domingo, 30 de septiembre de 2012

DISCOS - TRIBUTO A SANDRO: UN DISCO DE ROCK (1999) de Varios Artistas




CANTÁNDOLE A LA LEYENDA


* * * * 
MUY BUENO


Género: Rock
Clasificación: Disco Tributo
Duración: 48 min.
Discográfica: Editorial Reviews

Sinopsis:

El rock argentino moderno debe mucho a Sandro. Imposible resulta olvidar su participación en el disco a duo de Pedro Aznar y Charly García "Tango 4" (1991) donde grabó junto a ellos una revisión de "Rompan Todo", de The Shakers. Andrés Calamaro también le rindió tributo en su quíntuple álbum "El Salmon" (2000), versionando a Sandro en la inigualable, desgarradora y melancólica "Así".

Pero quizás la demostración mas contundente del rock nacional hacia Sandro haya llegado de la mano de un disco homenaje al pionero del rock producido por varios artistas, titulado Tributo a "Sandro, un disco de Rock", reconocimiento cúlmine al gran cantante, showman e intérprete. Repasando con respeto, originalidad y acierto varios de los clásicos del repertorio de Sandro a lo largo de su carrera, con un estilo renovado y moderno.  

Tributo a Sandro: Un disco de rock rinde una asignatura pendiente del rock local: el homenaje al pionero. Y lo hace con versiones de distintos solistas y grupos (locales o latinos) en un interesante abanico de temas que escribió Sandro en distintos momentos de su carrera, de lo más clasicista a lo más moderno. Un imprescindible homenaje.

Lista de Temas:

01-Divididos - Tengo
02-Los Fabulosos Cadillacs - Porque yo amo
03-Los Caballeros de la Quema - Rosa. Rosa
04-Bersuit Vergarabat - Una muchacha y una guitarra
05-Attaque 77 - Dame el fuego de tu amor
06-Leon Gieco - Si yo fuera un carpintero
07-Erica Garcia - Quiero llenarme de ti
08-Los Visitantes - Trigal
09-Aterciopelados - Penas
10-Virus - Atmosfera pesada
11-Molotov - Mi amigo el Puma
12-Javiera & los Imposibles - Asi
13-Bel Mondo - Penumbras
 

ESPECIALES - LA CUEVA, capítulo I (Buenos Aires, 1965)




CUNA DE REBELDES (I)



Corrían los primeros años de la década del '60. En Buenos Aires, todos los músicos estaban copados por el jazz de post guerra. Entonces es donde se empieza a imitar en nuestro país, la moda de los boliches de jazz. Cáceres, un trompetista, decide poner un boliche de este tipo y alquila un pequeño local en Pueyrredón 1723. El sitio se llama " La cueva de Pasrotus". Se arman las primeras zapadas con músicos de jazz. Roberto Rosado, dueño del local, ve el posible negocio y pasa a encargarse del manejo del mismo. Para ello pone a Bravo (admisnistrador del local) y Bianco (mozo). La Cueva (comienza a llamarse así) entra en auge. Rosado intenta poner músicos estables, pero nunca se sabía quienes eran los músicos estables, porque siempre eran distintos.

Zaguri, Moris, Martínez y Miguel Abuelo


"Muchachos, hay un lugar para copar!" Pajarito Zaguri entró a los gritos en la sala de Callao 11 donde Sandro estaba ensayando con sus Black Combo. Era otoño de 1965. Y el lugar que decía Pajarito quedaba en Puyrredón 1723, casi esquina Juncal.







Sandro alquiló en 1966, junto con otros rockeros argentinos, el mítico local La Cueva, en la calle Pueyrredón 1723 de Buenos Aires, para formar un centro de reunión y difusión del género popular. La Cueva contrató a Litto Nebbia y Los Gatos como banda permanente del local, banda que poco después (1967) grabaría junto a Tanguito el himno fundacional "La Balsa", dando origen definitivo al rock nacional argentino.


 

 

Sandro y Billy Bond comienzan a frecuentar la Cueva, justo en un momento que el negocio empieza a declinar. Entonces a Bond se le ocurre volver a poner música en el lugar pero orientada al rock and roll. Habla con Bravo y le propone (luego de un parate de seis meses en que no tocó nadie) regentear el negocio. Ponen a tocar al conjunto Las Sombras del cual Billy Bond era el cantante. Sandro tambien se muestra interesado por la idea y, pasando sobre Billy Bond, firma un contrato con Rosado para tocar con Sandro y los de Fuego y además rebautizan el lugar como La cueva de Sandro, sin éxito. Sandro desaparece y Bravo llama a Billy Bond para hacer todo de nuevo. Al haber música todos los días, vuelve a concurrir la gente. Allí es donde aparecen por primera vez Tango, Moris y Javier Martínez. Moris en ese entonces era un cantante amateur de bossa nova, y lo hacía muy bien. Pero La Cueva está dando sus últimos pasos. Las contínuas razzias policiales lo hacían un lugar insoportable. Litto Nebbia batió el record de detenciones: 21 en un mes. Dos años después, Rosado cierra el local e instala una casa de reparación de artefactos.




La Cueva fue, a su vez, escenario de una par de escenas de el largometraje "El perseguidor" basado en el cuento de Julio Cortázar sobre la vida, pasión y muerte del jazzista Charlie Parker. Fue protagonizada por Sergio Renán.

 


El paso del tiempo ha demolido de la memoria colectiva decenas 
de bares que ocuparon un espacio importantísimo en la historia del rock nacional. Míticos escenarios quefueron testigos de los comienzos de bandas como Sumo, Los Redondos, Soda Stereo, los Fabulosos Cadillacs y muchos otros grupos. Oscuros refugios de los que no quedan más que un puñado de recuerdosescombrados que no alcanzan para reconstruir el cuadro completo. Pero que, al menos, sirven para armar parte del rompecabezas de estas doradas cunas que abrigaron los primeros pasos de nuestro rock y que hoy son sólo fantasmas aplastados por edificios modernos.
  

Testimonios:


"Puede ser que me odien, hasta alguno puede pensar que soy un resentido, te confieso que no lo soy, pero te digo la verdad: La Cueva era una cagada y de La Perla nos sacaban a patadas por el pelo largo. La Perla del Once era una pizzería que se llenaba de estudiantes universitarios. Nosotros no cuadrábamos. La Cueva era horrrible: no tenía acústica, no tenía ventilación, el local estaba sucio y lleno de pulgas."..." Tocábamos desde las diez de la noche y hasta las cuatro de la mañana, prácticamente sin parar, por un dinero mínimo con el cual pagábamos la pensión para dormir y un café con leche. Pero al menos era un trabajo estable que nos permitía dedicarnos todo el día a ensayar y a seguir con nuestras ilusiones de armar el grupo".(Litto Nebbia)


"Cuando conocí la Cueva ya no era Jamaica sino Pasarotus (se tocaba jazz). Ahí vi por primera vez en mi vida, fumar haschis. Estoy hablando de 1964, para nosotros eso era hablar marciano, ni siquiera en chino. lo fumaban los negros que iban a tocar free, todos super locos"..."Los Shakers eran habitués. Diego, Hugo y Osvaldo Fattorusso habían inventado el jazz desde el Uruguay" (Billy Bond)

"Yo llegué a La Cueva en el 64. No recuerdo qué día pero sí seguro que fue en el 64. No recuerdo qué día pero sí seguro que fue en el 64. ahí estaba un boliche de jazz que se llamaba Pasarotus y que tiene una historia increíble. Porque vos fijate que podés unir la historia del rock naciente con una historia de jazz que en ese momento había desaparecido pero que tenía un currículum increíble. Porque allí tocó Dizzy Gillespie, ahí cantó Juliette Greco, en ese escenario chiquitito, en ese lugar inverosímil. Tenía como máximo cuatro metros de ancho por diez metros de largo. Era un corredor, una cosa exigua, una cosa de nada para un boliche. Era un lugar sin categoría porque estab fuera de toda clasificación. Y era muy surrealista...aparecían a las tres de la mañana chicas en soirée...con vestido largo, tipos con smocking y moñito, gente que venía de Mau Mau, que sé yo, de boliches del centro, súper caros, o de fiestas fastuosas. Y se venían a dar el toque bohemio a este boliche de rock"..."Me acuerdo de cuando aparecieron Los Gatos en La Cueva. Para mí eran héroes, porque si bien nosotros estábamos en un gran naufragio en la ciudad, ellos ya venían de otra, y se estaban comiendo un cable terrible, el cable eterno de la conquista llevando, no se, sólo tus sueños en la valija. Por eso fue muy importante cuando Los Gatos la pegaron. Porque nos representaban a todos nosotros. Fueron el comienzo." (Javier Martinez)

"Una noche en La Cueva, vino Litto y me dijo: "Che, loco, que te parece este tema?". Siempre hablaba así, decía loco. Y me pasó una canción apoyado en el guardarropa, con la guitarrita. Yo le dije: "Mirá, no está mal, pero no creo que funcione". Opinaba usando mi sentido comercial, claro. Lo que me había hecho escuchar era La Balsa"..."Nos metimos en La Cueva tres días seguidos para redecorar todo al estilo rock. Pusimos arpilleras, varillitas. Tambien hicimos un escenario." (Sandro)

"Después había un espacio como medio circular donde entraba la gente para ver el show. Y después el escenarito, que estaba contra la calle. Vos entrabas, girabas la cabeza a la derecha y ahí estaba el escenario. mirabas al frente y ahí estaba el público en ese sector circular que te decía. El decorado era bastante pobre, pero nosotros no íbamos a buscar un buen decorado. El decorado éramos nosotros"..."Yo nunca canté en la Cueva. Ahí se tocaba eléctrico y yo era un cantante callejero. Yo iba a buscar novias y a juntarme con amigos." (Miguel Abuelo)iy Bond comienzan a frecuentar la Cueva, justo en un momento que el negocio empieza a declinar. Entonces a Bond se le ocurre volver a poner úsica en el lugar pero orientada al rock and roll. Habla con Bravo y le propone (luego de un parate de seis meses en que no tocó nadie) regentear el negocio Ponen a tocar al conjunto Las Sombras del cual Billy Bond era el cantante. Sandro tambien se muestra interesado por la idea y, pasando sobre Billy Bond, firma un contrato con Rosado para tocar con Sandro y los de Fuego y además rebautizan el lugar como La cueva de Sandro, sin éxito. Sandro desaparece y Bravo llama a Billy Bond para hacer todo de nuevo. Al haber música todos los días, vuelve a concurrir la gente. Allí es donde aparecen por primera vez Tango, Moris y Javier Martínez. Moris en ese entonces era un cantante amateur de bossa nova, y lo hacía muy bien. Pero La Cueva está dando sus últimos pasos. Las contínuas razzias policiales lo hacían un lugar insoportable. Litto Nebbia batió el record de detenciones: 21 en un mes. Dos años después, Rosado cierra el local e instala una casa de reparación de artefactos.

FOTOGRAMAS - SANDRO Y LOS DE FUEGO (Sábados Circulares en Canal 13, 1965)

sandro_y_fuego 

Instantáneas: Nuestro Elvis, Sandro fue un pionero del rock nacional. Con Sandro y Los de Fuego fue uno de los primeros en comenzar a cantar las canciones de rock internacional en castellano, si se quiere, latinizando el género. A los primeros ídolos del rock y el blues, como Elvis Presley, Little Richard, Chuck Berry, Wilson Pickett y Bill Haley, se habían sumado artistas y bandas de rock latinas que cantaban en castellano, como Los Cinco Latinos y Luis Aguilé en la Argentina. En esa década comenzaron a llegar también las bandas de la llamada invasión británica, entre las que se destacaban Rolling Stones y The Beatles. Los de Fuego comenzaron haciendo versiones de los temas clásicos del rock anglosajón, en idioma castellano de artistas y grupos como los mencionados, sumados a Elvis PresleyJerry Lee Lewis y Paul Anka.