lunes, 3 de diciembre de 2012

ESPECIALES - HISTORIA DEL ROCK NACIONAL, parte V




 Tercera Dècada (los 80s)

DONDE ESTÀ LA LIBERTAD? - capìtulo II


 
En el '83 a la llegada de la democracia, la escena local resurgió gracias al rock pesado naciendo el metálico, como movimiento de resistencia frente al avance del pop. Al mismo tiempo que, por el triunfo de Alfonsín en las elecciones presidenciales, varios grupos rockeros fueron invitados a participar en recitales al aire libre en parques públicos. 
De la mano del viejo líder del estilo blues, resurgió el rock duro. 

Definitivamente, Pappo con su grupo Riff, el rock pesado se implantó como un metálico movimiento de resistencia del avance del pop. Pero el furor no duró mucho y para el ‘84, el heavy metal comenzaba a mostrar sus primeros signos de eclipsamiento. Sin embargo grupos como La Torre y Púrpura mantuvieron viva la llama del rock and roll.

En 1985, sale al aire la radio Rock&Pop, que es la primera en dedicarse exclusivamente al rock y acapara las audiencias. El rock nacional se corrió del centro a la periferia a fines de los ‘80 y principios de los ‘90 para luego volver a jugar un papel importante en esta sociedad. 

El new-wave y su rescate de las melodías pop y la energía del rock and roll, habían dejado secuelas en el rock argentino.
Curiosamente, los encargados de poner fin al auge protestón fueron unos undergrouns que tomaban la música de los ‘60 para reírse de todos: Los Twist. Ellos gestaron toda una época que la llamada "música divertida" coparía los oídos de los adolescentes.
Como contracara de esa propuesta, los músicos rosarinos surgidos de la sombra de Baglietto representaban la faceta "seria" de la escena. El punto de intersección de ambas propuestas era hacer arte en libertad.

 
El panorama se amplio cada vez más con el encubrimiento de nuevos nombres (Celeste Carballo, Fito Páez, Alejandro Lerner) que se sumaron a los grandes de la otra década (Charly Garcia, Luis A. Spinetta, Litto Nebbia, León Gieco, Raúl Porchetto, David Lebón,
Miguel Cantilo). 


Lentamente, el pop ganó espacio en la música de rock, y los grupos "modernos" fueron venciendo la resistencia del publico. Los Twist, Virus, Los Abuelos... conformaron la punta del iceberg del rock "moderno". Si bien no estaba Serú Giran para liderar el panorama, la carrera solista de Charly García sirvió de
parámetro para medir las nuevas tendencias. 


El grupo Virus, liderado por Federico Moura, tocaba New-Wave que todavía no era muy valorizado por los músicos. Tuvieron que vivir eso en carne propia cuando se presentaron en "Prima Rock" en Ezeiza para mostrar en sociedad su gran trabajo " Wadu-Wadu" y los bombardearon con proyectiles. En marzo de ese año Serú Giran se separa porque Pedro Aznar decide continuar sus estudios en Berklee. Otros grupo que destacaban en la escena del momento era Alejandro Lerner.
 
Miguel Mateos y Zas pudieron diferenciarse del resto con su segundo disco Huevos, y el tercero, Tengo que parar. Cuatro muchachas ( Díaz, Epumer, Sinessi y Ruffianatti) conformaban Viudas e Hijas de Roque Enroll, una idea comercial que funcionó mejor de lo que se esperaba. A tono con la imàgen estètica de la època, Soda Stereo grababa su segundo disco, Nada Personal, que iniciaba una escalada en el gusto popular. Además de Patricio Rey y Sumo eran la sensación más fuerte del underground.

 
Después de 1981, en tiempos de severa represión hacia el movimiento del rock, muchos músicos regresaron al país. Por otro lado, es importante que destaquemos que 1982 y la guerra de Malvinas marcaron la historia del rock. Se censuraron las canciones en inglés abriéndoles las puertas a músicos del interior del país, esto hizo que aparecieran programas televisivos dedicados al rock nacional, se organizo el festival de la solidaridad latinoamericana cuya organización contó con el apoyo de autoridades nacionales.


También a mediados de los ochenta, se comienza a gestar en el under porteño un caldo rockero y místico, una densa capa de rock barrial, que importa ritmos y melodías Europeas, que se carga de política y doble sentido y que se lo cubre de un velo claroscuro. Así explotan grupos como “Virus” de los hermanos Moura, “Los Twist” de Pipi Cipolatti, “Viudas e hijas” de María Gabriela Epumer, entre otros. Esta movida nueva y moderna es llevada al estrellato y a la masificación absoluta por “Soda Stereo”, quienes revolucionaron el Rock Nacional y lo hicieron expandirse por Sudamérica, porque formaron una estética audio visual y una conducta rockera.

El público en general se vuelca hacia el “Pop”, pero los rockeros de antaño se refugian en estas bandas. A mediados de los ochenta se popularizan “Los abuelos de la nada”, dándole una nueva cara al rock de la época, que venía siendo serio y solemne, crítico y mordaz. Por ese motivo le adjudico una “segunda etapa”. Ahora el rock se podía bailar y sonaba mucho más agradable a los oídos, se había modernizado e incluía nuevos instrumentos y acordes, básicamente se transforma en un rock más “popero”, en concordancia con el mundo.


La movida es comandada por Luca Prodan con “Sumo”, mientras que “Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota” sentaban bases y echaban raíces con un público que años más tarde sería el más fiel y fanático de la historia del Rock Nacional. Patricio Rey  hicieron brillantes recitales a partir del repertorio de su primer disco, Gulp!.

A fines de los ochenta, con la muerte de Luca y la separación de “Sumo”, toda esta movida queda en manos de “Los Redondos” principalmente y de “Divididos” y “Las Pelotas”, las dos bandas que se generaron luego de que finiquitara “Sumo”. Luca Prodan y el resto de los de Sumo parecían marcianos que habían aterrizado en Buenos Aires. Sin embargo el grupo de 1985 fue Zas, cuyo disco Rockas Vivas fue el éxito del momento. 

Dentro de la escena under, Los Violadores comenzaron como un irreductible grupo de Punk. Por su lado los Fabulosos Cadillacs, un grupo multitudinario, desafinado y ruidoso proclamó la llega del Ská.  En 1987 Soda y Sumo eran los grupos que más progreso evidenciaron. Sus discos Signos y Llegando los Monos, respectivamente, fueron muy vendidos. Al mismo tiempo, Soda comenzó a exportar su música y Sumo llegó a Obras.
 
Para la misma época se fortalecen grandes solistas del Rock Nacional, como Andrés Calamaro (que venía de Los Abuelos de la Nada), Fito Páez (que era tecladista de Baglietto), Miguel Mateos, Spinetta y Pappo. La movida heavy depara en “V8” y luego en “Hermética”, el grupo de Ricardo Iorio.
Mientras tanto, Charly y Aznar graban juntos Tango 4 y Spinetta grabó junto a Fito Páez La,la,la. El rosario pasaba por un excepcional momento compositivo, habiendo ya registrado Giros.

Lo que se observa claramente en esta segunda década es que el rock contó con tantos anticuerpos necesarios para atravesar una crisis profunda, que después llevó a una etapa de crecimiento ordenado, para pasar, por causa de la guerra de Malvinas, a una popularidad masiva. Las ediciones discográficas y la cantidad de conciertos creció enormemente. Pero el mercado permaneció estático por la crisis económica que la democracia no pudo resolver.

Contrariamente a lo que muchos pensaban, la llegada de la democracia tras los oscuros días de régimen militar mermó la popularidad del rock. La intensa difusión lograda en la época de Malvinas sirvió para ensanchar el margen de edad de los consumidores del género.

ESPECIALES - HISTORIA DEL ROCK NACIONAL, parte IV



Tercera Década (los 80s):
DONDE ESTÀ LA LIBERTAD? - capìtulo I






La dècada de los '80 se inició dentro del periodo histórico conocido como la "Gran Crisis", que coincidió con los peores años de la dictadura militar, y con la desaparición de los grupos más importantes. El rock había ganado terreno en los medios de comunicación, pero seguía habiendo escollos insalvables. Revistas como "Expreso imaginario", "Estornudo", "Algún Día" y "Roll", en distintos momentos y con distintos logros, sirvieron para apuntalar la difusión del movimiento, algo en lo cual colaboraron infinidad de revistas subterráneas.

El 11 de noviembre de 1977, Charly hace un recital como despedida que se llamó "Festival del amor". Allí volvería a juntarse Sui Generis de manera informal, La Máquina tocaría por última vez y estarían presentes todos sus amigos. Algo así como la primera formación de Serú Giran.
 

Las figuras principales buscaban su lugar dentro de la escena, establecièndose entre los coletazos de la dictadura: Luis Alberto Spinetta, Litto Nebbia, Rodolfo Mederos y domingo Cura participaron de un espectáculo llamado "Encuentro". En 1978 vuelve a la carga Pappo’s Blues. A León Gieco, con El fantasma de Canterville, y Nito Mestre y los desconocidos de siempre, con su primer álbum, les fue muy bien.
 
Ricardo Sóule abandonaba Vox Dei y Litto Nebbia preparaba el equipaje para radicarse en México por algunos años. El exilio también alcanzó a algunos integrantes de Crucis y posteriormente a León Gieco. Cuando la fiebre del fútbol mundial taponaba cualquier intento musical, un nuevo fenómeno daba sus primeros pasos coincidiendo con una supuesta muerte del rock propagada por cierta prensa: Serú Giran.


Podemos afirmar que en este período, el rock vive un resurgimiento. En el '78, los medios de comunicación habìan difundido que el rock está “muerto”. A contramano del silencio y la censura Serú Girán rescató la energía, el encanto de la canción, la participación del público en los recitales y el rock recuperó gran parte de su mìstica. 
 
Estos últimos fueron fundamentales en la nueva tendencia que se impondría poco tiempo después : la canción contestataria.
Ya comenzaban a aparecer los nombres que marcarían los años ‘80. Por un lado Pappo despedía a Pappo’s Blues y presentaría en sociedad Riff. Por el otro, se formaban bandas como dulces 16 y Virus, que comienzan a remar desde La Plata, lugar que albergaba a Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Manal se volvió a juntar. 
Mismo camino tomò Almendra, cuya reunión contribuyó al replanteo de las estructuras musicales.
 
Serú Giran hace un recital gratuito en La Rural al que acuden 60.000 personas. Raúl porchetto alcanza un pico de popularidad con Metegol, al igual que La Banda, grupo de Rúben Rada.
La peor represión de la dictadura militar había pasado en 1981, y muchos músicos regresan al país, par júbilo de sus fans. Ellos fueron Litto Nebbia, Miguel Cantilo, Piero y Moris. No pocos se percataron del regreso de Miguel Abuelo, que primero conformó un trío y luego aumentó su banda hasta formar lo que serían los Abuelos de la Nada.


En 1982 dos hechos marcaban la historia del rock en Argentina. Por un lado, la Guerra de las Malvinas provocó la inmediata censura de la música en inglés y entonces el rock argentino logró el espacio que reclamaba y merecía desde hacía ya muchos años.
Juan Carlos Baglietto fue la sorpresa de 1982, abriéndoles las puertas a músicos del interior postergados hasta el momento por el pulpo porteño. El rosarino y su banda -en la que estaban Fito Paez, Silvina Garré y Rúben goldín - bajaron a Bs. As. Y grabaron
Tiempos Difíciles, un disco que lo pondría en boca de todos.

 
El famoso y polémico Festival de la Solidaridad Latinoamericana confirmó el alcance masivo del rock argentino y sus artistas. La admisión sólo requería de la donación de ropa de abrigo. Los músicos preferían la paz que la guerra y su intención era solidarizarse con los soldados que sufrían en Malvinas.
Para muchos, se trato de una manifestación de la integración del rock a la cultura oficial, y de su perdida del carácter contestatario y transgresor de los primeros años. A partir de entonces el rock dejo de ser marginado, para pasar a la masividad. El festival de la solidaridad latinoamericana también se plantea como una contradicción porque los músicos decían estar a favor de la paz y no de la guerra, y la intención del festival era solidarizarse con los soldados de Malvinas. 
 
Pero los músicos de rock - perseguidos, censurados, reprimidos, golpeados y temidos por la dictadura militar- comenzaban a apuntar sus artillerías hacia nuevos horizontes musicales.
En su gran mayoría y sobre todo los creadores rockeros se orientaron hacia un nuevo lenguaje musical, que estaba cambiando el nuevo panorama internacional.


La guerra de Malvinas trajo consigo la prohibición de la difusión de la música en inglés, por lo que proliferaron las bandas nacionales y fueron emitidas por todas las radios del país. En esta época es donde nuevamente Charly García nos deslumbra, con el magnífico grupo “Serú Giran”, junto a David Lebón, Pedro Aznar y Oscar Moro, cuatro inmensas potencias musicales. 
 
La apertura política decretada por el Proceso significó el momento de auge de la canción contestataria. Y era lógico. El gobierno de facto había silenciado muchos sentimientos y la gente estaba ávida de escuchar y los músicos ávidos de escuchar verdades. Serú Giran cambió las cosas, rescató la energía, el encanto de la canción, el fiel reflejo de una realidad agobiante, y la participación del público en los recitales.

sábado, 1 de diciembre de 2012

SHOWS - JIMI HENDRIX (Open Air Festival - Insel Fehmarn, 1970)




EL ÙLTIMO CONCIERTO

* * * *
MUY BUENO



El 6 de septiembre de 1970, la segunda formación de The Jimi Hendrix Experience se presentó en el festival Open Air Love + Peace en la isla de Fehmarn en Alemania. Acompañado por Billy Cox en bajo y Mitch Mitchell en batería, Hendrix tocó apenas 13 temas, entre ellos, clásicos como: “Foxy Lady”, “Hey Joe” y “Voodoo Child”.

El grupo venía de una gira de seis presentaciones, que incluyó la visita a la Isla Wight el 30 de agosto y Berlín el 4 de septiembre. En principio, iban a tocar el 5 de septiembre, pero debido a fuertes tormentas en la región, su función se atrasó un día.
El legendario violero solía incendiar su Fender Stratocaster en pleno concierto, o enfervorizar a su fiel público tocando un solo con los dientes, patentando dicha movida con mucha actitud rocker. Impensado era entonces que aquella sería la última imagen de Hendrix sobre un escenario, el riff final de una trayectoria fugaz y prolífica

Luego de 35 años de aquel mítico show, Daga Records publicó en formato de CD este recital. Se lo puede encontrar bajo el nombre de The Jimi Hendrix Experience: Live At The Isle Of Fehmarn. Remasterizado de una copia registrada por un productor quien, sin el consentimiento de Hendrix, grabó toda la presentación.

Tan sólo una semana después, el 18 de septiembre de ese mismo año, el fenomenal Jimi que conquistara Woodstock '69 fue encontrado muerto en su departamento de Londres. El fatídico club de los 27 la daba una trágica bienvenida a un miembro más; un músico que se vislumbraba sin techo artístico. El resto forma parte del mito y la leyenda eternamente vivo del gran guitar hero de todos los tiempos.

 
Lista de temas:

“Killing Floor”
“Spanish Castle Magic”
“All Along the Watchtower”
“Hey Joe”
“Hey Baby (New Rising Sun)”
“Message to Love”
“Foxy Lady”
“Red House”
“Ezy Ryder”
“Freedom”
“Room Full of Mirrors”
“Purple Haze”
“Voodoo Child (Slight Return)”


Audio remasterizado - Red House: