martes, 5 de noviembre de 2013

CANCIONES - "HEY JUDE" (Sencillo, 1968) de The Beatles // Parte II





LA HISTORIA DETRÀS:

UNA CANCIÒN DENTRO DE UNA CANCIÒN




«Hey Jude» fue lanzada en agosto de 1968 como primer sencillo del sello discográfico de la formación, Apple Records. Acreditada a Lennon/McCartney, el tema es una balada que evolucionó a partir de «Hey Jules», canción que Paul escribió para consolar a Julian, el hijo de John Lennon, después del divorcio de sus padres. La canción arranca con una estructura de verso-puente basada en la interpretación vocal y el acompañamiento al piano de McCartney, a los cuales, según progresa la canción, se van añadiendo detalles complementarios que distinguen sus distintas secciones. Después de la cuarta estrofa, cambia a un final o coda que se desarrolla durante más de cuatro minutos, hasta apagarse progresivamente.

Con más de siete minutos de duración, fue en su tiempo la canción más larga de la historia en ocupar el Top 10 de las listas británicas de sencillos. También pasó nueve semanas como n.° 1 en Estados Unidos —el tiempo más largo que ha permanecido una canción de The Beatles en la parte superior de las listas estadounidenses—. El sencillo ha vendido aproximadamente ocho millones de copias y frecuentemente se incluye en las listas de las mejores canciones de todos los tiempos.

Mientras que «Hey Jude» estaba pensada para Julian Lennon, el crítico Mark Hertsgaard dijo que «mucha de la letra de la canción parece tratar más sobre un hombre adulto al borde de un poderoso nuevo amor, especialmente las frases 'ya la has encontrado, ahora vé y cógela' y 'estás esperando para actuar con alguien'». Tim Riley escribió, «Si la canción es sobre valorarse y consolarse de cara a las penurias, la interpretación vocal expresa mucho de eso. Comienza cantando para consolar a otra persona, encontrándose sopesando sus propios sentimientos en el proceso, y finalmente, en los estribillos repite su propia aprobación, llegando a creer en sí mismo».

The Beatles grabaron en los EMI Studios veinticinco tomas de «Hey Jude» en las noches del 29 y 30 de julio de 1968. Sin embargo, éstas fueron en su mayoría ensayos, al tener previsto que grabaran la toma principal en los Trident Studios para así poder utilizar su equipo de grabación de ocho pistas (en ese entonces, los EMI Studios aún estaban limitados a uno de cuatro pistas). Un ensayo del 29 de julio está disponible en el CD de Anthology 3. La pista de ritmo maestra fue grabada el 31 de julio en Trident. Se grabaron cuatro tomas, de las que fue seleccionada la primera. 

La canción se completó el 1 de agosto con doblajes adicionales incluyendo orquesta de 36 piezas para la larga coda de la canción, dirigida por George Martin. La orquesta constó de diez violines, tres violas, tres violonchelos, dos flautas, un contrafagot, un fagot, dos clarinetes, un clarinete contrabajo, cuatro trompetas, cuatro trombones, dos trompas, percusión, cuerda y dos bajos. Mientras se grababan los coros, The Beatles preguntaron a los miembros de la orquesta que si podrían dar aplausos y cantar el estribillo mientras la coda de la canción seguía.

George Harrison y McCartney tuvieron un desacuerdo sobre la canción; según McCartney, durante el ensayo Harrison tocaba una respuesta a cada línea de la parte vocal. Esto no concordaba con la idea del arreglo de la canción hecha por McCartney, por lo que lo vetó. Al respetco, Ron Richards, quien trabajó para George Martin tanto en Parlophone como en los estudios de grabación de AIR, y quien descubrió a The Hollies, estuvo presente en muchas sesiones de grabación de The Beatles. Dijo que McCartney era «ajeno a cualquier sentimiento de cualquiera en el estudio» y que estaba realmente decidido a hacer la mejor grabación posible, a casi cualquier precio.

El sencillo de «Hey Jude» fue publicado el 26 de agosto de 1968 en Estados Unidos y el 30 de agosto en el Reino Unido, junto con «Revolution» en el lado B y en formato de 7". La canción se convirtió en el lanzamiento debut del sello discográfico de The Beatles, Apple Records; en Estados Unidos fue además la primera canción de The Beatles en ser publicada en una cubierta de papel en lugar de una cubierta con imagen. A pesar de que «Hey Jude» fue grabada durante las sesiones de grabación del álbum The Beatles, también conocido como El álbum blanco, se hizo siempre con la idea que fuese un sencillo y nunca como parte de un álbum. Lennon quería que «Revolution» estuviera en el lado A, pero los otros Beatles no estuvieron de acuerdo. En su entrevista de 1970 con la revista Rolling Stone mencionó que «Hey Jude» era digna de estar en el lado A, «pero pudimos haberla tenido en cualquiera de los dos».

«Hey Jude» apareció por primera vez en la lista británica de sencillos el 7 de septiembre de 1968 (quedando en ella 16 semanas), y llegando al primer puesto una semana después. Sólo estuvo listada dos semanas en la cima hasta que fue superada por otro lanzamiento de Apple, «Those Were the Days» de Mary Hopkin. Además, obtuvo una certificación de oro por la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos el 13 de septiembre; esa misma semana, NME reportó que ya se habían vendido dos millones de copias del sencillo. 

La canción entró en las listas estadounidenses el 14 de septiembre de 1968, donde permaneció las siguientes 19 semanas. Dos semanas después, «Hey Jude» entró en el n.° 1 en las listas, y mantuvo esa posición las siguientes ocho semanas, durante un total de nueves semanas,marcando un récord en Estados Unidos como la canción de The Beatles que más tiempo había durado en el primer puesto de las listas de dicho país, así como la canción de más larga duración en llegar al n.° 1.

Algunas emisoras de radio estadounidenses se negaron a radiar una canción que fuera más larga de lo normal, es decir, tres minutos y medio, por lo que Capitol Records realizó una versión más corta de la canción, pensada específicamente para las radios. «Hey Jude» tiene una duración de siete minutos y once segundos. La única canción en estar en la cima de una lista mundial en los años 1960 y que fuera superior a los siete minutos era la canción de Richard Harris «MacArthur Park». En el Reino Unido, donde «MacArthur Park» no llegó a entrar en la parte alta de las listas, «Hey Jude» se mantuvo como la canción más larga en llegar al n.º 1 durante casi un cuarto de siglo, hasta que en 1993 fue superada por la canción de Meat Loaf «I'd Do Anything for Love (But I Won't Do That)», cuya duración es de siete minutos con 58 segundos.

El 30 de noviembre de 1968 NME reportó que las ventas habían alcanzado casi seis millones de copias mundialmente. «Hey Jude» se convirtió en el lanzamiento debut que más ventas había recaudado para un sello discográfico en la historia, vendiendo aproximadamente ocho millones de copias en todo el mundo y llegando al primer puesto de las listas de once países. A la fecha, sigue siendo el lanzamiento más exitoso a nivel comercial de The Beatles. Por otra parte, «Hey Jude» se convirtió en la canción que ocupó el primer puesto de Billboard Hot 100 de 1968. Si bien el disco logró certificarse oro el día anterior a su ingreso en las listas de Estados Unidos, tardó casi treinta años en ser certificado platino, el 17 de febrero de 1999. Desde entonces, el sencillo ha sido certificado hasta cuatro veces platino (por sus cuatro millones de copias distribuidas) en territorio estadounidense.

En el momento del lanzamiento de la canción «Hey Jude», la revista Time la contrastó con su lado B «Revolution», comentando: «El otro lado del nuevo disco incita activismo de otro tipo» mientras McCartney «cantando alegremente apoya a un amigo a superar sus temores y de esa manera comprometerse al amor». El analista musical Alan Pollack elogió «Hey Jude» diciendo «es tan buen ejemplo de dos lecciones compuestas: cómo llenar un lienzo con medios simples, y cómo usar diversos elementos como la armonía, el contrabajo, y orquestación para expresar formas y contrastes». También dijo que es inusual para una canción larga, ya que «utiliza un formato binario que combina una canción tipo himno totalmente desarrollada junto a una extensa jam tipo mantra en una simple progresión de acordes». Pollack describió la larga coda y el fade-out como «un efecto sorprendentemente trascendental», mientras que Richie Unterberger observó que «lo que pudo haber sido fácilmente aburrido es, en cambio, hipnótico».

«Hey Jude» fue nominada a los Premios Grammy de 1969 en las categorías de «Grabación del Año», «Canción del Año» y «Mejor Interpretación Pop por un Dúo o Grupo con Vocales», pero no ganó en ninguna de ellas. Ganó el Premio Ivor Novello por «Lado A Con las Más Altas Ventas». En la encuesta de los lectores de NME de 1968, fue votada la mejor canción del año. En 2001, fue admitida en el Salón de la Fama Grammy de la Academia Nacional de Artes y Ciencias. En 2004, ocupó el número ocho en la lista de la revista Rolling Stone de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. También llegó al tercer lugar de la lista de las 100 mejores canciones de Channel 4.Finalmente, el Amusement & Music Operators Association colocó a «Hey Jude» en el undécimo lugar de los mejores sencillos de gramola de todos los tiempos

The Beatles contrataron a Michael Lindsay-Hogg para rodar el video promocional de «Hey Jude» (quien previamente había dirigido un video 'promo' para «Paperback Writer»), y acordaron filmar con un público en vivo, aunque controlado. Hogg rodó el video en Twickenham Film Studios el 4 de septiembre de 1968, con el propio McCartney diseñando el set. Tony Bramwell, un amigo de The Beatles, describió después el set como «el piano, ahí; batería ahí; y la orquesta en dos niveles hasta atrás». El evento es también memorable ya que marcó el regreso de Ringo Starr al grupo después de un descanso de dos semanas, durante el cual había anunciado su salida de la banda. 

El vídeo final es una combinación de varias y diferentes tomas, e incluye «introducciones» filmadas de la canción por David Frost (quien presentó a The Beatles como «la mejor orquesta de sala de té del mundo») y Sir Cliff Richard, para sus respectivos programas de televisión. Mientras el rodaje avanzaba, Lennon preguntó repetidamente a Lindsay-Hogg si ya tenía el material que necesitaba. Después de doce tomas, McCartney dijo: «Me parece que ya es suficiente» y la filmación concluyó. El video se transmitió por primera vez en el Reino Unido el 8 de septiembre de 1968 y posteriormente en Estados Unidos en el programa televisivo de The Smothers Brothers Comedy Hour el 6 de octubre del mismo año. El vídeo de la actuación puede verse en el DVD de Anthology.

En 2002, la letra original hecha a mano de la canción casi fue subastada en la casa de subastas Christie's de Londres. Se esperaba que la hoja de papel con las letras garabateadas alcanzara las 80.000 libras esterlinas en la subasta, cuya fecha estaba prevista para el 30 de abril de 2002. McCartney fue a la corte para detener la subasta, alegando que el documento había desaparecido de su casa en el oeste de Londres. Richard Morgan, el representante de Christie's, dijo que McCartney nunca había proporcionado ninguna evidencia de que hubiese poseído alguna vez dicha pieza de papel. 

La corte falló a favor de McCartney y además prohibió la venta de la letra de la canción. La letra había sido enviada a la subasta de Christie's por el francés Florrent Tessier, quien dijo que consiguió el pedazo de papel en un puesto del mercado de una calle en Londres por diez libras esterlinas en la década de 1970. En el catálago original de la subasta, Julian Lennon escribió: «Es muy extraño pensar que alguien ha escrito una canción sobre ti. Eso sigue conmoviéndome»


Tapas alternativas del Single:








 


Clip - versión de "Anthology" más video promocional:


lunes, 4 de noviembre de 2013

CANCIONES - HEY JUDE (Sencillo, 1968) de The Beatles // Parte I






CANCIÒN PARA LOS DÌAS DE LA VIDA




* * * * *
EXCELENTE




Ficha del tema:

Escrita por: Paul McCartney 
Grabada: Julio 31, 1968; Agusto 1, 1968 (Trident Studios, Londres)
Mezclada: Agosto de 1968
Duración: 7:11

Lanzamiento: Agosto 26, 1968 (EEUU), Agosto 30, 1968 (GB).
Mejor posición en los charts: EEUU: 1 (nueve semanas desde Septiembre 14 de 1968); GB: 1 (dos semanas desde Septiembre de 1968)


Musicos

John Lennon: voces y armonías, guitarra rítmica (Gibson "Super Jumbo" J-200)
Paul McCartney: voces, bajo (Fender Bass VI), piano (C. Bechstein)
George Harrison: voces y armonías, guitarra principal (Sonic Blue Fender Stratocaster)
Ringo Starr: batería (Ludwig).
Bobby Kok: chelo.
Bill Jackman: flauta.
Orquesta: violines (10), trompetas (4), trombones (4), violas (3), chelos (3), contrabajos (2), flautas (2), clarinetes (2), tubas (2).


Reseña:

Cuando John Lennon se divorció de Cynthia Powell para casarse con Yoko Ono, Su hijo Julian se sentía triste y por eso Paul McCartney le escribió la canción para consolarlo. Mucha gente pensaba que en esta canción Paul Mc Cartney le estaba diciendo "Oye Judas" a John Lennon por dejar a su esposa para irse con Yoko Ono, pero esto no era así. 

Como curisoidad, vale agregar que en un principio la canción iba a llamarse "Hey Julian" o "Hey Jules", pero como no sonaba musicalmente, le colocaron "Hey Jude", que encajó perfectamente. Paul Mc Cartney cuenta al respecto: "Comencé con la idea de 'Hey Jules', comenzando con: Julian, don't make it bad, take a sad song and make it better Sabía que no iba a ser fácil para el. Siempre me sentí triste por los niños en los divorcios... Tuve la idea de la canción en ese tiempo y decidí hacerla. Lo cambié a 'Jude' porque pense que sonaba mejor."

Julian Lennon Cynthia Powell recuerda: "Estaba totalmente sorprendida cuando una tarde, Paul llegó a nuestra casa. Estaba conmovida por su obvia preocupación por nuestro bienestar... En el camino hacia acá compuso 'Hey Jude' en el auto. Nunca olvidaré el detalle de Paul de preocuparse en venir a vernos." Veinticinco años después Julian Lennon descubrió que la canción fue escrita para él.

Cuando Paul presentó la canción a la banda, John inmediatamente dijo que era lo mejor que había escrito, y luchó para que fuera el lado A del próximo simple, relegando a "Revolution" al lado B. Aunque Paul tenía ciertas dudas sobre la letra, John fué quien impulsó que quedara tal cual fué escrita.

Durante la grabación, Paul y George se involucraron en una discusión por los arreglos: George quería agregar eco a de cada una de las líneas de Paul con su guitarra como acompañamiento, tal como John lo habia hecho en el ensayo. Paul no coincidió con esto y asi lo hizo saber a Harrison, quedando la cancion tal como Paul la habia pensado.


La canción arranca con una estructura de verso-puente basada en la interpretación vocal y el acompañamiento al piano de McCartney, a los cuales, según progresa la canción, se van añadiendo detalles complementarios que distinguen sus distintas secciones. Después de la cuarta estrofa, cambia a un final o coda que se desarrolla durante más de cuatro minutos, hasta apagarse progresivamente.

«Hey Jude» empieza con McCartney cantando la voz principal y tocando el piano. Los patrones que desempeña McCartney están basados en tres acordes: Fa, Do y Si♭(I, V y IV); en la segunda estrofa se añade el acompañamiento de la guitarra y la pandereta. La progresión de acordes principal está «volteada de cabeza» para la coda al igual que el acorde de Do es sustituido por el de Mi♭.

El escritor Tim Riley comentó: «Cuando Ringo ejecuta golpes comedidos de timbal y un relleno de címbalos, el piano baja para añadir una séptima bemol al acorde de tónica, haciendo el compás del puente el punto de llegada ('And any time you feel the pain')». Al final de cada puente, McCartney canta una breve frase («Na-na-na na ...») y toca un relleno de piano para comenzar la siguiente estrofa; la frase que canta McCartney sirve para «reorientar la armonía de la estrofa mientras la representación del piano se voltea para convertirse en una pieza vocal». Detalles adicionales, como la pandereta en la tercera estrofa y armonías delicadas que acompañan a la voz principal, son añadidos para mantener el interés del interlocutor a lo largo de esta canción de cuatro estrofas con dos puentes.

La estructura estrofa-puente de la canción dura unos tres minutos, para pasar a una coda de unos cuatro minutos. Durante la coda, el resto de la banda, apoyada por una orquesta que proporciona también unos coros, repiten la frase «Na-na-na na» seguida de «Hey Jude» hasta que la canción finalmente funde el volumen. La revista Time describió la coda como «un fundido que parodia agradablemente los fundidos utilizados como truco para terminar las grabaciones de pop».

Riley comentó que la progresión de la coda «responde a todas las preguntas musicales que surgen al comienzo y al final de los puentes», ya que «el bemol que convierte los giros dominantes en puentes ahora tiene un acorde completo. Este estribillo de tres acordes concede a McCartney «un lecho sobre el que saltar vocalmente», mientras improvisa su interpretación vocal durante el resto de la canción. Riley concluyó su análisis diciendo que la canción «se convierte en un 'tour' por los rangos vocales de Paul: desde los atractivos tonos elegantes de la estrofa inicial, pasando por la creciente emoción de la canción en sí misma, hasta la coda final».

La orquesta reunida para "Hey Jude" incluyó dos músicos muy reconocidos: Bobby Kok, una violonchelista, que pasó a convertirse en un buen amigo de George, y que aparece en su álbum Cloud Nine, y Bill Jackman, quien había tocado barítono saxo en "Lady Madonna".
 

Hey Jude fue con sus 7:11 mins. de duración, el single mas largo editado hasta ese momento en EEUU, y es hasta ahora la cancion de más duración que haya alcanzado el puesto nro. 1 en los charts. La letra original de la cancion fue vendida en 40000 dls. en una subasta en Sotheby´s, en 1996. Poco tiempo después se supo que el comprador fué el mismo Julian Lennon.



Letra:


Hey Jude,

don't make it bad,

Take a sad song and make it better

Remember to let her into your heart

Then you can start to make it better

Hey Jude,

don't be afraid,

You were made to go out and get her

The minute you let her under your skin

The you begin to make it better

And anytime you feel the pain,

Hey Jude refrain

Don't carry the world upon your shoulders

For now you know that it's a fool who plays it cool

By marking his world a little colder

Da da da da da, da da da da

Hey Jude

don't let me down

You have found her,

now go and get her

Remember to let get into your heart

Then you can start to make it better

So let it out and let it in,

Hey Jude begin

You're waiting for someone to perform with

And don't you know that it's just you

Hey Jude,

you'll do

The movement you need is on your shoulder

Da da da da da,

da da da da

yeah

Hey Jude

Hey Jude,

don't make it bad

Take a sad song and make it better

Remember to let her under your skin

Then you can begin to make it better

better,

better,

better,

better,

better, oh

Da, da da da da da da,

da da da da, hey Jude

Da, da da da da da da,

da da da da, hey Jude

Da, da da da da da da,

da da da da, hey Jude


Clip - "Hey Jude", Paul McCartney en Glastonbury 2004:



viernes, 1 de noviembre de 2013

SHOWS - CHARLY GARCÌA PRESENTA "LÌNEAS PARALELAS, ARTIFICIO IMPOSIBLE" (23 y 30 de Septiembre de 2013, Teatro Colòn)






CHARLY Y SU ÙLTIMA OBRA MAESTRA



* * * * *
EXCELENTE



Charly, el hombre de los "artificios imposibles" siempre a la sigue aportando párrafos a la gran historia del rock nacional, desafiando las propias leyes musicales. Muestra de ello fue su última obra performática realizada nada menos que en el Teatro Colón, donde tocó junto a su banda The Prostitution y la Orquesta Kashmir, formada por dos cuartetos de cuerdas.

Intérprete, compositor y productor, García demostró desde joven que se iba a transformar en leyenda rápidamente y con cuatro dècadas de carrera a sus espaldas encontrò la forma de reinventarse. A los 12 años ya era un niño prodigio de la interpretación del piano. Su formaciòn clàsica sumado a su trayectoria en el plano del rock llegan a su punto cùlmine con su doble presentaciòn en el Teatro Colòn.

Los primeros Acordes de Dileando con un alma fueron la señal para que el histórico telón de terciopelo se corriera y dejara ver una puesta que conmovió a los más de 2.500 incondicionales de todas las edades que esperaban ansiosos ver al ídolo, junto a la banda que lo viene acompañando en esta etapa, The Prostitution, y la Orquesta Kashmir, dirigida por el compositor y arreglador Patricio Villarejo e integrada por dos cuartetos de cuerdas, comenzaba la crónica de la Télam tras el segundo de los conciertos.

Parapetado detrás de un elegante set que combinaba sus tradicionales teclados con cuatro Ipads estratégicamente ubicados arriba de cada uno, García continuó con Vía Muerta y Desarma y sangra, entre gestos de complicidad hacia el público y guiños a los integrantes de su propia banda, a quienes deja desplegar un crescendo para que progresivamente se luzcan a lo largo de todo el show.

La fiel banda de Say No More se completó con Rosario Ortega (que fue observada desde la quinta fila por papá Palito), el baterista Toño Silva, "El Zorrito" Fabián Von Quintiero, Fernando Samalea, "El negro" García López, Carlos González, Julián Gándara, Christine Brebes y Herman Singer.

Nuevamente a sala llena, entre gestos de complicidad hacia el público y guiños a los integrantes de su propia banda, a quienes deja desplegar un crescendo para que progresivamente se luzcan a lo largo de todo el show, Garcìa continuò ejecutando un impecable setlist con “El amor espera”, “Promesas sobre el bidet” y “Anhedonia”, temas que cierran el primer capítulo antes de que Charly anuncie el intervalo.

 
Cuando se prenden las luces del auditorio todo es euforia descansada e intimidada por la fastuosa arquitectura del Colòn y una ocasiòn de gala que presenta al agitador pùblico habitual de Charly bastante mas contenido de la cuenta. Entonces en un palco se divisa la ubicación de León Gieco, Juanse y Fito Páez: una nueva ovación unánime se contagia desde cada uno de los rincones.

 
A la vuelta del descanso, García irrumpe con una versión bien rockera de “Los dinosaurios”, la emotiva evocación a Mercedes Sosa en “Cuchillos”, y otro de los picos más fuertes de la velada: “Eiti Leda”, con todo el teatro cantando y aplaudiendo de pie durante una ovación que dura varios minutos.

A esta altura no debería llamar la atención que esta obra maestra del rock sinfónico despierte la emoción y el aplauso de todos los presentes. Lo que impresiona, en realidad, es ver a un auditorio compuesto en su inmensa mayoría por personas que al momento de componerse esta canción aún no habían nacido, vivándola como si se tratara del tema que está de moda en Youtube.

“Vos también estabas verde”, “Fax U” y “Parte de la religión” son los clásicos reversionados sinfònicos que le ponen broche de oro de la segunda parte del espectáculo, en la que también pasan por el escenario dos talentos consagrados a los que Garcìa presenta orgulloso: Bernardo Baraj en saxo y Bernard Fowler en coros, para una inmejorable versiòn de "Happy and Real" con Charly en el piano.

Para el cierre a -literalmente- toda orquesta, una de las mejores versiones escuchadas de “Inconsciente colectivo” deja con ganas de más a todos los presentes, punto final para un corto pero contundente setlist.

Al final, el aplauso y la ovación vuelven a apoderarse de todas y cada una de las curvas del Colón, confirmando las condiciones de artista popular inoxidable, genio musical reinventado y deidad iconoclasta del rock que han hecho de García, a esta altura, un fenómeno policlasista y multigeneracional sin cuestionamientos.





Setlist:

#
Dileando con un alma (que no puedo entender)
#
No te animás a despegar
#
Desarma y sangra
#
Rejas electrificadas
#
Tango en segunda
#
El amor espera
#
No te dejes desanimar
#
Promesas sobre el bidet
#
Monóculo fantástico
#
Anhedonia
#
Reloj de plastilina
#
Constant Concept
#
Yendo de la cama al living
#
20 trajes verdes
#
Los dinosaurios
#
Cuchillos
#
Eiti Leda
#
Vos también estabas verde
#
Fax U
#
Parte de la religión
#
No me verás en el subte
#
Happy and Real  


Encore:
#
Inconsciente colectivo



Clip - "Dileando con un Alma":