semilla Bucciarelli y Sergio Dawi)



Link - "Jijiji" (transmisión de TN):